Pablo Rada vuelve a tener luz tras dos días de apagón

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el miércoles 1 de septiembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

La avenida Pablo Rada ha recobrado la luz tras dos días consecutivos a oscuros en tramos horarios comerciales por causas no aclaradas por el Ayuntamiento de Huelva, cuyos técnicos municipales estuvieron trabajando a pie de calle en la tarde de ayer para dar carpetazo a un nuevo expediente de apagón del alumbrado público.

La imagen de las terrazas de las decenas de bares y restaurantes de esta avenida repletas de clientes consumiendo en las mismas a la luz de los focos habilitados por estos establecimientos mientras el resto de la calle permanecía totalmente a oscuras no volvió a repetirse anoche.

Sin embargo, sí fue lo que se vivió en esta vía onubense en las noches de este domingo y el lunes por los vecinos de esta vía y de las contiguas, como en los edificios junto al Parque Alonso Sánchez.

“Era la boca del lobo”, dice Roberto, vecino del edificio Tres Reyes, que se encuentra en la calle Argantonio, paralela a Pablo Rada.

El apagón no afectó al suministro eléctrico de las viviendas y comerciantes, ya que no se ha tratado de una avería responsabilidad de Endesa, según han aclarado desde la compañía eléctrica.

La falta de luz sólo se produjo en el alumbrado público de este puñado de calles y plazas (Madre Ana y Soledad) en torno a Pablo Rada, por lo tanto la responsabilidad apunta hacia el Ayuntamiento de Huelva, desde donde no se ha aclarado el asunto, a pesar de ser preguntado de manera insistente por ello a lo largo del día de ayer.

Sin embargo, los servicios municipales de alumbrado público al estar gestionados de manera privada, esta redacción sí ha recibido una mínima explicación por parte de la concesionaria de los servicios, Imesapi, cuyos técnicos del turno de noche estuvieron trabajando en la zona desde las 19.00 horas, para que pasadas las 21.00 horas Pablo Rada contará con luz pública.

Habrá que esperar, no obstante, al parte que, según indicó ayer la empresa, será comunicado en el día de hoy, informando así de por qué una vía tan concurrida e importante para el sector hostelero ha estado a la hora en la que más negocio hacen los bares y restaurantes a oscuras en lo concerniente al alumbrado público.

Las terrazas de tales establecimientos recibían, no obstante, iluminación procedente de los focos que tales comercios hosteleros tienen habilitados en las mismas.

La confluencia de tantos bares juntos hicieron que los mismos letreros luminosos contribuyeran a iluminar las aceras. Pero este extremo sólo se dio en Pablo Rada, ya que en plazas como Madre Ana, que se encuentra entre tal avenida y la calle La Fuente, “no se veía absolutamente nada”, como indica Manuel López, del Bar El Picoteo, que tiene terrazas tanto en Pablo Rada como Madre Ana.

Se queja Manuel de que “no se ha visto en las dos noches nadie para arreglarlo” y, como el citado vecino de Tres Reyes, en cuya calle (Argantonio) tampoco “se veía absolutamente nada”, hasta el extremo de que “cuando mi esposa y yo volvíamos de casa de mi suegra con nuestra hija, la niña con la oscuridad se cayó al no ver el bordillo y se hizo daño”, manifiesta indignado este vecino.

Roberto expone que “lo tendrían que haber arreglado de tirona el domingo”, expone sin ocultar cierto enfado al retrasarse dos días la reparación definitiva.

El domingo a las 2.00 horas aún “no había venido la luz”, indica Cinta Bueno, de Bodega Madreana, hecho que confirma el vecino Roberto.

Sin embargo, el lunes el alumbrado público fue iluminado poco antes de las 00.00 horas, expone Susana Niveyro, del Burguer El Argentino.

En cuanto a las repercusiones sobre el comercio, la percepción varía con cada comercio. Para Antonio Tellechea, de la tienda de chucherías Mamá Oca, “con el apagón el letrero se ha visto mejor”, bromeaba indicando que “no me ha supuesto un perjuicio”.

Sin embargo, Cinta Bueno, de Madreana, ha percibido las cosas de otra manera: “Había menos gente porque la plaza estaba totalmente a oscuras” y “menos mal por el foco que tenemos”. Esto “ha hecho que por lo menos se sentara alguien a cenar”, dice Bueno, que habla de “perjuicio durante los dos días” en la caja.

En bares con horarios aún más nocturnos no han percibido tal problema, como es el caso de El Trastero, desde donde uno de sus camareros, que no ha querido dar su nombre, dice que “el apagón no ha sido un problema”.

Juan Manuel Feria, de Bar Nuevo Centro, dice no haber notado los efectos del apagón “por los focos que tengo en la terraza, que eran la única luz de la misma”. Y especifica que “no me han afectado tanto porque no ha sido un apagón general, que esos sí son una faena al dejarnos completamente a oscuras”, expone.

Sin embargo, Feria sí se queja de “continuos apagones” en la zona y recuerda cómo “los ha habido de hasta dos semanas seguidas yéndose y viendo la luz”.

Los vecinos, por su parte, se preguntan ahora cuáles son las causas y en las terrazas de los bares se habla de varias posibilidades: “El reloj se habrá descompensado”, “es porque no pagan” o “un apagón normal y corriente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s