Inicio » 2008 » marzo » 16

Daily Archives: Domingo, 16 marzo 2008

Dios los crió y ellos solitos se juntaron

Foto: Bernardo Pérez. ElPaís.com 
angel_acebes_esperanza_aguirre_alberto_ruiz-gallardon_eduardo_zaplana.jpg
Publicado en EL PLURAL:

 http://www2.elplural.com/andalucia/opinion/detail.php?id=18986

Autor: Ígor R. Iglesias

“Quítate tú para que me ponga yo”. Eso es lo que habría pensado Esperanza Aguirre sobre el puesto de presidente del Partido Popular. Pero llegó Rajoy y mandó parar. Lo que pasa es que lo hizo tarde. Durante los meses precedentes a las elecciones sus amigos de El Mundo, la Cope, ABC o La Razón (la prensa española es muy plural) hablaron de Gallardón como si fuera un intruso, de Esperanza como si fuera una diosa (y llevaban razón, en su comportanmiento se parece mucho a Hera, la celosa mujer de Zeus), entre otras lúcidas cuestiones que ponían los puntos sobre las íes; el problema es que se trata de íes griegas y no se puede meter por una cerradura un cartón de huevos.

Dicen que Rajoy se ha deshecho de su equipo de delanteros, cuyos balones han sido como balas en fuera de juego y sus goles con la mano de Dios, pero a mí da la sensación de que es Zaplana quien se ha retirado a tiempo antes de que llueva sobre mojado, porque irse no se ha ido a casa, sino que se sentará en su sillón de diputado y si llueven piedras caerán sobre otros.

La derecha mediática el lunes se hace del Sevilla y el martes del Betis. Primero, abogaron porque se fuera Rajoy (vaya amigos que se busca; ay, no, es el que lee el Marca y no El Mundo), luego porque continuara. Y todo, el mismo día de las elecciones y el día después (los periódicos se escriben el día antes de que se lean). Y la Cope, por su parte, con su Virgen de la Esperanza, una aguerrida deidad, cuya cofradía más numerosa la saca en procesión en Madrid, pero que en Valencia bien servería de ninot, donde, por cierto, Zaplana y Camps no se dan ni la hora.

Y Gallardón, un político moderado dentro de la derecha (¡el centro no existe!), vapuleado por los medios conservadores (ellos se llaman a sí mismos liberales; la izquierda ahora es progresista), da ahora su apoyo incondicional a quien se lo quiso quitar de enmedio porque la sombra de un cipres no permite la luz a las malas hierbas que brotan de las mismas raíces. Tuvo ambición y fracasó entonces. Ahora se une a su presidente, como buen soldado que es. Adviértase que las ofensas en su templo y el victimismo de puertas para afuera hacen que la imagen de Gallardón gane simpatías entre muchos de los mortales que no profesan fidelidad alguna hacia PP, PSOE u otro partido político. Sin embargo, Gallardón no es una voz discrepante de la política más beligerante de su partido, no se le escucha decir nada en contra de las barbaridades que dice el PP sobre terrorismo, inmigración… Y como Esperanza Aguirre piensa que sus victorias son por él y no porque la gente que vota al PP vota al PP y no a Aguirre o a Gallardón, porque entonces, ¿cómo es posible que sus adeptos no dividan sus votos a la hora de votar y abtenerse si es Esperanza la que encabeza una lista o lo hace Gallardón? Porque simplemente la gente coge la papeleta del partido. Pero ellos piensan que es, aunque no lo digan así, por su talante.

¿Qué hubiera pasado si Rajoy hubiese dimitido como presidente del PP tras las elecciones? Hubiese provocado una crisis dentro de este partido político. Si su presidencia se disuelve pasados unos meses, nadie tendrá en la cabeza las elecciones, ya que lo que se recordará será una foto de familia con dientes apretados y todos unidos y cogidos de la mano. Con algún que otro pisotón. Pero ellos, dientes, dientes (de lobo).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 760 seguidores