El Camps, el feo y el malo

Artículo de opinión publicado en periódico ElPlural.com, de Enric Sopena, el miércoles 11 de marzo de 2009

elplural

http://www.elplural.com/andalucia/opinion/detail.php?id=31499
Autor: Ígor R. Iglesias

derechones

La corrupción en el Partido Popular ha puesto de manifiesto quiénes son los del PP. Mientras la Justicia halla indicios de delito en algunos de sus dirigentes, como es el caso del presidente de la Generalitat Valenciana, Paquillo Camps, todo el partido protege a éste último sin importarle un pimiento que se dilucide o no si el valenciano es un corrupto o un honrado dirigente.

En el PP siempre se ve la mano del PSOE detrás de la Justicia cuando ésta investiga las corruptelas de la derecha o las negligencias cometidas por los llamados ‘populares’ en sus respectivos gobiernos. Sin embargo, cuando es un alcalde socialista el que se sienta en el banquillo de los acusados, cae sobre todo el PSOE el peso de la ira de la derecha contra la izquierda que representan los socialistas. Si son tan mal pensados, por algo será, pues puede que piense el ladrón que son todos como ya se sabe. Nunca se le escuchará decir a nadie dentro del PP nada en contra de alguien de su partido que esté siendo investigado o que haya sido detenido. Los derechones adoptan una actitud victimista, como si sobre ellos se cebara la sinrazón de un complot para acabar con los hombres (y las mujeres) de bien. En este caso, el PSOE se convierte en un verdugo, a ojos de esos poco humildes y honrados, que lejos que de suspender en su cargo al presunto delincuente, hasta que las cosas se aclaren o, al menos, respetar a la justicia, cierran filas en torno al corrupto, negándola tantas veces como después la invocan contra quienes no son de la pandilla.

Es en partidos chiquitillos y hay a quien le cuesta controlar a quienes están bajo su mando, cuanto más en macropartidos como el PSOE y el PP. La diferencia entre ambos estriba en que, mientras en el primero se suspende a aquel que traiciona la confianza del votante y de sus compañeros, en el Partido Popular se le protege sacando las garras para aparentar fortaleza. Este comportamiento puede explicarse de dos maneras: o bien la democracia es sólo un concepto con el que tienen que tragar (España carece de tradición democrática y la derecha nunca ha luchado por ella ni la ha defendido), o bien todos se protegen entre sí, si suponemos que más de uno tiene por donde callar.

Por otra parte, el juez Baltasar Garzón, que tras ver rotas sus aspiraciones políticas con el PSOE se convirtió en su peor enemigo (junto a Pedro J.), es ahora, a ojos de quienes ‘sufren’ lo que antes ‘padecieron’ los socialistas, un capullo, y entiéndase aquí lo de la rosa. Y es que para los derechones la película tiene un nombre: ‘El bueno, el feo y el malo’, es decir, el Camps, el Garzón y todos los del PSOE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s