En este lado de la barra (el periódico q no se ve). Parquin

El otro día me tocó escribir una noticia sobre el estudio de detalle de un supuesto futuro aparcamiento subterráneo en la plaza Paco Toronjo de Huelva (que es donde está la Peña Flamenca de Huelva y la Hermandad del Rocío de Huelva; repito el nombre de Huelva porque es el nombre tanto de la peña como de la hermandad, ‘pa’ los que no sois de ‘asqui’, ya que en esta ciudad hay varias peñas flamencas y dos hermandades rocieras, Huelva y Emigrantes).

Total, que yo utilicé a lo largo de toda la noticia como sinónimos de habla (en el sistema de la lengua, los sinónimos realmente no existen, pero esto es otro tema) las palabras parquin, aparcamiento… Como los periódicos tienen sus normas de estilo, la palabra parquin me la cambiaron por parking. Incluso, “los párquines” lo sustituyeron por “los parking“.  En realidad, es lo único que cambian, a no ser que no haya por donde coger lo que has escrito, porque no se entienda, pero a estas alturas ya somos mayorcitos.

Escribo esto para divorciarme de parking. Me quedo con parquin y antes con aparcamiento, pero como ésta es muy larga para un titular y para no repetir siempre la misma palabra, pues recurro a parquin.

En el DRAE no vienen ni parking ni parquin, pero el Diccionario Panhispánico de Dudas (de todas las academias de la lengua española, incluida la RAE) propone parquin como adaptación gráfica de parking. Y copio textualmente:

parquin. Adaptación gráfica propuesta para la voz inglesa parking, ‘lugar destinado al aparcamiento de automóviles’. Su plural debe ser párquines ( plural, 1g): «El que ha salido en defensa de los párquines ha sido el concejal de Seguridad, […] que asegura […] que no hay ningún aparcamiento peligroso en la capital» (Cadena SER [Esp., corpus oral] 3.11.96). Aunque, por su extensión, se admite el uso del anglicismo adaptado, se recomienda usar con preferencia voces españolas de sentido equivalente, como aparcamiento, en España: «Caminó hacia su coche, situado en un aparcamiento cercano» (Millás Desorden [Esp. 1988]); y, en América, según las zonas, estacionamiento, parqueo, parqueadero y playa (de estacionamiento), referida esta última, en especial, al situado en una explanada al aire libre: «Estaba buscando el carro en el estacionamiento» (Aguilera Pelota [Ec. 1988]); «Estaban estacionados en los parqueos de la Presidencia» (Prensa [Nic.] 24.7.97); «El parqueadero de la Plaza de Toros estaba ya repleto» (Gamboa Páginas [Col. 1998]); «Mientras entraba a la playa de estacionamiento, verificaba […] que el Dodge había sido lavado» (VLlosa Tía [Perú 1977]).

Yo hubiese dejado parquin, por lo menos en el cuerpo de la noticia, pero…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s