Inicio » Política

Category Archives: Política

Carroñero

Artículo de opinión publicado en Kaos en la Red y Contrainjerencia el miércoles 23; en El Plural, Aucaencayohueso y Lentelatinoamericano el jueves 24 de abril; y en Diario Progresista el sábado 26 de abril de 2014
Autor: Ígor R. Iglesias

aaaakaos

 

aaaacontrainjerencia

 

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

He sido invitado a participar en la Feria del Libro de Huelva. Presentaré una reimpresión de un reciente libro de poemas, cuya autoría comparto con un amigo y compañero de letras (J. F. Caballero). Fui invitado por otro compañero de letras (y ondas de radio), que tuvo a bien hacerme (hacernos) partícipe(s) de tan ilustre e importante evento en la ciudad. Sin embargo, ha sido todo un infortunio conocer que a la misma cita, en fecha diferente, también comparecerá un político metido ahora a escritor, un exconvicto encumbrado a héroe en su partido por cumplir su misión al otro lado del océano y llevar a cabo una nueva empresa apoyada por grandes grupos editoriales y empresariales.

Saber que figuro en el mismo programa de actividades que Ángel Carromero no sólo me incomoda y me disgusta, sino que me produce naúseas. No porque ambos nos encontremos en las antípodas respecto del otro en cuanto a pensamiento político, visión del mundo y acción en él. Uno puede discrepar, discutir, debatir, siempre que la razón sea el auxilio único, la poderosa arma que un hombre (ser humano: esto es, mujeres y hombres) ha de blandir. Sin embargo, este muchacho crecido, alimentado por la ubre de la calle Génova de Madrid, bramador de los toscos, burgueses e imperialistas discursos del PP, se sentará en la misma silla que nosotros, seguramente con más público, más expectación y más aplausos –orejas de burro–, y reproducirá cada una de las mentiras, viles embustes, que su insano mundo de corrupción política asquerosamente ha urdido para dar luz a una estruendosa obra bibliográfica que, con forma de libro, en realidad pertenece a la misma naturaleza de las páginas de periódico gaceteras y razoneras: la del vómito político que a todos mancha, menos al dueño de sus jugos gástricos.

Tengo una opinión sobre las acciones de Ángel Carromero y su compañero sueco en Cuba, donde entraron con un visado de turistas para emprender acciones políticas. No la oculto, no oculto mis cartas, eso se lo dejo a otros. Sus acciones me parecen repugnantes, a la luz de la historia, la política, la sociedad y todos y cada uno de los logros revolucionarios cubanos y las vilezas imperialistas soportadas por ese sufrido pueblo caribeño, al que conozco bien, pues he vivido entre ellos y como ellos durante un año y medio de mi vida. Sin embargo, no son estas las acciones por las que expreso mi profundo malestar ante la organización de un acto tan noble, la Feria del Libro de Huelva.

Lo que me lleva a esta naúsea, esta fatiga, como se dice aquí en mi tierra, es la mentira emprendida desde el PP para con los sucesos que ocasionaron la muerte de dos ciudadanos cubanos. Los verdaderos hechos se corresponden a un accidente de tráfico en el que desgraciadamente perdieron la vida aquellas dos personas y del que salieron ilesos los otros dos ciudadanos europeos, copiloto y conductor del vehículo siniestrado, este último el español militante y dirigente del PP, el ahora también escritor. Ambos incumplieron su condición de turistas, perpetrando actos contra las leyes de aquel país que el pueblo cubano se ha otorgado para sí (muy contrarias a los intereses de los grandes grupos de poder que joden y manchan este precioso planeta y a la humanidad y el resto de seres que lo habitan). Ninguno de ellos fue acusado de ningún delito o falta al respecto. El ciudadano nórdico fue dejado en libertad y viajó a su país. El ciudadano español fue encarcelado por homicidio por imprudencia, porque, reitero, era el conductor del vehículo donde perdieron la vida otras dos personas, dándose la circunstancia de que Carromero había perdido su carné literalmente, y dicho en los términos más coloquiales posibles, por chulo: otro politiquillo, de esos que pertenecen al politiqueo, no a la política con mayúsculas, que se cree que está por encima de todo (exceso de velocidad y hablar por el móvil al volante fueron las causas de la retirada en España de su carné).

El “diabólico”, “malvado”, “maligno” Estado cubano condenó a Carromero a cuatro años de prisión por muerte por imprudencia y en su “crueldad” dejó que aquí el muchacho del PP cumpliera el resto de la condena en España.

El resto de la historia ya la saben: dice esta gente del PP (Esperanza Aguirre fue la primera) que fue un asesinato cometido por el mismísimo Gobierno cubano, al que se le concede la capacidad de urdir toda clase de actos cruentos. Entre ellos, el de tener la habilidad tan grande de estampar contra un árbol a gran velocidad sólo la parte trasera del vehículo, haciendo posible que los ciudadanos europeos salieran ilesos. Es tan “cruel” el Gobierno cubano que para perpetrar un crimen no se le ocurre sutilezas, sólo proezas de películas tipo Bruce Willis o Van Damme. Un estado tan cruel que dota a su población de la más alta educación para que piensen por sí mismos y luego matarlos.

He vivido un año y medio en aquel país, lo conozco bien, muy bien. Y también conozco bien a este tipo de personajillos de este lado del Atlántico.

Tengo muchas opiniones con respecto a Carromero, como la de que hace un dueño de gimnasio de asesor político en el Ayuntamiento de Madrid y no precisamente en el área de Deportes, pero ninguna de esas me hubieran llevado tener nauseas para sentarme en la misma mesa y compartir este mantel con este personaje. Que se le haya invitado a vomitar embustes en algo que llaman un libro, me parece horrendo e insulta mi inteligencia, esta que, si bien quizá no sea capaz de escribir buenos versos (no voy por la vida de poeta) sí se tiene en la estima suficiente como para ser un ciudadano de un mundo en el que gente como Carromero son lo que son: simplemente carroñeros

Cuando el pueblo sí puede

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com  el jueves 10 de abril de 2014

y en Diario Progresista el domingo 13 de abril de 2014

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

Progresista

Autor: Ígor R. Iglesias

En Cádiz, la alcaldesa y su equipo de Gobierno duermen en sus tacitas de plata. Pero Mila, no. Una mujer que molesta, estorba y a la que algunos insultan por la calle y en las redes sociales. Porque sin acceso a un empleo, sin acceso a recursos ecónomicos se ve abocada a quedarse en la calle y sin sus hijos. Sí, porque somos así de salvajes.
Yo no, y como yo, todos y cada uno de los que se han plantado en la puerta de su casa para que no pueda ser expulsada por nuestras maravillosas fuerzas del orden (del orden del poder, no del orden del pueblo: que conste en actas, en las hemerotecas, para cuando la prensa pase de ser información diaria -o desinformación, según qué medio- y pase a ser documento historiográfico). El pueblo sí puede. En Cádiz, lo han hecho. La Policía se ha tenido que dar la vuelta.
Sin embargo, la situación no durará mucho. A la luz del salvajismo, la mala leche, ¡la mala hostia!, que gobierna nuestra sociedad (¡porque el pueblo pone el poder en manos de esos desalmados!), esta mujer y sus hijos se quedarán en la calle, como las familias de la Corrala Utopía, en Sevilla.
Hace ya tres décadas que pululaban unas películas de Manuel Summers en los videoclubes, en VHS y Beta (¿se acuerdan?), llamadas ‘To er mundo e güeno’, ‘To er mundo e mejó’… Pues no iría muy desencaminado Summers cuando familias y familias enteras se quedan en la calle, se les niega un trabajo, ven ante sus narices cómo se roba (literalmente se roba) (y en esto los buenos de la política y del mundo empresarial que no se den por aludidos, pero que no miren a otro lado), se malversa, cómo se enriquecen cuatro golfos de mierda… Perdón, pero es que la cosa sí es para exaltarse. Todo el mundo -de estas personas que se quedan en la calle- tiene que ser bueno, porque si no… ya hubiera ocurrido algo.
A mí me entra pánico sólo de pensar que me viera con mi hijo y mi esposa en la calle. Y en España, en esta maravillosa España, para verte en la calle con lo puesto no hay que hacer mucho mérito. O como yo he visto: para ver la ropa y los juguetes de tus hijos tirados en la calle.
Pínchese aquí (http://igoriglesias.wordpress.com/2011/11/22/redada-antidroga-o-terrorista/) para ver el fuerte dispositivo policial, como si de una acción antiterrorista se tratase, en un desalojo en Huelva de una madre y sus tres hijos, cuando la subdelegación del Gobierno dependía aún de Zapatero.
En Youtube tienen ustedes varios vídeos de Mila plantando cara a sus representantes políticos de su maravilloso ayuntamiento. No puede ser que se nos llene la boca con Cai, Cai, Cai cada febrero poniendo Canal Sur y cantando sus coplas -o llenando sus callejones de meados y potas- y luego nos moleste una de las muchas Milas de esa ciudad, que a lo largo de toda Andalucía se multiplican exponencialmente, tanto en mujeres como en hombres, que desesperada y literalmente sollozan. Si duele Andalucía, no puede importar más un olivo o una columna milenaria que unas personas. La cuestión es si duele esta humanidad. O si la hay. Porque en esos vídeos de Youtube, algunos… (ojú, es que no sé cómo calificarlos sin exaltarme) …algunos (dejémoslo ahí) (¡y seguramente la semana que viene y ya estos días estarán dándoselas de más cristianos que nadie) dicen cosas monstruosas contra la madre gaditana que no quiere que sus hijos se queden en la calle y los separen de ella por no tener trabajo ni recursos (prohibido ser pobre, prohibido vivir si eres pobre, la nueva norma no escrita que impera en la new Spain).
Vergüenza debe darnos, pero vergüenza para cambiar las cosas. Pues como dice el fotógrafo gaditano Javier Bancalero (del barrio de La Viña), “algunas personas miran el mundo y se preguntan: ¿Por qué? Otros lo miramos preguntando: ¿Por qué no?”. Precisamente, Bancalero es firmante, junto con África Fernández, de la Asociación Estudiantil contra la Precariedad (AECP), en la capital gaditana, de este comunicado que me hicieron llegar hace unos días:

COMUNICADO DE LA AECP SOBRE LA SITUACIÓN DE DESAHUCIO DE MILAGROS ARZUA
Desde el inicio de la crisis, venimos soportando una situación de austeridad general que nos afecta a todos los niveles. Niveles básicos como el derecho de la vivienda son violados cada día con datos como los del Consejo del Poder Judicial que indican que en 2013 hubo una media de 184 desahucios al día. A día de hoy hay más de 3,4 millones de viviendas vacías según el INE. Sólo en Cádiz ciudad hay contabilizadas 2.906 viviendas vacías. En esta situación, cuando hay casas sin gente y gente sin casas, ocuparlas se convierte en un derecho.
Éste es el caso de Milagros Arzua Barrera, una joven gaditana de 27 años, víctima de estas medidas tan poco humanas que está llevando a cabo el gobierno. “Mila”, llevaba solicitando una casa de proteccion oficial desde hacia ya bastante tiempo, debido a la pasividad del Ayuntamiento de Cádiz se vio obligada a vivir en un coche con sus tres hijos hace dos años, una situación obviamente inhumana para cualquier persona. Los vecinos de la zona eran conocedores de la situacion y animaron a la joven a ocupar una de las casas de proteccion oficial que estaban vacías en el barrio gaditano Guillen Moreno. Durante esos dos años siguió luchando por una vivienda digna que darle a su familia. El Ayuntamiento de Cádiz le dio una hoja donde se comprometía en pagarle lo necesario para que pudiera alquilar una casa. Mila estuvo buscando a alguien que le alquilara un hogar, pero cada vez que enseñaba el documento que le decían que no servía para nada. Mila indignada siguió exigiendo una vivienda digna pero solo recibia excusas y promesas vacías que nunca llegaban. Por si fuera poco, después del engaño del ayuntamiento, Mila recibe una orden judicial para que desalojara de manera voluntaria la vivienda antes del 24 de Marzo de 2014, si no lo hacía por su propio pie, la echarían por la fuerza. Desde ese día, compañeros de la AECP (Asociación Estudiantil Contra La Precariedad), otras asociaciones, vecinos, amigos y gente de a pie indignada por esta injusticia, estamos luchando junto a Mila en la calle Marinero en Tierra número 1, justo debajo de su casa.
El lunes 31 de abril Mila fue al pleno del Ayuntamiento de Cádiz arropada por todos sus vecinos y amigos a solicitar una solución. La respuesta del ayuntamiento fue una detención y una multa a dos personas que la acompañaban. Ni siquiera le dieron la palabra como ciudadana. La represión que se está ejerciendo por parte de la policía está llegando a niveles de tortura. El miércoles se filtró que ese día sería el desahucio y allí estuvimos más de 100 personas arropando a Mila que tuvo que ser intervenida por los sanitarios en dos ocasiones. Ayer conseguimos frenar la ejecución pero esta situación no puede seguir así ni un día más. Desde la AECP, nos unimos a las exigencias de Mila para que la Concejalía de Vivienda del Ayuntamiento de Cádiz y Procasa le den una vivienda digna con alquiler social al 90% y un trabajo digno compatible con el cuidado de sus tres hijos menores. No admitimos ni un desahucio más, la vivienda no es un negocio especulativo, es un derecho.
La lucha continúa en las clases, las calles y en nuestros barrios.
África Fernandez Forné, Javier Bancalero García (Asociación Estudiantil Contra la Precariedad).

Esta es la verdadera juventud andaluza, que no sale en los medios y de la que yo me siento muy orgulloso, por la lección (una guantá sin manos) que nos dan a todos.

*Ígor R. Iglesias es lingüista y humanista.

El Plural me entrevista por mi libro ‘Variación diacrónica…’

aaaaLIBROELPLURALPANTALLAZOaaaaLIBROELPLURALPANTALLAZO2aaaaLIBROELPLURALPANTALLAZO3aaaaLIBROELPLURALPANTALLAZO4aaaaLIBROELPLURALPANTALLAZO5

Haz clic aquí para leer la entrevista en El Plural. Y clic aquí para ver lugar en la portada.

Haz clic aquí para acceder al listado de países y librerías que venden el libro ‘Variación diacrónica…’

A continuación se reproduce el texto íntegro de la entrevista:

___

“Los prejuicios sobre el andaluz lastran nuestro desarrollo socioeconómico”

El lingüista onubense Ígor Rodríguez Iglesias publica un libro sobre el cambio y la variación en nueve lenguas romances peninsulares
 Juan Luis Valenzuela | 03/04/2014
El lingüista onubense Ígor Rodríguez Iglesias (Grupo de Investigación HUM438 de la Universidad de Huelva) acaba de publicar un libro sobre el cambio y la variación en nueve lenguas romances peninsulares, algunas de ellas ya no habladas, como el mozárabe o aljamía de Andalucía. La obra, publicada en Múnich (Alemania), tiene por título Variación diacrónica: bimatizaciones vocálicas en los romances de la Península Ibérica (ISBN 978-3-656-59177-1), fruto de un trabajo de investigación dirigido por el lingüista Francisco Abad Nebot.

-Para situar a todos los lectores, ¿a qué hace referencia el título?

El título es de lo más normal entre especialistas en la materia. Es un libro técnico, no de divulgación, por eso tiene ese título tan “raro”. En el mismo se trata el cambio y variación, es decir, la historia lingüística, de nueve lenguas peninsulares a partir del latín, algunas de ellas habladas hoy y otras desaparecidas. La diptogación o bimatización es la excusa para ver cómo cambian todas esas lenguas desde el Bajo Imperio Romano a la Baja Edad Media.

-En el libro Andalucía también tiene su espacio

Sí, y es muy interesante esto para nosotros como andaluces, dejando ahora de lado mi posición de lingüista. Normalmente, la historia de las lenguas en España es vista, como tantas otras cuestiones, desde la perspectiva centro-norteña peninsular. Se le concede en mi libro un espacio muy amplio a la lengua romance hablada en Andalucía, llamada mozárabe o aljamía. El nombre es lo de menos. Lo importante es que en la historia lingüística peninsular que presento no se trata el tema desde aquella perspectiva conquistadora. La objetividad es lo que ha movido el libro, no sólo para con los territorios, sino en lo relativo a las lenguas mismas.

-A menudo se piensa que Andalucía hablaba árabe y que el romance llega con los castellanos

Es erróneo. El árabe era la lengua de los señores árabes. La lengua del pueblo era el romance. No había un territorio peninsular más latinizado que el de la actual Andalucía. El latín (no el de los libros, que es una variedad artificial basada en una variedad real de un territorio prestigiado, por tanto dirigido socialmente por interés político, como todas las estandarizaciones) fue la lengua de esta tierra durante siglos. Se siguió hablando. Los árabes no acabaron con ella. Fueron los castellanos, aunque como se ha demostrado por parte de especialistas en los mozárabes en español tenemos algunos rasgos de aquellas lenguas, especialmente en el léxico y lo morfológico. Hay que precisar que en el libro se tratan cuatro mozárabes localizados en cuatro zonas: Andalucía, Toledo, Zaragoza y Valencia.

-¿Por qué el libro está publicado en Alemania?

A pesar de que Alemania esté muy presente en nuestras vidas, para mal por la política voraz del gobierno de aquel país, conviene no olvidar que ese país tiene una tradición editorial sinigual. Y, en lo referente a los estudios de lingüística y, en concreto, los de romanística, Alemania es una referencia. No obstante, la lingüística como ciencia nació en aquel país y, precisamente, vinculada a este tipo de estudios en los que se enmarca el libro. De todas formas, la producción editorial alemana en español (así como en otras lenguas europeas) es muy abundante. Y en relación a la distribución entre las librerías especializadas o no de todo el mundo y las bibliotecas universitarias, el trabajo de la editorial (no sólo de ésta) es impecable.

-A eso vamos, porque el libro se vende en Londres, Nueva York, Berlín, Viena…

Sí, en varias decenas de países y en las principales librerías, como Waterstone’s, Blackwell’s y Foley’s del Reino Unido, o Harvad Book Store, Barnes and Nobles, Books and Million o Powell’s Book en EEUU, o la cadena Índigo Books de Canadá, o en la Dussmann das KulturKaufhaus de Berlín. No hay espacio para nombrar aquí todas las librerías, más de 6.000 con las que trabaja la editorial directamente y 5.000 librerías locales con las que trabaja sólo uno de las decenas de distribuidores en Estados Unidos. Nombro las más llamativas, que ciertamente maravillan, sobre todo porque yo soy un sencillo onubense criado entre las marismas y las mareas de mi Huelva —sonríe y guiña el ojo—; y sí, mi libro se vende en la Quinta Avenida de Nueva York, con todo lo grande que eso suena. Pero si a alguien que lea estas páginas le da por adquirir mi libro, que piense primero en el librero local de su pueblo o ciudad. No se trata de chovinismo, sino de hacer sostenible su subsistencia y entender que todos dependemos de todos.

-Estás en Nueva York y medio mundo ¿También en las Universidades?

Sí, la Universidad de Gante (Bélgica) lo tiene en préstamo bibliotecario para sus alumnos de lingüística y romanística. La New York University lo vende en su librería. Y la Duke University. Y también las universidades de Bremen, Dortmun, Oldenburg, Kassel, entre otras, en Alemania. En Australia también hay una universidad que lo tiene a la venta. En el Reino Unido, la Universidad de Stirling. No sé, son varias, no me acuerdo de todas —se ríe.

-¿Y hay otros proyectos en marcha?

El siguiente libro de lingüística versará también sobre la lingüística histórica, pero esta vez será un documento historiográfico sobre esta disciplina en España, enmarcada además en su contexto europeo. Lo va a prologar Francisco Marcos-Marín, de la University of Texas, que, además, fue profesor mío. De hecho, el texto en su mayor parte surge de un trabajo de investigación que él me dirigió. El resto, un capítulo sobre Ángel Amor Ruibal, de un trabajo tutorizado por Antonio Domínguez Rey, de la UNED-Madrid. Y otro libro más también verá la luz pronto, pero no es de lingüística, sino de tematología, de literatura comparada, a la que no me dedico actualmente, pero por ahí, en un cajón en la casa de mi hermana, andaba guardado el texto sobre el que también hay interés en su publicación. El nombre de este último, a diferencia de aquellos dos de lingüística, sí es atractivo: ‘El “cunnus” en la literatura’.

-A pesar de que tus libros hasta ahora están en la línea de la lingüística histórica, tu interés como investigador está en cómo se habla ahora, ¿no?

Exacto. Mi tesis trata sobre los prejuicios lingüísticos, especialmente en el andaluz. A mediados de julio lo expondré en Madrid. Antes, en mayo, voy a exponer en la Universidad de Sevilla, en un simposio, una de las ideas principales sobre las que estoy trabajando: cómo los prejuicios lingüísticos pueden condicionar el desarrollo socioeconómico de un territorio. Por eso, insto a cualquier andaluz (en realidad a cualquier persona de cualquier sitio) que cuando escuche decir: “Los andaluces no sabéis hablar” o “Yo hablo español y mal porque hablo andaluz”, tenga este convencimiento: son ideas absurdas, falsas, sin fundamento científico alguno y creadas muy a posta para contribuir a un desequilibrio de carácter social, político, económico. Piénsese esto: ¿qué empresa invierte en un territorio de cuyos hablantes se dice (e incluso ellos lo piensan de sí mismos) que, a pesar de darles instrucción, no aprenden a hablar bien ni a la de tres? Todo esto es relativamente novedoso, pero estoy trabajando con mucho ahínco, con mucha entrega personal, para desmontar una a una aquellas prejudicaciones y demostrar una a una estas afirmaciones que hago con la ciencia del lenguaje en la mano.

* Ígor Rodríguez Iglesias es investigador del Grupo de Investigación ‘Lingüística Andaluza’ HUM438 de la Universidad de Huelva; doctorando, Máster en Ciencia del Lenguaje y Lingüística Hispánica (UNED-Madrid); licenciado en Lingüística (Universidad de Cádiz) y licenciado en Humanidades (Universidad de Huelva). Es autor y coautor de varios libros: ‘Variación diacrónica: bimatizaciones…’ (Grin Verlag), ‘Estudios de lingüística: investigaciones, propuestas y aplicaciones’ (Universitat de València), ‘Informe de evaluación institucional de la licenciatura de Humanidades’ (Universidad de Huelva), ‘@teoremalirico.com’ (Niebla Editorial). Escribe artículos de opinión política en El Plural y Diario Progresista.

El apóstol número 13 y la Dignidad

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com  (director: Enric Sopena) y Diario Progresista (director: Antonio Miguel Carmona) el viernes 28 de marzo de 2014
Autor: Ígor R. Iglesias 

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/Progresista

 

El pasado sábado más de un millón de personas recorrieron pacíficamente las calles de Madrid. Con dignidad y pidiendo dignidad: política, social y económica, esto es, humana.
La televisión propiedad de la Conferencia Episcopal, es decir, de la Iglesia Católica, se ha dedicado en los últimos días a difamar, mentir, tergiversar, emponzoñar… acerca de las llamadas Marchas por la Dignidad, laicas ellas. No es una excepción, es lo que suele hacer este canal televisivo.
Uno, conocedor hasta la extenuación de los Evangelios y de buena parte del resto de la Biblia –de niño no me dieron opción–, no encuentra argumento evangélico alguno en el argumentario editorial de 13tv, pero sí en el del Partido Popular y más allá de lo que éste dice explícitamente, con valores ultraderechistas y, por tanto, contra la humanidad misma. No hay bondad ni amor ni paz ni bien: es el odio recalcitrante propio de aquellos 40 años de acidez fascista, muy latente en un sector poderoso de la sociedad española a lo largo de siglos, cocinado en su particular cazo.
Lo de TVE, por su parte, es lamentable. Una televisión pública convertida en basura informativa y propagandística, casi al estilo del NODO franquista. No obstante, aunque indigne, no sorprende: el PP, que no sabe de democracia, porque no es un partido democrático (se presenta a unas elecciones, pero eso no te convierte en democrático), donde pone su mano nos devuelve a aquellos años de obispos bajo palio, corrupción política y una sazón de represión aderezada con falta de libertades y restricción de las mismas. No sorprende, son sus valores. Aun así, es asqueroso el manoseo y secuestro de la televisión pública estatal (que no gubernamental).
El País… ¡Uf! ¡Puf! ¡Ojú! Y cuantos más interjecciones quieran. Su manipulación es descarada y ofensiva, sobre todo cuando pretende seguir postulándose como medio progresista.
No voy a analizar la postura de cada medio. He puesto tres ejemplos y el que me interesa es, especialmente, el de arriba: 13tv. Porque su tratamiento informativo no guarda relación alguna con los valores evangélicos. Y decir evangélicos (y lo dice un confeso ateo, por convicción científica) es decir humanos.
En lo esencial, los evangelios tienen una traducción política: el socialismo. El fraile dominico brasileño Frei Betto lo ha expresado así en diversas ocasiones y foros: “El socialismo es el nombre político del amor”. Cuando una persona –y les pongo un caso real y reciente– se dice cristiana, católica y devota por los cuatro costados (aun teniendo un conocimiento filosófico e histórico de la religión que profesa: analfabetismo cristiano funcional, que podríamos llamar) y, al mismo tiempo, profiere afirmaciones tales como “yo pienso que todos no somos iguales” y es racista (aunque la palabra no le guste, por su inaceptabilidad social, y lo niegue) y es xenófoba (aunque también quede feo decirlo así y también lo niegue) es cuando todas las incongruencias se dan la mano.
Las incongruencias son pecado: pecado social y, para el que crea en un dios, pecado divino. No sólo es incongruente el cristiano (mal cristiano, pues) que se tiene como tal y es soldado del odio y defensor de la desigualdad. También lo es quien se dice de izquierdas y siendo político, empresario, trabajador, marido, esposa, padre, madre, abuelo, etc. roba, estafa, hace daño sin más o traiciona de algún modo los ideales que nombramos con esa etiqueta. El mal cristiano y mal hombre de izquierdas son tan repugnantes como el facha.
Un cristiano como tal ha de ser un defensor del amor, sin cruzadas. Amor a la humanidad, a la justicia social, a la defensa de la dignidad, que conlleva un acceso universal a la sanidad, la educación, al trabajo, la vivienda… Un defensor del amor a la humanidad ha de repudiar la caridad –un negocio suculento que se traduce en el pan para hoy y hambre para mañana para el desamparado, y en prestigio social y enriquecimiento económico para los poderosos, responsables en diversos grados de las diferencias sociales y de la desdichada situación de aquéllos–. Un defensor del amor a la humanidad ha de darse la mano con los otros defensores del amor a la humanidad, con independencia de si estos segundos creen o no en su dios (o en dios alguno). En aquellos Evangelios no está el odio hacia el que no cree en su dios: hay un mandamiento evangélico de más amor todavía.
Si en lo esencial, el cristiano que es un cristiano bueno (que disiente de la Conferencia Episcopal y de sus medios de manipulación: Cope, 13tv, etc.) comparte los mismos valores con el hombre de izquierdas bueno (puede ser que el izquierdista bueno también sea cristiano, pero en este caso supongamos a dos sujetos uno creyente y otro ateo) en lo que respecta a la justicia social y la igualdad de los seres humanos (tanto en lo social como en cualquier otro aspecto): ¿qué los diferencia? ¿Que el segundo no cree en el dios del primero? ¿Acaso el dios de éste no les ha enseñado a amar y enseñar la palabra y los actos (¡con actos que se correspondan con aquella palabra!) cristianos a los otros? No consigo encontrar el versículo en el que Jesucristo asevere: “En verdad os digo que si alguien negara a Dios vosotros debéis ofenderos, negarle la palabra y odiar a tal sujeto”. Sí encuentro a un Jesucristo que entra en el Templo y con todo lo que tiene a su alcance (voluntad y acción) combate el negocio y los intereses económicos de los que se sirven de Dios para enriquecerse y promueven para tal fin las desigualdades sociales. Está claro que no hay mayor cristiano que el propio Jesucristo (sin serlo, por cierto).
Muy ingenuo o iluso sería yo si, desde aquí, recomendara a la Conferencia Episcopal y a los de 13tv que se leyeran los Evangelios. Los conocen. Se los saben de memoria. Yo puedo entender que un ignorante pueda cometer algún exceso fruto de su ignorancia, pero no concibo la hipocresía.
El culto está muy bien, no lo discuto, forma parte del ritual. Pero el cristianismo, lo evangélico, exige acción. Y el ideario que la ha de mover está muy lejos del odio y las mentiras, propias del argumentario ideológico de 13tv y de todo lo que los obispos más mediáticos profieren.
El Papa Francisco puede hablar español, puede ser simpático y contar chistes, puede llamar por teléfono a monjitas en Córdoba (Andalucía)… pero es la máxima autoridad de una Iglesia que es titular de una televisión cuya actuación nada tiene que ver con los valores cristianos ni con el ideal de la prensa libre. Al Papa Francisco habrá que exigirle más acción y menos chistes, que para eso están Pepe el Caja y El Morta.
Espero ver más Marchas por la Dignidad y que se sumen a ellas el resto de partidos de izquierdas y los grupos cristianos, si de verdad éstos hablan de tú a tú con Jesucristo sin tener que apartar la mirada. A mí me importa la humanidad. Y por lo que sé (lo que he leído) a Jesucristo también. En eso él y yo estamos de acuerdo.
Nota: ¿No es curioso que Jesucristo y un ateo tengan más en común que aquél, Cristo, con los señores propietarios de su Iglesia? 13tv sabe más a discípulo traidor que apóstol del amor a la humanidad (¿no era eso el cristianismo?).

La foto de la vergüenza

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el miércoles 19 de marzo de 2014

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

Ciertos representantes del PP de la Costa Occidental de Huelva se plantaron a principios de esta semana sobre un camino de tierra junto al construido, cerrado y nunca inaugurado Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) situado en Lepe, junto a la autopista A-49.

La foto es la de la vergüenza. En su centro, el alcalde lepero. A su alrededor, los citados representantes, venidos desde distintos municipios de la comarca. Todos reclamando la apertura del hospital. El razonamiento del PP es que la Junta no cumple (es su frase más recurrida: no cumple en nada de nada). El edificio lo ha construido la administración andaluza. Lleva en pie desde 2011, fecha en la que tendría que haber sido inaugurado. Sin embargo, el PP dice que la Junta no cumple. ¿Cuál es el razonamiento para fotografiarse junto a un edificio acabado y decir que no lo está? El politiqueo.

La diferencia entre la política y el politiqueo queda patente en este vergonzoso caso del Chare de la Costa de Huelva, la comarca más poblada –después de la capital– de esta occidental provincia andaluza.

La política adquirió sentido cuando en 2005 Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Lepe se pusieron de acuerdo y estamparon su firma en un convenio en el que la Junta se comprometía a la construcción de un hospital público y el consistorio lepero a urbanizar y dotar con suministros de luz y agua, además de las infraestructuras de evacuación de las mismas. A medida que el hospital fue construyéndose entró en funcionamiento el politiqueo. La política seguía su curso, con la construcción del hospital. Pero el politiqueo iba a hacer de las suyas. Por un lado, los intereses de una entidad sanitaria privada (la misma que viste con falda corta a sus enfermeras) iban a ser asumidos por el alcalde lepero del PP, que –qué cosa tan extraña en este partido– iba a aprovechar el asunto, dentro del ámbito del politiqueo, para poner al PSOE como los trapos. Paralelamente, la política seguía su curso, con la obra de construcción del hospital.

Pasado el tiempo, el edificio llegó a concluirse, sin las dotaciones materiales propias de un hospital, sencillamente para evitar robos, puesto que no se iba a abrir, a pesar del millonario gasto público en un edificio concluido prácticamente, porque no había ni urbanización ni luz ni agua. El Ayuntamiento de Lepe, en un acto de desvergüenza, mirando más por los intereses del PP que por los de la ciudadanía lepera (y esto vale para cada uno de los otros representantes políticos de la Costa Occidental de Huelva respecto de los vecinos de sus pueblos, como, por ejemplo, el de Isla Cristina respecto de los isleños), no ha urbanizado nada. Y van y se plantan todos a hacerse la foto sobre el camino de tierra.

Lo dicho, la foto de la vergüenza. Me haría gracia y me reiría de ellos, si no estuviera la cosa como está. Y si no estuviera (¡yo también!) hasta donde la ingle pierde su nombre de tanto politiqueo y tan poca política… y vergüenza

Candidaturas de la derecha

Artículo de opinión publicado en El Plural el jueves 9 de enero de 2014

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

Autor: Ígor R. Iglesias

La onubense y ministra Fátima Báñez suena entre las quinielas de la candidatura del PP en Andalucía. Lo de las quinielas suena a lo que es. Y no tanto porque no se sepa quién será el candidato, sino porque desde la apuesta por Zoido y las salidas de tono de éste, en el PP andaluz andan bien descolocados, en un desconcierto peor que un día postelectoral autonómico.

Cuando hace un tiempo sonaba el nombre de Zoido entre las quinielas del momento, en el PP había una ilusión inusitada. Habían encontrado a alguien con personalidad, que no estaba quemado ante la opinión pública por elecciones perdidas y gobiernos impopulares (léase Arenas). Zoido sonaba y al final se convirtió en estruendo. Lo presentaron como el mejor dotado para presidir la Junta de Andalucía. Lo presentaron. Pero a Zoido el disfraz le quedaba grande. Tanto que ha venido repitiendo que él se debe a los sevillanos, a los que representa, una vez quemado por el poco encaje con las demandas del pueblo andaluz, así como su apuesta ofensiva contra ciertos intereses ciudadanos que en Madrid quedan muy bien para las empresas de los rascacielos, pero no en el sur.

Otro que tal baila (su carrera electoral la ha hecho a base de bailar sevillanas, con palmeros de primer nivel, que tienen sus propios grupos de sevillanas, y no es coña) es el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, un parlamentario mudo para hablar pero no para cobrar que a base de ensalzar a Huelva a modo de religión (algunos parece que necesitaron que este hombre dejara de hacer fotos y se convirtiera en gurú del onubensismo -una idea pagada y creada por una empresa privada- para amar más a su ciudad, que, por cierto, es la mía) también se ha postulado en un no creyente hacia lo andaluz. Javier Arenas llegó a decir de él que sería “un buen consejero” en la Junta de Andalucía.

Cuando se propuso a la alcaldesa cántabra de Cádiz para presidir Andalucía tampoco se midió ni el contenido ni la forma. Y así le va al PP, improvisando de cuatro en cuatro años.

Las excelentes relaciones que Fátima Báñez se ha forjado a lo largo de los años en Madrid le valieron una plaza en el Gobierno que preside Mariano Rajoy. Muy desesperado tiene que estar el PP andaluz para tirar de una ministra de Empleo en el peor momento del empleo de la historia, autora de la reforma laboral más brutal para con los intereses de los trabajadores, coautora intelectual, pues, de la precariedad laboral, social y económica de España y de Andalucía. Sinceramente, desconozco si Fátima Báñez quiere otro marrón y, sobre todo, abandonar el abrigo de la mesa camilla de su estatus en Madrid.

Lo de Arias Cañete como candidato fue de chiste fácil.

El alcalde de Tomares, secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, es otro de esos que quieren ser presidente. Su talante es perfecto. Perfecto al estilo del PP, de cómo gobierna el PP. Su ayuntamiento habría pagado comidas del PP, combinados en copas de balón, paquetes de tabaco y platos de gambas, según El País; su radio municipal emitía programas de Intereconomía, denunciado por usar medios públicos para manipulación política por el Consejo Audiovisual de Andalucía. Supongo que el registro de la Policía Judicial de hoy jueves 9 de enero en su ayuntamiento, según El Mundo, por denuncias de la Fiscalía contra miembros del PP sevillano será la causa de más de una tila. No obstante, el alcalde ha dado la orden de “total colaboración”: una pérdida de los discos duros, como en Génova, provocarían que la noticia sí tuviera repercusión.

Y otro nombre es el de Carmen Crespo, delegada del Gobierno de Mariano Rajoy en Andalucía. La prensa local de su provincia natal, Almería, la presenta como “mujer” que podría contrarrestar el peso de otra mujer, Susana Díaz. Curiosos son algunos análisis políticos. Lo cierto es que esta mujer de Adra se presenta con este aval político: defiende el derecho a la propiedad frente a la ley antidesahucios andaluza, uno de los pilares fuertes del Gobierno andaluz actual.

El PP tiene un problema en Andalucía: no se trata de candidatos, sino de ideología. El hecho de que sólo ganen (¿convenzan?) en ciertas áreas urbanas, pero no en el conjunto de la comunidad, ¿puede ser uno de los motivos para que, a pesar de su lucha electoral por gobernar Andalucía, crean, como Aguirre, que sobran las autonomías? No olvidemos que la construcción autonómica le es ajena.

Foto de El Mundo

Foto de El Mundo

Felices sueldos

Artículo de opinión publicado en El Plural el sábado 28 de diciembre de 2013

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

Autor: Ígor R. Iglesias

Los políticos buenos y honrados de cualquier signo, de cualquier partido (presente y futuro) (que los hay y muchos, esos que trabajan en el ámbito de sus funciones sin pervertir el servicio que desempeñan) deberían recoger el testigo de un clamor ciudadano que exige sueldos igualados con el resto de la ciudadanía, así como total honradez, transparencia y ausencia total de privilegios: como el resto de ciudadanos. Sólo derechos y deberes, en pie de igualdad con el resto de la ciudadanía, de la mayoría: gente humilde y trabajadora (aunque no les/nos dejen trabajar).

¿No ven que desde la política los malos políticos son los que van a cargarse la política? Esta redundancia es muy consciente, porque me interesa mucho otra cuestión: ¿Qué quedará luego? La política no es potestad exclusiva de los partidos (de hecho, esto que estoy haciendo aquí y ahora es política misma), pero los partidos son responsables directos del deterioro de la única arma que tiene el pueblo para organizar una sociedad a su medida, que es la única medida que yo entiendo.

Andalucía tiene una oportunidad única: los dos partidos mayoritarios de izquierdas gobiernan en coalición. Es el último cartucho para ambos de demostrar qué es esa izquierda que ostentan como partidos, qué está dispuesta a hacer ante un principio de siglo XXI que se nos presenta con un resurgir de un fascismo renovado y como siempre bruto y brutal.

No dejaré de repetir que la ejemplaridad también pasa por igualar el sueldo de los diputados y resto de representantes públicos (los que hayan de cobrar por el desempeño de su cargo) al salario medio español marcado por el Instituto Nacional de Estadística (INE): unos 23.000 euros al año, que es superior a la media real, que ronda los 15.000 euros. Es el dato que a mi juicio se presenta como el más objetivo para medir el sueldo de diputados, de la propia presidencia autonómica, de los alcaldes, de los tenientes de alcalde. No es posible que un político viva literalmente en las nubes y lo justifiquen con frases de ‘genio’: “No es un trabajo para toda la vida” o “tenemos una alta responsabilidad”. Ni es un trabajo ni efectivamente, en la realidad, ustedes son responsables de nada, pues ni judicial ni políticamente se nota (pero ese es otro asunto). No es un trabajo, no: es un servicio.

El apoltronamiento irresponsable y los altos sueldos políticos son una de las causas de este cáncer que padecemos. Andalucía debería dar ejemplo en su parlamento, como ya lo hicieron algunos ayuntamientos gobernados por la izquierda (los menos): una bajada de sueldo hasta los umbrales de la media española o, mejor, la andaluza (20.000 euros al año) es una muestra de dignidad, de razón, de socialismo, de izquierdismo, de comunismo, de todo lo contrario a una sociedad estamental. No se puede ser socialista o comunista y ser un burgués: es un insulto a nuestra inteligencia. Y el problema no es que alguien lo diga (como yo aquí y ahora), sino que lo tenga que decir. ¡Que os lo tenga que decir!

Imagen tomada de Elperiodico.com // Foto de Joan Cortadellas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 760 seguidores