Aquel domingo

Aquel domingo 13 de enero, cuando desapareció la niña, fue un día cerrado, gris y lluvioso, lo justo para pasar desapercibido en una ciudad en la que no llueve la mayor parte del año y que cuando lo hace, la gente no sale a la calle.

Anuncios

One thought on “Aquel domingo

  1. manolo g. says:

    Ígor, esto es un microrrelato en toda regla:

    Aquel domingo 13 de enero, cuando desapareció la niña, fue un día cerrado, gris y lluvioso, lo justo para pasar desapercibido en una ciudad en la que no llueve la mayor parte del año y que cuando lo hace, la gente no sale a la calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s