Urbanismo, poder, (mala) política y corrupción

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el miércoles 18 de junio de 2008

http://www.elplural.com/andalucia/opinion/detail.php?id=22165

Autor: Ígor R. Iglesias

El urbanismo nos pierde. A un lado y a otro de la política, la corrupción corroe las siglas de los partidos desde abajo. Muchos dirigentes municipales se han convertido en poderosos paletos con mando y con mucho terreno para vender. La peligrosa querencia que muchos tienen al dinero sólo pone pone rumbo a un puerto: el penal.

En esta ocasión, tras un larga lista de delitos urbanísiticos cometidos por alcaldes y concejales del PP, las siglas del PSOE se ven manchadas por un presunto delito de corrupción urbanística en Estepona, en Málaga. El Partido Socialista se ha adelantado a suspender a sus militantes implicados, al tiempo que ha anunciado que la expulsión provisional del partido de los concejales implicados se producirá “en tanto en cuanto no se aclaren las conclusiones de la investigación iniciada por la policía”, según fuentes del partido tal y como recoge la Cadena SER.

La suspensión temporal es un acierto del PSOE pues condena a priori los actos ílicitos que aquí o allá se puedan cometer y preserva el derecho a la presunción de inocencia de sus militantes implicados en la investigación policial. Cosa mala hubiese sido que se hubiesen echado balones fuera, como siempre ha hecho el PP cuando los implicados eran sus chicos, con argumentos que siempre apuntaban al PSOE y a otros tiempos. La actitud entonces del PP siempre ha sido un “vale, yo robo; pero tú más”.

Los delitos urbanísticos cometidos por dirigentes públicos, al margen del capítulo de Estepona, aún por esclarecer, han de servir a los partidos políticos, tanto a las ejecutivas centrales como a las regionales, para saber quienes son esos que se ponen la chapita con sus siglas y enarbolan banderines para luego hacer y deshacer a su antojo. A quien está arriba, en Madrid o Sevilla, por ejemplo, siempre se le escapa de las manos esos dirigentes de pueblo, que, como Reyes del Mambo, hacen y deshacen al margen de su partido.

La corrupción urbanística es un mal, pero sólo es una parte más de la ambición humana por el poder. Es el caso de Izquierda Unida en Bollullos Par del Condado, el pueblo natal de Diego Valveras (el coordinador regional), donde cinco de sus seis concejales en el Ayuntamiento de la localidad, han firmado una moción de censura junto al Partido Popular, para arrebatar la Alcaldía al PSOE. El PP anda loco de contento (va a sumar un ayuntamiento más a los ocho con los que cuenta en la provincia onubense, donde hay 79 municipios) e IU mantiene discursos contradictorios: el comité regional y el provincial se oponen a lo que han hecho sus rebeldes de Bollullos, pero todavía no se ha actuado en ningún sentido.

En IU debería tomar nota de lo que ha hecho el PSOE: suspenderlos temporalmente hasta que las cosas se aclaren. Sin embargo, la postura de Izquierda Unida, que sabe cuando hacer pinza con la derecha (¿tendrá algo que ver que ‘el movimiento social y político’ está formado por partidillos de diversa estirpe?), difiere mucho de la del PSOE, que aún habiendo errado en otras ocasiones, parece tener claro qué partido y ayuntamientos quiere. Y así es como debe ser.

El ideal de toda organización política empieza por cribar el partido. Pero eso necesita mucha valentía y guante blanco.

Anuncios

2 thoughts on “Urbanismo, poder, (mala) política y corrupción

  1. MANUEL RUBIALES dice:

    A mi quien gobierne un pueblo me da igual, o casi igual, siempre que lo haga con decencia, honradez y coherencia. pero, hablemos también del PSOE. Y hablo de lo que conozco. El Alcalde de Trigueros ropmpió su carné de socialista en “las narices” de Domingo Prieto, se presentó como andalucista,y ganó, pacto con el PP, rompió con el P.A. y con el P.P., se alió con el PSOE y luego este lo repesca para presentarlo de nuevo a las elecciones bajo estas siglas y el beneplácito, entre otros, de Cejudo, con todos los históricos socialistas de Trigueros, recalco, HISTÓRICOS, comulgando con ruedas de molino, todo esto en una sola legislatura, y el SOE no sólo no lo da de baja sino que lo acoge con los brazos abiertos, ¿por qué…? Por ambición de poder, no hay otra razón. Igor, amigo mío, la política es una mala puta, da asco, un asco atroz y vomitivo, algo debe tener cuando tanto se venden las personas por no caerse de las listas. En fin, ya sabemos, en cualquier lugar se cuecen habas.
    Un abrazo monstruo.

  2. Ígor R. Iglesias dice:

    Manuel, da vergüenza comportamientos así. En realidad, a quien más debe de darle vergüenza a estos personajes, que encima son los más inaccesibles a la hora de entrevistar. Pero en mis reflexiones a donde quiero ir a parar es a que la cosa pública nos pertenece y no debemos consentir que algunos piensen que es cosa de ellos. Ya ampliaré esto en un artículo, Un abrazo, Manuel, siempre es una alegría tenerte por aquí. Por cierto, me ha gustado eso de “Ígor, amigo mío, la política es una mala puta, da asco”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s