“Yo no leo ODIEL…”

Artículo publicado en ODIEL Información de Huelva el domingo 14 de febrero de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Que todo el año es carnaval. Para Pedro Rodríguez , sí. Para mí, también si ganase más de 100.000 euros al año y tuviera la capacidad de decidir si cobro más o menos en tiempos de crisis. Y además podría nombrar a mi séquito de concejales tenientes de alcalde. Al menos, de los 14 que me acompañaría, nueve ostentarían tal estima, con la consiguiente traducción económica. Y no me importaría nombrar teniente de alcalde, por ejemplo, a algún que otro ‘paná’. Total, a ese nivel me daría igual que la ciudad estuviera llena de socavones o que el deporte base fuera inexistente o que la exclusión social fuera más alta que los sueldos de esos que formaríamos un equipo de Gobierno sin capacidad para escuchar ni rectificar ni reflexionar ni decidir: sólo para cobrar y reír. Incluso tendría tiempo para meterme en la mierda esa del Facebook y poner como los trapos a este periódico (ODIEL Información de Huelva) por enseñar, por mostrar, por contar e informar sobre las cosas que pasan, tanto con palabras como con imágenes. A la derecha nunca le gustó la democracia. Lo que pasa es que para que haya democracia también tiene que estar la derecha, porque el problema no es la derecha en sí; es bueno para todos la discrepancia y divergencia. El problema son esta gente (que también los hay en todos sitios, pero no de manera tan abundante), que ni son políticos ni creen en la política ni son democráticos ni creen en la democracia. Son un pandilla de amigotes que ni siquiera saben encajar las críticas que provienen de la prensa y se dedican a presionar para tapar bocas. Antes de escribir este artículo de opinión he circulado por las calles de esta ciudad para llegar hasta la redacción de este periódico. He comprobado que cada vez hay más socavones en la ciudad y encima como ciudadanos tenemos que aguantar que el responsable de esta situación se ponga a la defensiva. ¿Pero qué forma tan infantil es esa de gobernar? Y se apunta públicamente a ODIEL y se insulta a sus profesionales. Hay quien dice que él ODIEL no lo lee ni aunque se lo regalen (que más le valdría, pues así sabría qué pasa en la ciudad de la que él y el resto de sus compañeros y su jefe, el alcalde, son responsables). Como no les gusta este periódico, porque serán de esas personas que no les gustan las verdades a la cara o que quede en evidencia su gestión, a modo de insulto, se indica que nuestra información es como lo que se hace en Cuba o Venezuela. Pues si es así, los cubanos y los venezolanos han de estar contentos con sus medios. Porque lo que hacemos nosotros es mostrar lo que hay y que ustedes como lectores valoren. Estar a la defensiva de esa manera, perder la noción de esa forma, no sabiendo diferenciar que uno es concejal y el juego democrático exige que su gestión esté sometida al juicio de los ciudadanos de a pie y de los medios, es no saber dónde está su lugar y dónde el nuestro. No sé si es por los altos sueldos, que los hacen alejarse de los que andamos alrededor de los 20.000 euros, o es porque, como los árboles, crecer torcido impide estar a la altura de las circunstancias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s