Irónicamente grande

Artículo de opinión publicado en Odiel Información de Huelva el viernes 8 de mayo de 2009

odiel

Autor: Ígor R. Iglesias

Se nos dice que en una semana comenzarán las obras de la Gran Vía. Esa semipeatonalización que eliminará los aparcamientos de la avenida Martín Alonso Pinzón y hará que donde ahora aparcan los coches, transiten los peatones, quienes siempre tendrán los soportales en días de lluvia.

Los que echarán de menos un elemento fundamental, aunque escaso, de esta vía son los conductores, que tendrán que buscarse habichuelas mucho más caras que aquellas que dispensa la zona azul.

La Gran Vía será como siempre. Tres millones de euros para eliminar el aparcamiento y quizá el adoquinado. Una moto que venderá nuestro Ayuntamiento como un maravilloso proyecto que el PP lleva pregonando más de 14 años y que sólo, bajo el amparo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha encontrado el auxilio preciso y que cumplirá la aspiración consistorial. Ésa que, con la excusa de que faltará aparcamiento, nos llevará a todos a ver destruido el Parque de la Esperanza, un espacio verde de los que no abundan en la ciudad, pero que a los especuladores y a los que están en política para enriquecerse no les sirve para nada.

Pero no será ése el único sitio que nuestros ojos verán desaparecer en beneficio de empresas privadas dedicadas a la gestión de párquines. Otra víctima, en este caso arquitectónica y antropológica, será el Mercado del Carmen, un edificio con poco valor artístico, pero con cierta antigüedad (1868) y gran valor sentimental, por ser el último resquicio de una Huelva marinera, que nos descubre el único lugar típicamente choquero que queda en esta ciudad.

Todo se convertirá en hormigón y ladrillo. Y la Gran Vía será esa avenida que irónicamente seguiremos denominando apocopadamente grande. El onubensismo seguirá engullendo el alma y la historia de una ciudad, que algunos reinventan, con la connivencia de muchos; como una basura que se acumula y que todos vemos, pero que a nadie alarma.

Anuncios

2 thoughts on “Irónicamente grande

  1. MANOLO RUBIALES dice:

    Es una pena pero Huelva se está convirtiendo a pasos agigantados en la Brasilia de Andalucía, un lugar sin duende y con los signos de identidad reducidos al capricho de Pedro Rodriguez. El onubensismo que él proclama será castizo dentro de doscientos años, tal vez, pero lo que es hoy por hoy lo que nos está quedando es una ciudad desangelada y sin esqueleto.
    un abrazo Igor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s