Fe de errores

En el artículo de opinión ‘Cobardes’, publicado en ‘Odiel’ el domingo 8 de agosto de 2010 (no corregido tras ser escrito con prisas, que nunca son buenas consejeras), donde dice ‘prevendas’ debe leerse ‘prebendas’ y donde ‘rallar’, ‘rayar’. Se trata de dos faltas de ortografías propias de las citadas prisas, pero que no por ello justificables. Asimismo, en el último párrafo hay otro descuido y donde en la edición impresa se puede leer “como eso gracioso es eso…” debería poner “como gracioso es eso…”. Tanto en la página web de ‘Odiel’ como en mi blog, los tres errores están corregidos. En cuanto a los mismos, tengo que decir que se disculpa al que ignora tales normas, porque aunque la inobservancia de las leyes no exime de su cumplimiento, al menos la ignorancia o falta de formación en un individuo podría disculpar o, cuando menos, hacer comprensibles ciertos errores. Pero para nada en quien sabiendo, teniendo formación, comete un error por no haber tenido cuidado. Valga, pues, este mea culpa para poner en evidencia lo que, por un lado, ha sido una falta de profesionalidad de quien trabaja con las letras y no ha vigilado el uso adecuado de su instrumento de trabajo y, por otro, de quien habiendo descuidado la fidelidad a sus convicciones ha errado por haber caído en aquello que repudia: la vaguedad intelectual, propia del mediocre. Pido disculpas, pues, a los lectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s