Tiene que pasar para que se haga algo

Todos hemos escuchado alguna vez eso de que “tiene que pasarle algo a alguien para que arreglen las cosas”. Y ha vuelto a pasar. El jueves una mujer de 79 años tropezó con las obras de la Gran Vía de Huelva, que hasta ese día no cumplían ni un sola norma de seguridad para los peatones. Tuvo que abrirse la cabeza esta mujer para que, tras la publicación a toda página del suceso en Odiel Información de Huelva, al día siguiente viéramos que ya se había resuelto el problema. Como siempre.

P240909_11.55[01]

Por cierto, que hubo quien me acusó de mejor no recordarlo por querer denunciar a través de la prensa que las obras no cumplían las normas de seguridad, además de que ni personas mayores ni discapacitados podían caminar sin riesgo a o no poder pasar por una calle o, peor aún, a caer y abrirse la cabeza o romperse la cadera. A ver quién era más… ¿aquel ignorante o yo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s