Para que jueguen otros

Artículo de opinión publicado en Odiel Información de Huelva el viernes 24 de abril de 2009

odiel

http://www.odielinformacion.es/index.php?option=com_content&task=view&id=14119&Itemid=843
Autor: Ígor R. Iglesias

Hoy voy a hablar de deporte, aunque no sea mi fuerte. De hecho, la sección correspondiente, de este periódico, me llama “flojo”, en concreto un tal Bendala, que encuentra en Ale y Barranco, ambos naturales de Huelva, grandes aliados a la hora de deshonrar mis inmensas ganas de estar predispuesto para las acciones laborales con gran intensidad de carga física.Aunque yo no he practicado el vóley desde que me catearon en Educación Física por estar tumbado mientras los demás jugaban, hoy voy a hacer un esfuerzo y, no sin cierto trabajillo, levantaré la mano con el objeto de rematar la pelota, a ver si le da en la cabeza a alguien.

El presidente del Aguas de Huelva, Manolo Díaz, expresaba esta semana su “cansancio” por llamar a las puertas de la empresa municipal de la que toma el nombre y “no recibir contestación”. Total, que Curro Moro no le coge el móvil.

El equipo se encuentra en una situación de deuda tal, que no se corresponde con la situación de la empresa de aguas, una entidad donde la gestión lleva al usuario a pagar menos que aquellos que dependen de Giahsa. O eso dice el PP.

Hay gran riesgo de perder un equipo de gran trayectoria, porque los euros tienen destino según el bolsillo final.

Sí, otra vez arremeto contra el Ayuntamiento de Huelva, pero antes de vilipendiarme sería bueno que alguien me explicase por qué se le promete dinero a una entidad y luego se le deniega.

Sólo quien busca votos ve las cosas a lo grande. El fútbol tiene mayor rédito político que deportes con menos seguidores. Por eso, esa mirada que busca el beneficio propio usando gafas de servidor público es absolutamente repugante. Y no importa el color político. No recordaré, pues, eso de las manzanas podridas y bla, bla, bla.

Sin embargo, ¿a quién puede sorprender la actitud del equipo de Gobierno municipal? Este equipo, por su parte, no corre peligro alguno. No desaparecerá, pues las subvenciones le llegan y con ellas meten goles, sin importar la táctica y el juego. Abandonado el vóley, los jugadores del equipo que dirige Pedro Rodríguez (sí, la obsesión total) celebrarán las victorias financiadas por otros (Gobierno de España). De aquellos será la gloria; de estos otros, la culpa de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s