Cambio de turbinas en el mercado

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el miércoles 15 de septiembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

El Nuevo Mercado del Carmen tiene turbinas extractoras nuevas. Han pasado ocho meses desde la inauguración y poco han durado las originales, que generaban un ruido que los comerciantes de la céntrica plaza de abastos comparaban con el del “reactor de un avión”.

El trabajo de cambio de estos extractores se llevó a cabo ayer por la mañana, cuando los operarios del Ayuntamiento de Huelva procedieron a intercambiar aquellos que se estrenaron en febrero por otros que son silenciosos y cumplen con la misma función que los extractores repuestos.

La reposición cogió, no obstante, de sorpresa a los que ayer compraban en la plaza de abastos y a los comerciantes, entre los cuales hay quien opina que “este tipo de actuaciones han de llevarse a cabo en horario de tarde, cuando la plaza está cerrada al público”, expone Guillermo Piña, que regenta, junto a su familia, Frutas y Verduras Hermanos Piña. “Las razones para hacerlo con todos los clientes aquí es que en el Ayuntamiento sólo trabajan de 8.00 a 15.00, nos ha dicho”.

A las 13.00 horas, en la zona ya no había rastro alguno de tales operarios, que previamente habían colocado las nuevas turbinas y habían adaptado las salidas exteriores de aire, “agrandando las lamas, haciendo la separación más ancha”, como explicó Juan Bogado, también comerciante.

Junto a los nuevos extractores, los repuestos aún lucían a la espera de ser transportados a otro emplazamiento.

Ahora en el lugar todos se preguntan “cómo ha sido el planeamiento que ha llevado a que se pusieran esas turbinas que no sirven para nada más que para hacer ruido y tengan que cambiarse ahora, con el desembolso correspondiente que ello conlleva”, indicó ayer Manuel Conde, cuya familia regenta el puesto de Frutas Josefa Hernández.

Para éste estos inconvenientes “tendrían que haberse visto en la planificación del lugar, ya que desde que ha abierto la plaza ha sido un problema detrás de otro, no sólo en el tema de la ventilación, sino también de otros asuntos”, expone Conde, quien se refiere con esto último al “estancamiento de aguas en los husillos que hay debajo de cada puesto, que al no contar con un sistema de baldeo automático, si un día no se le da con agua eso echa peste, sobre todo en los puestos de pescado”, asegura Manolo Conde.

Éste considera que el edificio actual “está mal situado”, porque “debería estar mirando hacia la ría para que entre el viento por las puertas”, en referencia a la dirección en la que sopla éste con respecto a la ciudad”, explica Conde.

Para solucionar tales inconvenientes relacionados con la ventilación del lugar, Manolo Conde y Guillermo Piña proponen “un sistema de ventanas en el lateral que mira a la ría”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s