Una justicia tirada

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el martes 16 de septiembre de 2008

http://www.elplural.com/andalucia/opinion/detail.php?id=24979

Autor: Ígor R. Iglesias

La decisión del Consejo General del Poder Judicial de sancionar con 1.500 euros al juez Rafael Tirado ha puesto en entredicho la calidad y eficacia de nuestro sistema jurídico.

Lo que ocurre en el seno del CGPJ y el sistema de acceso al mismo no se corresponde con las declaraciones que nuestros representantes políticos vienen realizando por doquier con respecto a la niña de Huelva Mari Luz Cortés. Un organismo politizado no es garantía de la división de poderes y son, precisamente, los vocales conservadores los que han impedido que la sanción sea muy grave. Son éstos señores los que fueron propuestos por el Partido Popular, una formación desde la que se dice una cosa distinta de lo que se piensa, porque con este nuevo bloqueo de la verdad, la razón y la justicia, la derecha vuelve a provocar una crispación que puede tener duras consecuencias en el futuro.

Que muchos españoles, por experiencia propia, o por cuestiones como éstas hayan perdido la fe en la Justicia es una de las peores cosas que le puede pasar a una democracia.

Si a esto le unimos la culpa que tienen todos los que representan parlamentariamente a los ciudadanos sobre la situación de la Justicia y los desfases de la misma, además de un poder desmedido que poseen los jueces individualmente, la desilusión se acentúan. A nadie se le escapa que mamarrachos hay en todas partes (en el mundo periodístico abundan), pero en este ámbito, el judicial, como en el sanitario, los errores y los desfases tienen consecuencias durísimas.

Si bien el Derecho español es uno de los mejores del mundo, en términos cualitativos, el funcionamiento del sistema no se corresponde con ese país de modernidad del que tanto presumen nuestros políticos.

Aunque es doloroso tener que decir esto, espero que la muerte de Mari Luz sirva para cambiar nuestro mundo judicial y que esto se traduzca en ni una sola muerte más de ningún menor a manos de un asqueroso pederasta, ningún tipejo de éstos más campando a sus anchas y ningún juez más viviendo del cuento y por encima de la ley.

Anuncios

3 thoughts on “Una justicia tirada

  1. manuel rubiales says:

    No te quepa la menor duda Igor, si el máximo órgano del poder judicial depende de negociaciones políticas jamás, jamás, jamás, será un órgano independiente, es la quiebra descarada de la separación de poderes, la alargada sombra de los vericuetos de los partidos políticos mancillando cualquier resquicio de independencia. Montesquieu era un iluso, no contaba con estas cosas.
    un abrazo

  2. Gaviota Jurídica says:

    Lastimosamente, en la actualidad son pocos los Estados democráticos que manejan una justicia independiente, o por lo menos “justa”. Los niveles de desconfianza en la administración de justicia han llevado a que la jurisdicción universal, la injerencia de la ONU, la CPI, y la CIJ sea cada vez mayor, cuando su competencia debería ser excepcional, y cada vez deberían conocer de menos casos. Como vamos, la justicia internacional se congestionará al igual que los despachos de los diferentes Estados.

  3. Ígor R. Iglesias says:

    -Manuel, es una pena que las cosas funcionen así. Pero, al menos, tenemos la oportunidad de denunciarlo públicamente. Un abrazo.
    -Gaviota Jurídica, te digo lo mismo que a Manuel. Por cierto, bienvenida o bienvenido a mi blog. Un saludo y gracias por dejar tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s