Ataques interesados

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el martes 5 de octubre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Qué mal se presentan las cosas a un partido de izquierdas que se ve obligado en el contexto económico en el que vivimos a ejecutar políticas neoliberales

Mal se presentan las cosas, aún más cuando el empresariado, los neocons y la derecha política se devoran a diario cada buena acción de gobierno que José Luis Rodríguez Zapatero ha desarrollado desde su llegada a La Moncloa. Dilapidan, pues, todo lo que suena a PSOE con el fin de que este partido, que tantos derechos sociales ha devuelto a la sociedad, deje de gobernar. Esos derechos, que fueron mermados con Aznar, no pueden ser negados al presidente, al que por otra parte sí se le puede reprochar que no explique ante la ciudadanía el porqué del cambio de rumbo de su política.

El PSOE debe contratacar a todo aquello que ahora le niega sus méritos explicando a los ciudadanos, aquellos que son bombardeados por la derecha con continuos mensajes populistas, hacia dónde vamos y, además, cómo vamos: en un traje en el que no nos sentimos cómodos los ciudadanos de a pie.

Es algo de que debe hacer el PSOE, porque a nadie se le escapa la actitud populista de un PP que de estar en el Gobierno hubiera desarrollado políticas aún más severas. En su momento le tocó gobernar cuando la economía de entonces remontaba su vuelo y, no son pocos los sectores mediáticos y empresariales (incluso desde EEUU, con Aznar metiendo cizaña), que están trabajando día a día para que el PP vuelva a gobernar. De hacerlo, será, curiosamente, cuando de nuevo la economía esté en alza.

Nuestra memoria histórica inmediata se muestra muy corta. La ciudadanía ya no recuerda cómo los gobiernos de Aznar no fueron capaces de hacer un plan de futuro para este país: un plan para el empleo de calidad, un plan para la economía, un plan para el bienestar… Los gobiernos de Aznar vivieron del ‘boom’ inmobiliario, aprovechando el tirón que suponía tantos puestos de trabajo en la construcción, algo que tendría su fin y nadie se le escapaba. Ni siquiera a los que tensaron tanto la cuerda (que acabó por romperse). Éstos ganaron y ganaron y amontonaron sus particulares fortunas. El PP no garantizó los derechos sociales, no veló por la formación, no informaba con veracidad ni pluralidad en las televisiones públicas. Manipulaba.

Es buena la memoria histórica en todos los sentidos, también la más reciente. Porque puede ser que nos encontremos como presidente de Gobierno a Mariano Rajoy que sí lleve a este país más allá de donde lo están colocando todos los sectores económicos, políticos y sociales neoliberales que no quieren que los socialistas ni ninguna izquierda gobierne en este país. Se sienten más cómodos con la derecha y eso es por algo que a nadie se le escapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s