El carro del aborto

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el lunes 7 de diciembre de 2009
Autor: Ígor R. Iglesias

La última campaña de los que dicen ser defensores de la vida han abierto un interesante debate al mezclar la monarquía con la promulgación de leyes, que es lo mismo que mezclar las churras y las merinas. Que el rey sancione las leyes es tan simbólico como el que se persigna al paso de una ermita. Dicen los antiabortistas que el rey se colocará en una “complicada” situación si firma la reforma de la ley del aborto. Se equivocan. Complicada sería su situación si no lo hiciese.

La absurda figura del monarca es tan pobre que Juan Carlos no tiene capacidad alguna de negarse o mostrarse a favor de esto o de aquello. Siempre se ha dicho que con la imparcialidad el rey demuestra respeto. Teniendo en cuenta que nadie lo ha elegido (y basta ya del cuento ese de que la Constitución la votamos todos, porque es susceptible de cambios), lo mejor que puede hacer el rey (y su mujer y sus hijos) es mantener el pico cerrado y firmar lo que le pongan por delante, que es lo que viene haciendo desde que es jefe del Estado español.

Cuando la reforma de la ley del aborto se apruebe en las Cortes, su excelencia sancionará. Y aunque lo hará en el único sentido para el que se le quiere, asumiendo lo que las Cámaras Alta y Baja deciden, este último paso para que la ley vea la luz como tal servirá para sancionar, en otro sentido, a esas voces tremendistas que salen a la calle con pancarta para protestar contra todo sobre lo que Zapatero pone la mano. Parece ser que las manifestaciones contra la guerra de Irak no sentaron bien al PP, que se ha tomado la revancha de manera constante a lo largo de estos últimos cinco años y medio poniéndose en la cabecera de manifestaciones con tufo a franquismo y a un conservadurismo trasnochado. También lo ha hecho la Iglesia, a quien los socialistas temen más que a las encuestas últimas. La Iglesia se ha mostrado voraz con el Gobierno a la hora de promulgar leyes sociales y todo por lo mismo: el dinero. Ya no es cuestión de crucifijo más o menos. Es cuestión de llevarse bien si las arcas eclesiásticas están surtidas con el dinero de todos. La Iglesia sabe hacer ruido y no sólo a través de sus medios.

Con todo lo que están dando, cuando la ley se apruebe las cosas seguirán igual, pero mejor. Porque la mujer que lo desee podrá ejercer su derecho con más garantías constitucionales.

En el colectivo que protesta, no me cabe duda de que hay gente que cree firmemente en lo que defiende, aunque yo no comparta sus principios. Pero la gran cabeza pensante, Iglesia, Partido Popular y algún que otro gran empresario, se suma al carro del aborto como a un carro más, el de la gran rebaja del todos contra ZP, sin importar qué ni por qué. Sino para qué.

Anuncios

4 thoughts on “El carro del aborto

  1. manolo rubiales says:

    Sólo un puntito de discrepancia: Para mi, lo mejor que podría hacer el rey y su familia sería practicar la renuncia colectiva y dejar que los españoles, democraticamente, pudiéramos elegir al jefe del estado o poder ser elegidos a tal fin. Republicano que es uno, qué le voy a hecer.
    Saludos.

  2. Luna says:

    Me han contado que durante muchos años fueron muchas las jõvenes q viajaron al extranjero para abortar…mientras las más pobres, q no podìan viajar no tenìan otra opciõn q tener a sus hijos y criarlos como buenamente podìan…tambièn me han contado q muchas de esas jõvenes son las q ahora protestan contra un derecho q podìa haber salvado las vidas de muchas de esas mujeres españolas…es sangrante y hay q decirlo alto y claro, como tu, gracias Ígor

  3. una muy mayor. says:

    Fueron muchas en mi época, las mujeres con medios que abortaron a la chita callando y en Europa, lo que suelo definir como hacerlo “bajo palio”… La iglesia y sus miembros lo permitían. La misma hipocresia de entonces la emplean ahora y siempre los mismos.
    Las pobres, por el contrario, venga hijos sin mas salidas.

    Que nos dejen en paz la iglesia y sus seguidores fanaticos, ya estuvo bien de sus presiones durante tantos años, que nos dejen, por favor.
    Se trata de poder decidir los hijos a tener con responsabilidad y usando las leyes por derecho. Nadie lo hará si no lo necesita, somos maduras y consecuentes.
    Lo necesario es la LEY.

    Con respecto al Rey, se puede retirar, no pasa nada. El pais funcionará mejor aun. Este pueblo volverá a ser republicano que va siendo hora de recuperar aquella epoca de progreso ya. Un sueño para el nuevo año que dejo aqui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s