Neofascismo

Artículo de opinión publicado en ODIEL Información de Huelva el domingo 29 de agosto de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

A la luz de las llamadas y comentarios que escucho, leo y recibo, en el Ayuntamiento de Huelva alguno que otro viviría más feliz sin mi presencia en los medios de comunicación. Un alto honor al que me eleva algún que otro engominado de manera incomprensible, porque la ignorancia me mantendría más en el anonimato. Pero los insultos, algunos de calado personal, y las invitaciones a que me vaya no es algo nuevo. En la SER, ya recibí la llamada de un asesor del alcalde que me acusó de cobrar del PSOE (entonces me pagaba la Sociedad Española de Radiodifusión, SER, y hoy Odiel Press) y me indicó (no lo sugirió) qué tipo de periodismo tenía que hacer. Entonces incomodé mucho por mis preguntas, como aquella que le hice al alcalde el día en que inauguró cinco meses antes de las elecciones el nuevo Parque Moret. IU (Pedro Jiménez), PSOE (Manuela Parralo), Federación Tartessos (Isabel Delgado y Miguel Chávez) y Plataforma Parque Moret (Manoli Boza) estaban conmigo ese día en el estudio de radio a la hora de la inauguración, de 12 a 14 horas. Era sábado. El único que estaba en el parque era Pedro Rodríguez (PP). “Alcalde, ¿por qué inaugura un parque con el 60% por terminar?”. Claro, son preguntas “tocapelotas”, insulto que me dirigen ahora a cuenta de informaciones como la de los baches y socavones. Es muy grave que esto ocurra por informar en las informaciones y por opinar en las opiniones (las mías tanto en ODIEL como en ElPlural.com). No entro al trapo (más insultan al director de éste último periódico digital, Enric Sopena), pero he querido poner esto de relieve para hacer visible una realidad propia de un estado fascista. Porque el neofascismo subyacente es más peligroso que el explícito y, como decía este miércoles en Público el catedrático de Derecho Constitucional del Estado y Libertades Políticas Francisco Balaguer, “el fascismo es un virus mutante y sigue vivo, sólo que hoy se expresa de otra manera: a través de la corrupción institucionalizada, del cinismo como método de acción política, del populismo y del descrédito del Estado de derecho”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s