Zarpa ‘popular’

Artículo de opinión publicado en ODIEL Información de Huelva el jueves 29 de octubre de 2008

odiel

Autor: Ígor R. Iglesias

La sesión plenaria volvió a ser un aperitivo para que Francisco Moro, primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, se despachara a sus anchas con cada uno de los concejales de un Grupo Municipal Socialista que es callado a golpe de zarpazo por quien manda y ordena.

Francisco Moro es esa fiera que pone cara de gatito ante la galería y que propina la bofetada cuando de que le hagan “perder el tiempo” se trata con asuntos relativos a los ciudadanos o cuando se reclama respeto ante quien, en uso de la palabra, opina lo contrario a este hombre: el hombre.

Ante la ausencia de Pedro Rodríguez, el alcalde que siempre está ocupado para hacerse cargo de los plenos, para atender a los ciudadanos o para dar explicaciones (excepto para presentar ferias, como la del ‘Pescaíto Frito’), Francisco Moro es el que, con las claves que Rodríguez ordena, gobierna la ciudad.

La capital queda en manos de esta mano derecha que con poca mano izquierda (ninguna) se ventila al que se le ponga por delante con una dialéctica propia de quienes ocuparon esos sillones durante el franquismo.

No es de recibo que un teniente de alcalde le diga a la portavoz del Grupo Municipal Socialista (que es Elena Tobar): “Usted no representa a nadie”, al tiempo que Moro cree hablar “en nombre de los comerciantes de Isla Chica y usted no”.

Los comerciantes son mayorcitos (también tienen DNI, como Francisco Moro, que no lo llegó a sacar en el Pleno, pero aseguró haber nacido en Huelva y no en Lucena del Puerto; absurdo). Los comerciantes de Isla Chica no necesitan que nadie hable por ellos, pero Francisco Moro debería entender o, al menos respetar, que un grupo político defienda asuntos relativos a la ciudad, coincidiendo con lo que los ciudadanos quieren.

Hubo un momento en el que un sector de la ciudadanía reclamó más bombillas de colores en sus calles cuando de una fiesta se trataba. Pero hoy en día, con algunos años más, la ciudad, como antes (aunque muchos no quisieran verlo) necesita otro tipo de atenciones.

Quien se planta ante el PP queda relegado a las mofas de un partido que ningunea a un PSOE que representa a 22.424 electores, como el PP a sus 31.056 o IU a 4.477.

El respeto es clave, aunque la zarpa sea la estrategia para esta forma de hacer política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s