La falta de iluminación de la parada central de Emtusa la hace insegura

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el lunes 20 de septiembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

La falta de iluminación en la estación central de los autobuses urbanos de la capital onubense, de la empresa municipal Emtusa, están provocando ciertos incovenientes a los usuarios de este transporte público, relacionados con la inseguridad y con asuntos tan básicos como encontrar la tarjeta del autobús por parte de personas de avanzada edad.

Este último hecho lo describe Antonio López, un usuario que cuenta cómo “una señora mayor, que murmuraba con preocupación, cómo era incapaz de encontrar la tarjeta del autobús en el bolso que llevaba”, todo ello motivado por “la oscuridad de la zona”.

Y es precisamente en este punto donde se encuentra el problema, ya que el lugar, que aglutina todas las paradas de la empresa Emtusa, donde se realizan los controles horarios de cada una de las nueve líneas de autobús urbano, cuenta con toda la infraestructura precisa para que la zona esté suficientemente iluminada.

Esta estación central de Emtusa cuenta con 48 farolas de las cuáles sólo ocho funcionan correctamente, por lo que los usuarios que usan estas paradas al caer la noche están en una completa oscuridad que preocupa a muchos de los mismos y no precisamente por no encontrar la tarjeta del autobús.

“Al estar la zona tan a oscuras me da miedo coger por aquí, por la cantidad de malas pintas que hay”, expone María Gómez, una usuaria de Emtusa.

Similar opinión le merece a Rosa Pinedo, que habla de “inseguridad”; Teresa Meléndez, quien expone que “da reparo estar aquí cuando anoche y también por las mañanas, cuando aún es de noche”; y a Josefa Mora, que se queja de que las paradas “no tienen luz adecuada ni información para que estemos seguras e informadas sobre la llegada de los autobuses, como sí hay en otras ciudades”.

Todos los usuarios consultados ‘in situ’ una vez caído el sol y con la oscuridad de la zona cono escenario coinciden en poner de relieve esta realidad que desde el Ayuntamiento dicen desconocer. “No tenemos conocimiento de que esa situación se esté dando en la parada central de Emtusa”, señalan fuentes autorizadas del Ayuntamiento encargadas de informar sobre éste u otros aspectos relacionados con la ciudad. Similar es lo que se expresa desde la empresa privada concesionaria del alumbrado público en la capital onubense, Imesapi, donde remiten al Ayuntamiento de Huelva para otorgar cualquier tipo de información al respecto.

Y mientras, los usuarios de Emtusa que utilizan el autobús urbano a tempranas horas matinales y por la tarde y noche temen que esta situación se siga prolongando en el tiempo, ya que con la inminente llegada del otoño y el consiguiente cambio horario la hora del atardecer se adelanta, lo que conlleva más horas sin luz.

“Ahora cuando llegue el invierno será imposible ver nada aquí desde las 19.00 horas”, expone Jorge Muñoz, quien además señala que en la zona “hay muy mal ambiente”.

Y es que la prostitución que se practica en la calle, frente a la estación de autobuses interurbanos (conocida como Damas, en referencia al nombre de la empresa con mayor presencia en tal emplazamiento), tiene a su alrededor un tipo de ambiente que “asusta” y “no es agradable” para muchos de los usuarios de Emtusa, como expone Jorge.

Pedro Romero, otro onubense, apunta, por su parte, antes de subir a una de las líneas del autobús urbano de la capital, que “la poca luz que está iluminando esta parada [la de las líneas 1 y 8] sea la de la publicidad que se encuentra en el reloj y termómetro públicos”.

El gran panel blanco de tal valla publicitaria iluminada sirve también para que los usuarios puedan encontrar los 90 céntimos del autobús o la tarjeta bonobús, como era el caso de la señora a la que hacía referencia Antonio López.

Este usuario es claro: “Se trata de dejadez y de abandono por parte del Ayuntamiento”, dice indignado. “De verdad, me da pena esta situación”, añade, con cierta impotencia, después de que incluso pusiera el asunto en conocimiento de la propia empresa en vano: “Abordé a un inspector de Emtusa para cometarle esta situación ilógica en unas instalaciones lugar de reunión y de tránsito de miles de personas que a diario utilizan el transporte público, pero como estamos en crisis y la situación de Emtusa es la que es, pues ya esperaba la explicación que se me dio”.

Esta redacción ha intentado, sin éxito, obtener por parte del Ayuntamiento una explicación al respecto y en la misma estación ha comprobado cómo casi todo el lugar se encuentra a oscuras: las paradas de las líneas 1, 3, 5, 8 y 6, así como la de los servicios especiales. Sin embargo, las paradas de las líneas 2, 4 y 9 no presentan tal problema, ya que sí están iluminadas, con una luz más que suficiente que antes también se encontraba en el resto de esta macroparada central de Emtusa.

Ante la falta de transparencia del Ayuntamiento en relación a un asunto tan obvio (todos los ciudadanos lo ven a diario) hace que los usuarios comiencen a rumorear sobre posibles causas. “Seguro que no pagan a la empresa del alumbrado”, dice Javier Gómez; o “a lo mejor se les ha acabado el contrato”, especula José Rodríguez. Incomprensible sería que se tratara de una simple avería o de bombillas fundidas y no se diga y haga nada al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s