‘La única limpiadora del Palacio de Deportes, en la ruina por impago’ y ‘Los vecinos, con cara de tontos’

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el jueves 23 de septiembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

LA ÚNICA LIMPIADORA DEL PALACIO DE DEPORTES, EN LA RUINA POR IMPAGO

La única limpiadora del Palacio de Deportes, perteneciente al Ayuntamiento de Huelva, se encuentra en la “ruina” debido al impago de facturas atrasadas por parte del consistorio que se remontan al año 2007.

Otra vez, el Palacio de Deportes. Una vez más, la deuda municipal y un drama económico particular. De nuevo, la Concejalía de Deportes no cumple con su parte del contrato y somete a la limpiadora autónoma contratada para la limpieza al sí o sí de una administración desde donde “se me está obligando a trabajar y seguir sin cobrar o hacerlo, pero perder mi trabajo”, denuncia María Auxiliadora Serrano, la titular de Limpiezas La Cinta.

El de esta mujer, que está a punto de perder su casa y su furgoneta, después de que ya le hayan cortado la línea de teléfono de su empresa, es un nuevo capítulo en la larga historia de desastres administrativos y económicos del Palacio de Deportes.

Ya en octubre de 2009, Serrano denunció la misma situación. Entonces sólo se le debían 30.000 euros, ahora la deuda supera los 40.000. Y también entonces aún su piso no había sido embargado. El 22 de junio fue ejecutada la orden de embargo. Ahora, espera “a que un día de éstos toquen en la puerta para echarme”, expone desesperada.

Dice María Auxiliadora que “ya no me importa cuántas amenazas me hagan desde el Ayuntamiento”. Asegura que “me dijeron que si acudía a la prensa cobraría, pero perdería mi trabajo”, algo que “ya no me importa si con ello cobro, porque estoy desesperada: lo he perdido todo por culpa del Ayuntamiento”. Serrano habla de “amenazas” por parte del Consistorio.

Pero lejos de tirar la toalla y dar plantón al Ayuntamiento, como sí hicieran empresas anteriores (también por morosidad municipal), María Auxiliadora Serrano sigue acudiendo cada mañana a las 8.30 horas a su puesto de trabajo para limpiar las instalaciones.

El asunto ha pasado por las manos del titular de la Oficina del Defensor del Onubense, Manuel Rodríguez, quien hizo de enlace entre Serrano y las concejalías implicadas, las de Régimen Interior y Gobernación, así como la de Cultura y Deporte, sin que ninguna de las mismas “haya movido ni un sólo dedo para resolver este asunto”.

En mayo, fecha en la que recibió las presuntas amenazas que denuncia, “se me prometió que me pagarían el 5 de junio, ya que les expuse que el día 22 de ese mes me embargarían el piso y llevaba mucho tiempo esperando a cobrar”. Pero llegó tal fecha y “no cobré, y así pasó julio y agosto y me decían que el personal estaba de vacaciones, y en septiembre que el dinero no había llegado de arriba”, indica.

De todas las facturas sin cobrar desde 2007 “sólo he percibido la de menor importe correspondiente a 2008, que me fue ingresada en febrero de 2009”, pero desde entonces nada de nada, mientras sus problemas siguen aumentando.

“No pago el autónomo, el IVA lo he aplazado, el piso me lo quitan, la furgoneta que es para trabajar también, el teléfono me lo han cortado, y no tengo dinero para contratar a otras personas para que hagan trabajos que me salen en pisos de obras acabadas y en colegios”, ya que “se rescindiría el contrato con el Ayuntamiento”, relación contractual que, por otra parte, el Ayuntamiento renovó con María Auxiliadora Serrano “por dos años” este pasado 9 de septiembre.

“Me tienen aquí si me callo y si hablo me dan largas; pues ya no puedo más”, expone con cierta amargura debido a la difícil situación económica por la que atraviesa esta mujer, que lleva limpiando estas instalaciones deportivas “desde hace 11 años”, cuando estaba contratada por las dos empresas anteriores a los que el Ayuntamiento tampoco pagó en su momento, ACS y Coima.

La deuda entonces estaba inscrita en el desfase de 1,7 millones de euros con el que arrancó en 2004 el Patronato Municipal de Deportes, presidido entonces por Javier Socías y hoy en día por Manuel Remesal.

LOS VECINOS, CON “CARA DE TONTOS”

Las asociaciones de vecinos de la Federación Tartessos se han quedado igual: sin saber si van a cobrar ni cuándo. El alcalde les ha dicho, antes de que se agote la fecha de compromiso de pago, que “intentará” hacerlo, demorando más la fecha en la que abonarles el dinero.

Acaba septiembre y con el término de este mes también se esfuma el plazo que el Ayuntamiento de Huelva le dio a los vecinos de la federación que agrupa al mayor número de asociaciones para pagarles lo que el consistorio les adeuda. Lo único que han recibido los representantes vecinales son más palabras y con éstas más promesas en forma de un ‘ya pagaremos’ que ha dejado a los vecinos con “cara de tontos”, en palabras del presidente de Tartessos, Francisco Ruiz.

La reunión, que tuvo lugar este martes, congregó a 20 de los 23 presidentes de las asociaciones que conforman tal federación con un alcalde que, según el propio Ayuntamiento, trató con ellos de “las dificultades económicas que también atraviesan las asociaciones de vecinos”. En un comunicado oficial, el consistorio indicaba que “Pedro Rodríguez ha señalado que el Ayuntamiento realizará un esfuerzo para intentar solventar en los próximos meses los problemas económicos de las asociaciones, especialmente, las seis que están en alquiler, que deben afrontar los gastos de mantenimiento”.

Desde el movimiento vecinal se ha precisado que estas seis asociaciones de vecinos “aún no han recibido el dinero al que el Ayuntamiento se comprometió para el pago del alquiler de cada local”, por lo que el problema “no sólo es de mantenimiento, sino de pago de alquileres”, hecho que no sólo afecta a los representantes vecinales que tienen constituido un contrato de arrendamiento con su nombre y apellidos y, por tanto, están figurando como morosos, sino también a los dueños de tales locales, que no perciben nada desde enero de este año.

Todo este retraso en los pagos suma globalmente “más de 300.000 euros” y no es el único dinero que el Ayuntamiento debe al movimiento vecinal, donde ya no hay ni internet ni teléfono, porque tampoco se paga este tipo de gastos más que necesarios para las asociaciones y que para el ayuntamiento es superfluo.

Y más necesario aún es el pago de las nóminas de las dos trabajadoras de la Federación Tartessos y que desarrollan desde hace más de 14 años trabajos administrativos y organizativos en dos puestos de trabajo que “peligran”, según Francisco Ruiz, ya que “desde marzo el Ayuntamiento no nos abona cantidad alguna para que podamos afrontar el pago de las nóminas de estas trabajadoras”. La estimación de esta deuda ronda los 20.000 euros.

Según los vecinos, el alcalde ha aducido que “no hay dinero porque las cosas no han resultado como ellos [el Ayuntamiento] querían, que se está buscando soluciones, que están esperando a que se venda Aguas de Huelva para tener dinero”, expone Ruiz. Esta empresa municipal está en venta por 40 millones y, globalmente, la deuda consistorial es de 267 millones de euros, que es la reconocida por el equipo de Gobierno municipal y que corresponde a 2008. El ejercicio de 2009 es todavía una incógnita.

NO HAY DINERO… ¿Y LO HABRÁ?

n El Ayuntamiento se agarra a la venta de Aguas de Huelva para justificar el retraso en su pago a las asociaciones de vecinos. Los presidentes de las asociaciones vecinales de Tartessos recibieron del propio alcalde una explicación sobre el porqué en septiembre el Ayuntamiento no abonará los más de 300.000 euros que, según Tartessos, les debe el Ayuntamiento tan sólo con respecto a los alquileres de seis sedes vecinales. En junio, Pedro Rodríguez les prometió que el pago se haría efectivo después de las vacaciones estivales. Pero la espera se demorará “dos meses más”, el nuevo espacio de tiempo durante el que los representantes vecinales tendrán que esperar para ver satisfechas sus reivindicaciones, según la nueva promesa que les ha hecho Pedro Rodríguez.

Este nuevo compromiso ha motivado que las anunciadas movilizaciones días atrás se queden en nada, ya que la confianza está puesta en esa nueva fecha que concluirá en noviembre. La justificación de que la venta de Aguas de Huelva se ha demorado no satisface, no obstante, a todos por igual, ya que el Ayuntamiento ha tenido incluso que rebajar el precio de venta de la parte de la que se va a deshacer. De 57 millones se ha bajado a 40 millones, dinero del que se dice que saldrán los pagos. Sin embargo, la deuda a otros colectivos, empresas incluidas, supera los 267 millones de euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s