También son onubenses

Artículo de opinión publicado en Odiel Información de Huelva el viernes 10 de octubre de 2008

Autor: Ígor R. Iglesias

 

Los vecinos de Cardeñas demostraron ayer la valentía y el coraje que ha de poseer toda ciudadanía a la que una institución pública la somete a las condiciones más obscenas de marginalidad humana.

Los vecinos se echaron ayer a la calle, cortando uno de los accesos de la ciudad, para exigir no sólo algo que es suyo, sino para que el Ayuntamiento de la ciudad les devuelva la dignidad que casi les ha robado.

Es una vergüenza que en esta ciudad haya personas cuyas viviendas se encuentran apuntaladas y se inundan con cada crecida de la Ría en días de fuertes lluvias, cuando sus nuevas casas, de protección oficial, esperan vacías a ser ocupadas a unos metros.

La Junta de Andalucía promocionó la primera fase de un conjunto de 106 viviendas, concluidas ya, que no han sido entregadas a los vecinos debido a una deuda contraída por el equipo de Gobierno de Pedro Rodríguez, el autodenominado mejor alcalde de toda la historia de esta ciudad y ‘der mundo mundiá’.

La constructora Marsein, no ha cobrado el resto que ha de poner el Ayuntamiento onubense, que roza el millón de euros. Si a esto le suma usted los cerca de dos millones de euros que faltan y que han de servir para formalizar las hipotecas de estas viviendas sociales, ahí tiene las razones para que 106 familias de esta ciudad estén viviendo en condiciones infrahumanas con techos que se caen, en casas, muchas de ellas, con hasta 100 años de antigüedad, construidas sobre una marisma, en condiciones de humedad que, seguro, difieren mucho de las nuevas construcciones de La Florida, Pescadería o Marismas del Polvorín, incluso de algún que otro piso de la calle Ciudad de Aracena.

Más allá de lo que se decide cada cuatro años, aunque casi la mitad de la población pase tres kilos a la hora de votar, ¿qué se puede hacer ante una administración que gobierna para unos pocos, que abandona a esos que también son onubenses y que hace caso omiso a las no ya quejas, sino súplicas de todo un barrio?

Ayer durante la protesta vecinal no estuvo presente ningún concejal del PP ni tampoco el defensor del Ciudadano (¿a quién defenderá entonces?) ni esos movimientos sociales y políticos más preocupados en recoger firmas para la Ría. Tan sólo Parralo. Allí, donde no hay bombillas ni farolillos ni estampitas ni festines.

Anuncios

One thought on “También son onubenses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s