Cara y cruz de La Joya

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el lunes 24 de mayo de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias
El céntrico barrio construido sobre un cabezo presenta dos realidades muy diferentes

El céntrico barrio de La Joya es un lugar de contrastes, donde las casas tradicionales se dan la mano con las nuevas construcciones de primeras calidades, pero con la salvedad de que unas y otras calles configuran dos realidades diferentes, a pesar de ocupar el mismo espacio.

Si usted adquiere un casa adosada de las nuevas, encontrará en este lugar aceras modernas y bonitos jardines. Si opta por comprar una de las viviendas tradicionales, para reformar o ya reformadas, tendrá que soportar un pésimo acerado, socavones o calles sin asfaltar. Es aquí donde, curiosamente, el asfalto no se ve por la cantidad de piedras y tierra que están depositadas sobre el mismo.

En la calle Nuestra Señora del Rocío, a la que se accede desde Fray Juan Pérez, la parte vieja es un pedregal, donde las condiciones tanto del asfalto como de las aceras dejan entrever que ni se limpia, ni se baldea ni se prestan los servicios municipales adecuados. Esto es lo que denuncian los que viven en este lado de la calle.

Sin embargo, en el tramo nuevo, una espaciosa acera configura una calle peatonal, donde todo sería perfecto si no fuera porque la accesibilidad brilla por su ausencia en uno de los extremos de este tramo. Desde Fray Juan Pérez no existen obstáculos, pero desde la calle Primitivo Lázaro sólo es posible acceder a esta parte a través de una empinada escalera, algo que llama la atención sobre esta forma de haber planificado un espacio público, teniendo en cuenta que tanto esta zona del Cabezo de la Joya como las viviendas construidas en el lugar son recientes.

Los vecinos de la parte más antigua de la calle Nuestra Señora del Rocío indican que el Ayuntamiento de Huelva lo tiene todo “fatal”, según expresa Pilar, una vecina, a cuyas palabras otra, de nombre Nati, añade que “lo que hace fatal en esta zona es que quiten el cabezo”.

Las arenas de la calle pertenecen en parte al cabezo que da nombre a la zona, que se encuentra a pocos metros de estas viviendas. Pero sobre el asfalto también hay restos de hormigonado y de cemento en grandes cantidades, así como piedras y ladrillos rotos a lo largo de varios metros.

La arena de los cabezos es “algo inevitable”, señala otro vecino, que prefiere no dar el nombre. Pero el cabezo de al lado no es sólo un lugar campestre. El ‘locus amoenus’ ha dado paso a un aparcamiento improvisado, donde los coches aparcan sobre montículos de escombros que ilegalmente ocupan el lugar, sin recibir el tratamiento adecuado para este tipo de residuos. Asimismo, también se acumulan numerosas basuras tanto orgánicas como inorgánicas, abundando restos de muebles y de electrodomésticos.

Esta fuente de infección e insalubridad también adorna la parte superior del cabezo, de difícil acceso. Arriba, hay colchones, más basuras y restos de fogatas, algo que supone un peligro para las casas próximas.

Este pequeño monte, que se encuentra en medio de la ciudad, está repleto de maleza y rastrojos, que no son recogidos ni limpiados: otro peligro con respecto a los incendios y que contraviene la prevención de los mismos que otras administraciones superiores llevan a cabo en los lugares de su competencia, algo que el Ayuntamiento no hace.

Cerca del lugar, para completar la estampa, se encuentra el Centro de Salud ‘Adoratrices’, y todas las inmediaciones que corresponden a este cabezo son un auténtico vertedero que nadie limpia (el Consistorio, que es quien tiene competencias para ello), sin que esta hecho produzca sonrojo más que en aquellos que sufren las consecuencias de tanta suciedad acumulada. “Se ven ratas como gatos de grandes”, indica Antonio, un vecino de la zona.

La calle Fray Juan Pérez sirve de eje de separación entre estas dos realidades de un mismo lugar. Aquí, además el asfalto se encuentra en mal estado, con varios socavones que provocan las consiguientes molestias a los conductores. Curiosamente, donde se han acometido actuaciones por parte del Ayuntamiento, el asfalto que se ha parcheado se ha hecho con hormigonado y no con alquitrán.

Vivir en el campo, en pleno Centro de la ciudad

Viven cerca del Centro, en La Joya, pero como si de un campo a varios kilómetros de Beas, por ejemplo, se tratara.

Un callejón en la calle Fray Juan Pérez da acceso a tres fincas privadas que comparten una misma entrada peatonal y que hace de frontera entre la capital onubense urbanizada y la parte céntrica más rural de toda la ciudad. Las pintadas acompañan en este tránsito, grafitis de todo tipo que se diseminan cuando hacen aparición las chumberas y los arbustos de todo tipo. A la derecha, un campo que termina cuando el cabezo hace asomarse al curioso a la moderna avenida San Sebastián, donde transitan los coches por sus amplios carriles, y los peatones pasean del Centro a los barrios y viceversa o tras salir del moderno centro O2 Wellnes, un macrogimnasio que se encuentra a escasos metros de los huertos.

Las fincas habitadas son “propiedad privada” como nos indica una vecina. Un perro vigila la vivienda en la que habita una familia onubense, procurando ser un buen vigilante, como los canes de las fincas campestres.

Por detrás de la casa hay un aparcamiento donde caben pocos coches, que acceden, a través del cabezo de la Joya, por un camino de tierra desde la avenida Fray Junípero Serra, que comunica la glorieta de Juan Ramón Jiménez, subiendo la Cuesta del Carnicero, con el Centro de Salud ‘Adoratrices’, cerca de la fuente de los Bomberos, al comienzo de la avenida de Andalucía.

Entre estos espacios urbanos discurren las siembras que aún permanecen y la parte más salvaje del cabezo. Son los propios vecinos los que se encargan del cuidado del lugar. El tendido eléctrico, precario, está sostenido por postes de madera a baja altura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s