Un pollo sin cabeza

Artículo de opinión publicado en Odiel Información de Huelva el viernes 3 de octubre de 2008

Autor: Ígor R. Iglesias

 

El Partido Popular es un pollo sin cabeza”. Son palabras de un socialista (Mario Jiménez), al estilo John Benjamin Toshack, que resumen a la perfección la situación por la que pasa y ha pasado en los últimos años la derecha onubense.

Una derecha presidida todavía por Pedro Rodríguez, que no ha dudado en afirmar que al llamado candidato oficialista, Manuel Andrés González, lo ha colocado él. Nunca se le pudo pedir peras al olmo y solicitar a Rodríguez que entienda la democracia sin dedos índices alzados es perder el tiempo.

No obstante, los que siguen el asunto afirman que González no ha sido tan mala elección y que su forma de presidir el PP distará ‘tela marinera’ de la que tiene todavía Pedro Rodríguez.

El PP ha de ser una partido de sumas y no de restas. Su estrategia política habría de venir marcada por la idea de aportar y no de frenar y esto último es el quehacer del actual equipo.

Basta con ver la actuación pública del presidente del partido conservador en el Pleno del Ayuntamiento para comprobar que éste se convierte a veces en un Club de la Comedia donde si los asuntos no fueran trascendentes las carcajadas brotarían con la actuación de los concejales que conforman el equipo del PP, que llega a rechazar sus propias propuestas, tan sólo porque los socialistas las han convertido en moción.

Incluso asuntos tan importantes como el Consorcio de Transportes son rechazados por el PP, que considera que Huelva ha de perder el tren, autobús y hasta la canoa al dejar fuera a la capital de tan importante entidad.

Y mientras esto ocurre, este PP se empeña en enmarañar la realidad con el aeropuerto, que ha sido admitido a trámite por Fomento, y el AVE y su estación, cuyos proyectos se redactarán en 2009, según recogen los Presupuestos Generales del Estado. Poner la zancadilla es cosa de tramposos, pero eficaz si con eso se consigue que ni AVE ni Ciudad de la Justicia lleguen a su destino con la puntualidad señalada.

Las contradicciones son tantas, que donde se exige un plan provincial para frenar la crisis, se rechaza la propuesta socialista, aunque ésta sea siete veces superior a la del PP.

Los pollos sin cabeza son jugadores sin aciertos ni destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s