Las fuentes de los barrios llevan sin agua todo el verano

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el martes 31 de agosto de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

El Ayuntamiento de Huelva ha cerrado el grifo a los barrios. Las fuentes públicas de las plazas y parques de éstos no tienen agua, en unos casos porque están rotas y en otros simplemente porque el mismo consistorio cierra la llave de paso. Esto último es lo que más exaspera a los vecinos que denuncian esta situación, ya que no hay espacios públicos donde paliar las altas temperaturas a pesar de contar con los medios para ello.

Plaza Houston. 12.00 horas. Son los últimos días del mes de agosto y el Lorenzo (el sol) se ha puesto valiente. Las altas temperaturas no encuentran a ras de suelo el alivio que la propia infraestructura municipal previó y que la gestión municipal se encarga de hacer inútil.

En la citada plaza, la única fuente pública, de dos grifos, permanece con el agua cortada durante “todo el verano”, y no es el único lugar de la capital donde ocurre, tanto en lugares de reciente rehabilitación como sitios donde no se produce una remodelación del lugar desde tiempos de Juan Ceada (PSOE), el anterior alcalde.

En la plaza Houston, acabada a toda prisa a finales de esta primavera, después de tres años de unas obras que se paralizaron por falta de dinero y se antojaron interminables, la fuente “nunca ha funcionado”, dice Francisco desde su quiosco, pero un niño de 10 años de edad que suele jugar en la zona, tocayo de aquél dice que “al principio sí había agua, pero los jardineros ahora sólo se la ponen para beber ellos cuando vienen”. Y efectivamente, en el momento en el que esta redacción está realizando el presente reportaje no hay ni gota de agua.

En este sentido, un vecino de esta plaza, de nombre Francisco Castro, confirma que “sí ha tenido agua, pero como los chiquillos se ponían aquí han cortado el agua”, algo que disgusta a este vecino. Ahora, niños como el citado más arriba dice que con sus amigos cuando juega “nos tenemos que ir a beber agua al bar”.

Cerca de la única fuente de la plaza, un padre juega con su hija en el arenal de la zona de columpios de los niños más pequeños. Este padre, llamado José Francisco Maya, critica que “no esté habilitada la fuente, lo que te obliga a traerte el agua de casa, ya que la fuente no sirve para nada”.

José Francisco aboga por que “haya un vigilante” para “estar pendiente del consumo de agua y evitar que los gamberros roben los pitorritos de las mangueras de los jardines con las que se riegan éstos”.

Este tema de la vigilancia es también una de las cuestiones en las que pone el acento María Jesús Ortega, que juega con sus hijos en el Parque del Torrejón, donde junto a los columpios del mismo, lucen dos fuentes para beber y que tampoco sirve “para nada”, ya que “no dan agua”.

Para ello, “sería bueno que hubiera un vigilante, como antes se veía en los parques, que sirviera también de mantenimiento y así, además, se crearía un puesto de trabajo”, expone María Jesús.

En otro punto, en Isla Chica, la plaza Padre Jenaro cuenta con única fuente que lleva en el lugar décadas. Los que hoy cuentan con 30 años dicen recordarla de cuando eran chicos, como es el caso de Javier, que señala ahora a la fuente y la plaza y comenta: “Ahora es cuando esto esta peor y eso que la vida ahora es más moderna que antes”.

Javier acaba de salir de la tienda Golosinas Huelva–El Portil, precisamente “de comprar agua para refrescarme, ya que la fuente no funciona”.

En un banco junto a esta fuente se encuentra sentado Fernando Romero, junto a otros dos vecinos de la zona. Éste dice que “es necesario que tenga agua, por las calores que están haciendo” y “porque las personas mayores lo necesitamos y también los chiquillos, para refrescarnos”.

Además critica la estructura de una plaza de la que dice que “está abandonada” y que “solo hay que mirar su fuente”. Y la verdad es que ésta se encuentra totalmente seca, sin echar agua y deteriorada.

Otros vecinos de la zona indican que “si van a decir ahora de antemano que esto es así porque somos unos cafres los ciudadanos ya le digo al listillo de turno que se dé un punto en la boca y que los responsables municipales arreglen esto, porque esto lleva sin arreglase desde que el alcalde es alcalde”, expone una vecina que pide anonimato debido a que regenta un comercio.

En el antiguo Pinar de Balbueno, entre la calle Licenciado y la avenida Campos de Montiel, en el Parque José Carrasco, las tres fuentes de la zona están secas. Dos no tienen agua y sus botones están atascados. En una tercera sale un hilito de agua tan débil que es imposible beber o refrescarse, pero al menos sale algo, en comparación con el resto. Dos de estas fuentes se encuentran junto a dos zona de columpios.

Y en la calle Antonio Segovia, junto a la avenida de Andalucía, otras dos fuentes nuevas, rotas y sin agua.

En el Centro sí hay agua. Los problemas que denuncian los vecinos de las distintas zonas recogidas en este reportaje y que esta redacción a comprobado ‘in situ’ no se dan, por contra, en el Centro, ya que sí cuentan con agua la fuente de la plaza de las Monjas; la de la llamada Cuesta del Femenino (Manuel Siurot), donde se encuentra el Museo al Aire Libre; o la del parque del Muelle (de las Palomas). Asimismo, en las inmediaciones de El Saladillo, en el Parque Antonio Machado, también se encuentra en perfecto estado la fuente más cercana a este complejo deportivo.

Tres meses sin refrescar la plaza. La plaza de la avenida de Galaroza se ha llevado tres meses sin agua, según los vecinos, que se muestran indignados por el hecho de que durante “todo el verano haya estado la fuente que echa chorros para arriba” sin hacerlo. “La han encendido cuando se han enterado de que ha venido el periódico”, en referencia a ‘Odiel’, que estuvo el lunes de la semana pasada, cuando la plaza aún no había recuperado el agua, según denunciaron aquel día los vecinos y comerciantes consultados por esta redacción durante la realización de un reportaje sobre un apagón de luz en la plaza prolongado durante más de un mes. Vueltos a consultar el jueves pasado sobre éste y otro asunto (el corte de agua, del que se quejaron el lunes de esa semana), las cosas habían cambiado con respecto a la fuente de agua no potable que echar chorros hacia arriba. Según ha podido saber esta redacción, el Ayuntamiento tuvo conocimiento el mismo lunes de la semana pasada del trabajo de campo previo a la publicación del reportaje en cuestión sobre la luz y de ahí la indignación vecinal: “¿Tiene que venir la prensa para que pongan agua tres meses después?”, se pregunta Agustín Capelo. Con respecto a la luz, ha sucecido algo similar, tras más de un mes sin luz, el reportaje motivó la iluminación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s