Nuestras vecinas las ratas

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el sábado 19 de junio de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias
Foto: Josele Ruiz

Sus vecinas son las ratas. Viven en la calle Ramón y Cajal, en Las Colonias, donde tres solares repletos de suciedades, maleza, roedores e insectos traen de cabeza a los vecinos de esta calle.

Hasta “a 23 ratones ha tenido que dar caza” Antonio Gómez en el interior de su casa, según relata. “Varias ratas a sus anchas” es la estampa habitual que Manuel Castilla contempla desde la terraza de su casa. Ambos viven en la calle Ramón y Cajal y los dos tienen dos solares contiguos a sus casas, uno enfrente del otro.

Juntos, cada uno para cada solar, han presentado las correspondientes denuncias en la Gerencia Municipal de Urbanismo, desde donde la respuesta nunca ha satisfecho a estos dos vecinos, ya que “el problema nunca lo resuelven y cada vez hay más suciedades”, indica Castilla.

Éste ha tenido que encargarse personalmente del asunto. Ha cortado la maleza que sobresale a la calle, ha levantado un muro (con el permiso del dueño del solar) para que no se pudiera acceder al local, dando cumplimiento a la normativa al respecto. Sin embargo, una obra contigua a este solar “ha empeorado las cosas: han tirado la valla, los pintores han tirado los botes de pintura y los han dejado ahí y otra obra abrió una zanja de algunos metros de profundidad”, observable desde su casa, tal y como ha comprobado in situ esta redacción, y “es un criadero de ratas”, expone Manuel Castilla.

Éstas “trepan por los árboles que han surgido en el solar” hasta el patio trasero de este vecino y “también he visto cómo trepan por las paredes”, añade.

Es lo mismo que le pasa a Antonio Gómez, quien junto a su casa y por detrás de la misma tiene dos solares a cada cual más abandonado. Uno de ellos da tanto a la calle Ramón y Cajal como a Menéndez Pelayo y por ambas se puede acceder sin ningún problema: por la primera a través de un muro que el temporal de este invierno echó abajo, previa intervención de los Bomberos; y al segundo se accede a través de la puerta de la fachada de la casa que en este solar se encontraba. Incluso parte de esta casa está aún en pie, con gran peligro de derrumbe, no sólo sobre el solar o la calle Menéndez Pelayo, sino sobre la casa de Antonio Gómez, quien teme esto y que las malas condiciones higiénico–sanitarias de la zona “lleguen a afectarnos”, en referencia a su familia.

También Manuel Castilla está preocupado por este hecho: “Temo que las ratas entren en mi garaje o en mi casa, pues las veo aquí en la calle”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s