Político para ser rico

Artículo de opinión publicado en ELPLURAL.COM el jueves 24 de junio de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

“Veremos a ver quién se mete en política”. Con estas palabras el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP), vicepresidente regional del PP en Andalucía, se ha posicionado respecto de la bajada de sueldos propuestas por la FEMP

Este político, metido en política pasada la cincuentena, es de esos que nadie echará de menos cuando se haya marchado. La política española tiene un problema: sus políticos. Esto se parece a esas películas estadounidenses donde alguien dice que es senador de los EEUU mientras hace y deshace a su manera. Los sirvengüenzas no tienen nacionalidad.

En España la reducción propuesta roza el insulto. Los políticos acuerdan bajadas ridículas de sus sueldos y se comparan con los funcionarios. No es lo mismo una bajada del 15% para quien gana 90.000 euros que para aquellos que no llegan a los 20.000 euros. No es lo mismo; echen ustedes las cuentas.

Algunos políticos, como Pedro Rodríguez, el alcalde de Andalucía mejor pagado (él se pone el sueldo), están indignados con estas reducciones y, para más inri, a los que ganan más de 80.000 se les retendrá más (una ‘mijita’ más). El alcalde de Huelva se lo ha bajado hasta los 79.000 para que no le afecta esta retención especial, diseñada para ricos, y encima el hombre anda quejándose, poniendo en duda que haya gente honrada a la que no le importe el dinero tanto como a él.

Precisamente, lo que necesita este país es que quien se meta en política no vea en la misma un modo de enriquecerse, de acomodarse. Los sueldos de los políticos deberían estar al mismo nivel que el de los trabajadores, porque aquéllos son servidores públicos, y además deberían estar sometidos a un baremo en función de la población sobre la que se gestiona. En este sentido, no es lo mismo ser alcalde de Huelva (150.000 habitantes) que de Barcelona, por ejemplo. Y lo que no es lógico que concejales de pueblo o de capitales de provincia cobren casi como un ministro.

Esto es algo que han de tener en cuenta nuestros políticos actuales: la responsabilidad de que la gente siga creyendo o no en la política es suya. La democracia no se está deteriorando por los ciudadanos de a pie, sino por sus representantes políticos.

Veremos a ver quién se mete en política a partir de ahora. Y lo veremos. Gente como Pedro Rodríguez seguro que no. Pero, como digo, la reducción aún debe ser mayor: ¿qué es eso de cobrar por asistir a comisiones y reuniones varias? A mí, como a usted lector, me pagan un sueldo por hacer mi trabajo y ni un euro más si hay una reunión. Con los despilfarros de nuestros irresponsables políticos es lógico que haya administraciones que estén en bancarrota (elijan ayuntamiento).

¡Fuera de la política los intrusos, los malos políticos, los sirvengüenzas! Y de éstos los hay en todos los partidos. ¡Fuera de nuestras vidas (de la vida pública) los que nos toman el pelo, los que se llenan los bolsillos con nuestros, los que están convirtiendo esta democracia en una cosa que a la gente le lleva sonando a chino desde hace tiempo! Nunca he entendido por qué hay quien da la espalda a la política, pero visto el panorama… entiendo que haya quien no crea ni en el espíritu santo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s