Los niños de Santa Lucía van al colegio por calles de tierra

Noticia publicada en ODIEL Información de Huelva el viernes 29 de octubre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Los niños que viven en la zona interior de la barriada de Santa Lucía van al colegio a través de una calle de tierra, que nunca ha sido urbanizada.

Los padres de la avenida Miramar y de sus calles aledañas ya no pueden más. Ven cada día cómo sus hijos han de caminar durante 200 metros por una zona no urbanizada, sin iluminación ni ningún elemento que haga suponer que estos vecinos se encuentran en el interior de una ciudad.

Viven a poco más de 500 metros del McDonalds. Desde el Puente sobre el Odiel se ve una bella estampa de una Huelva, que en sus entrañas, junto a las Marismas del Odiel guarda una realidad de la que saben los que en sus entrañas viven.
La avenida Miramar es una calle que discurre paralela al llamado Paseo Marítimo. El barrio “está tan descuidado que cobrar impuestos por vivir aquí es un insulto a la inteligencia”, expone un vecino que pide anonimato.

El resto da la cara y no se cortan a la hora de hablar. Están tan “hartos” de su situación que llamar críticas a lo que dicen del Ayuntamiento es quedarse corto.

“Lo único que pedimos, y tenemos muchas cosas que pedir al alcalde, es que ponga un paso peatonal para que mis hijos y los de mis vecinas vayan al colegio”, expone Luisa Suero, que cada mañana ve cómo sus hijos han de cruzar un

Desde esta avenida no se ve en qué condiciones se ven obligados a vivir estos onubenses, cuyos hijos estudian en los colegios de la Barriada de la Navidad (CEIP Virgen de Belén) o del Molino de la Vega (CEIP José Oliva). Pero en el interior de estas calles los que viven aquí tienen que ver cómo los niños de las proximidades de la avenida Miramar y en el último tramo de la calle Santa Ana los menores de la zona atraviesan diariamente un gran solar equivalente a dos campos de fútbol en el que, además de tierra y terreno marismeño, se acumulan ilegalmente grandes cantidades de basuras.

El testimonio de los vecinos os no deja lugar a dudas: “Queremos que haya un paso en condiciones para los niños, que tienen que ir al colegio por toda la tierra y se enfangan cuando llueve”, expone Luisa Carbonell, una vecina.

Otra vecina, llamada Luisa Suero, se queja de que tanto a sus hijos que ya van al colegio como a su bebé, al que lleva a una guardería, los tiene “o que llevar por el camino más corto”, atravesando el tramo de 200 metros sin asfaltar ni urbanizar de la avenida Miramar, “o dando todo un rodeo por la avenida” Unión Europea, lo que supone un recorrido cerca de un kilómetro.

Incluso optando por este recorrido, los vecinos se quejan de que “más que vivir en una ciudad parece que estamos en vertedero”, asegura un vecino que no da su nombre, señalando a la gran cantidad de basura que se acumula sobre la marismas, donde además las aguas de las lluvias se estancan y forman una gran charca de aguas que no evacuan y que contribuyen a unas condiciones higiénico–sanitarias deplorables.

Luisa Suero asegura que “la palera del Ayuntamiento acumula toda la basura en un montones, pero nunca se llevan nada al vertedero y lo dejan ahí”, a pocos metros de su casa. Se queja también de los desperfectos y asaltos que sufre el transformador de Endesa.

(Lea el reportaje completo en la edición impresa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s