Andalucía no está a la derecha

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el lunes 9 de marzo de 2009

elplural

http://www.elplural.com/andalucia/opinion/detail.php?id=31417

Autor: Ígor R. Iglesias

azahar

Aprovechando el Día de la Mujer, el presidente del Partido Popular (PP) de Andalucía, Javier Arenas, ha arremetido contra la política de Educación en Andalucía. Para el político de derechas, hay mujeres en los pueblos andaluces que “no han tenido la oportunidad de estudiar en los tiempos que correr”.

Arenas es un irresponsable, además de un embustero. Es cierto que todo es mejorable, pero decir que no todo el mundo tiene derecho a acceder a unos estudios del grado que sean es sencillamente mentir para tratar de desprestigiar a quien ocupa el sillón de presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (PSOE), puesto que el presidente del PP andaluz tanto ansía.

No existe ni un solo lugar en esta comunidad autónoma que no tenga acceso a la Educación y nadie al que se le prive de estudiar. No hubo una época como ésta en la que los andaluces tenemos la obligatoriedad de estudiar hasta los 16 años, poder remediar nuestros errores si no quisimos estudiar o crecer académicamente tanto como queramos. Por cada provincia andaluza, existe una universidad (homónimas con cada territorio provincial) y en el caso de Sevilla dos (la Hispalense y la Pablo de Olavide). Además, a éstas nueve hay que sumar la Universidad Internacional de Andalucía.

En el caso de los estudios no universitarios, los grados de formación profesional, el Bachillerato, la ESO, la Primaria y la Infantil son de acceso universal y gratuito para todo el mundo y no es una defensa a ciegas ésta, la mía, sino un hecho constatable, que sólo puede ser puesto en duda por quien deja a la altura de un pimiento a su pueblo con tal de agarrar un sillón que siempre se le ha antojado inalcanzable y en el que no se sentará nunca. Porque su discurso causa más conmoción fuera de Andalucía, que en esta tierra. Aquí sabemos quiénes somos y qué tenemos. Sin embargo, los prejuicios y el desconocimiento sobre la realidad andaluza se alimentan mucho más de palabras como las de Javier Arenas, a las que se les concederá cierto crédito por ser andaluz y por ser un líder de la derecha, y ésta siempre aplaudirá con las orejas todo lo que provenga de uno de sus jefecillos.

Si el debate se centra en la calidad de la enseñanza, tendremos que reconocer que ésta siempre será mejorable, pero no sólo aquí. Sin embargo, mucho me temo que la Educación no es el único factor que afecta a la calidad de la enseñanza. Las comparaciones siempre son odiosas; no se puede comparar Andalucía con regiones pequeñitas, como ha intentado hacer, con insultos, algún que otro dirigente del PP. Nuestros problemas son tan complejos como nuestra realidad. Un territorio tan amplio en el que vivimos más de ocho millones de personas no puede ser comparado con regiones que ni siquiera alcanzan el millón de habitantes. Ana Mato, esa politiquilla con ‘andaluzfobia’, es una más de los muchos ignorantes, que sencillamente, como andaluz, me resbalan. Somos, culturalmente, muchas más cosas de las que gente como Mato nunca podrán comprender.

Javier Arenas es un irresponsable y no cabe pedirle explicaciones ni que se eche atrás, porque no se puede ser andaluz de día y lo que venga de Madrid de noche. El travestismo político que practica la derecha es repugnante, pues para hacerse con el Gobierno español profieren su ‘España, coño’, para hacerse con el Gobierno andaluz Andalucía es lo primero y en cada localidad practican un pequeño nacionalismo separatista (como en Huelva hace el PP con respecto a Sevilla y el resto de provincias andaluzas). En las localidades en las que gobierna la derecha, la ausencia de políticas sociales son las que provocan en mayor medida ese fracaso escolar que tanto achacan a un sistema educativo que a mí, sin ir más lejos, me ha provisto de dos licenciaturas. En este sentido, en Huelva capital, donde la derecha gobierna el Ayuntamiento (con el 51% de los votos y una participación del 51%) hemos asistido en los últimos días a estallidos de violencia en cierta zona de la ciudad, relacionada con la ausencia de política social; y en el caso de que ésta exista, ¿no habrá que poner en duda su eficacia?

En todos lados hay hipócritas, pero la transparencia del PP, que ahora reclama el andalucismo como arma electoral, es algo más que un descaro: un insulto a la inteligencia del andaluz y a nuestro nivel cultural. Javier Arenas debería empezar por no mentir, velar porque la ineptitud abandone su partido y, por supuesto, aprobar geografía para entender que Andalucía no está a la derecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s