…Y ahora, una plazoleta

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el lunes 24 de agosto de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Los vecinos de la calle Torres Quevedo piden que se construya una plaza en el solar que ha dejado la demolición de la casa de ocupas que les ha traído de cabeza durante años.

Hace unos días, el dueño de la casa procedía a su derribo. Con ello, este propietario evitaba que una vez tras otra la casa que aún se mantenía en pie hasta el mes de julio fuera ocupada y llenada de desperdicios de todo tipo, algo que estaba resultando más que un inconveniente para el vecindario. Las condiciones higiénico–sanitarias en la zona no estaban siendo las adecuadas para unos vecinos que se echaron encima tanto de este dueño, como del Ayuntamiento, ya que buscaron forzar al consistorio a actuar como responsable subsidiario.

El derribo ha dejado un gran solar que se une a ahora al resto de parcelas sin urbanizar que se encuentran justo debajo del puente de la antigua Vía de Tráfico Pesado, que pasa por debajo de la calle Valverde del Camino, en el barrio del Matadero.

El portavoz vecinal de la calle, Rafael Alcaide, ha expuesto su deseo de que para esta zona se piense en una gran plazoleta que venga acompañada por todos los elementos que se le presuponen: bancos, árboles y espacios infantiles.

De este modo, los vecinos presionarán al Ayuntamiento para que se convierta en espacio de ocio tanto las parcelas privadas como la parcela de propiedad municipal, donde hay un aparcamiento provisional, fruto de otra queja vecinal.

Y es que en la calle Torres Quevedo todo parece moverse a golpe de denuncia vecinal, pues cuando los vecinos salen en prensa, los escombros o la proliferación de ratas, solares son objeto de una actuación municipal en la que han intervenido hasta el momento la Oficina del Defensor del Onubense, la Gerencia Municipal de Urbanismo, la concejalía de Medio Ambiente y la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales.

En cuanto a la Oficina del Defensor del Onubense, el titular de la misma, Manuel Rodríguez, propuso al Ayuntamiento derribar la citada casa y solicitar posteriormente los costes a los propietarios, extremo que finalmente no ha tenido que producirse, al responder el citado dueño ante una realidad en la que tenía frente a sí a los vecinos de esta calle.

En la lucha vecinal, la asociación del barrio también tomó cartas en el asunto y con el interés mostrado por cada una de las partes la balanza cayó del lado de los vecinos de Torres Quevedo.

En otras zonas con ocupas, por contra, las cosas no han cambiado con el tiempo: es el caso de la vivienda ocupada del Conquero, en la avenida Manuel Siurot, frente al IES ‘Alto Conquero’, y del bloque entero de ocupas de la calle Rodrigo de Triana, detrás del Bar Invernadero, en las inmediaciones de Federico Mayo y Cantero Cuadrado.

En estos lugares incluso se ha registrado la presencia de menores de edad, aunque la intervención de los servicios sociales comunitarios no ha convenido la retirada de custodia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s