Apretados

Artículo de opinión publicado en ODIEL Información de Huelva el domingo 18 de octubre de 2009

odiel

Autor: Ígor R. Iglesias

Lleva razón Manuel Chaves cuando aconseja a Pedro Rodríguez que se apriete el cinturón. Son tantos cinturones sueltos los del PP en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva, que no me extraña que la ciudad vaya más a la deriva que nunca.

No se explica que en el año en el que las arcas municipales reciben la mayor inversión económica del Estado y de la Junta (con el Plan E y el Proteja, respectivamente), el Ayuntamiento argumente que no tiene dinero para los servicios básicos ni para sus compromisos con los ciudadanos, toda vez que se está construyendo una ciudad con dinero que el Gobierno ha destinado para que estos políticos municipales puedan acometer los proyectos que llevan prometiendo desde hace 14 años.

Tan mal van las cosas en el Consistorio onubense, que ni Pedro Rodríguez ni Francisco Moro ni el resto dicen ni esta boca es mía sobre sus sueldos. No es de recibo, incluso es razón para cabrearse, que Rodríguez (Perico, como le gusta que lo llamen; “llámame Don Vitto”, dijo una vez Correa) cobre más que Zapatero y se dedique a poner excusas (tontas) sobre por qué no se recoge la basura, sobre por qué los de Valdocco no han cobrado aún (y la mentira en el Catolicismo es pecado y de los gordos), sobre por qué la Poli o los músicos de la Banda Municipal no cobran lo que se les debe, sobre por qué las asociaciones de vecinos no reciben sus subvenciones, sobre por qué Apreja este año no podrá celebra el Día Sin Juego de Azar, entre otros colectivos.

Digo que Pedro Rodríguez pone excusas, pero miento, porque ni siquiera hemos visto al alcalde dar la cara nada más que para contestar en plan Morancos de Triana o Dúo Sacapuntas (aunque a mí me parece más Arévalo) al vicepresidente tercero cuando aconseja reducir el sueldo de quien cobra cuatro o cinco veces más que un mortal de sueldo medio.

Ahí los tenemos, son ellos, los de la derecha que sin escrúpulos se suben los sueldos hasta cifras desorbitadas (y a nadie le parece mal). Ahí los tenemos, sin atender a su ciudad, dejándola abandonada, huérfana, mientras manosean símbolos con los que decenas de miles de onubenses de la capital nos hemos criado. Ahí los tienen ustedes, esos que no planifican (la ejecución de las obras del Plan E son una muestra) porque están acostumbrados a la opulencia y si la obra del chalé o el macropiso se queda corta, no pasa ‘na’, pichita, que hay más parné.

Pedro Rodríguez y quien ostenta un poder (Francisco Moro) que muchos desconocen tienen un cinturón bastante ancho, donde cabe todo lo que han acumulado a lo largo de este tiempo. Ya se lo dijo a otro periódico el alcalde: “Nadie está en esto para perder dinero”. Se equivoca, Pedro, la política es un servicio público (así lo piensa, sin ir más lejos, el portavoz provincial de su partido) y no un pozo para manirrotos, por mucho que cobrar un sueldo esté dentro de la legalidad.

El día que los alcaldes tengan un tope en función de la población veremos, para bien nuestro, el de los ciudadanos, cuántos se meten en “esto” para perder dinero.

Anuncios

One thought on “Apretados

  1. manolo rubiales dice:

    Has puesto el dedo en el centro del ojo de uno de los temas que tantas veces he comentado y criticado ,el de la profesionalización de la`política. La que debiera ser una noble actividad de gestionar el bien público, de servir a tus conciudadanos con más o menos altruísmo es, hoy por hoy, y en muchos casos un perverso y puerco negocio para nuevas oligarquías de listillos.
    Un abrazote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s