Diez postes en la acera de un centro de discapacitados

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el miércoles 17 noviembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Los vecinos de la calle Caracas piden que se eliminen las barreras arquitectónicas y se acondicione toda la zona

La paciencia de los vecinos de la calle Caracas se ha agotado. Llevan pidiendo “desde hace años” el acondicionamiento de las aceras de esta vía situada en la zona alta de la barriada de La Orden, donde se ubica un centro de discapacitados, a pesar de no haber ni un solo elemento accesible en toda la calle.

Diez postes de electricidad en una acera de un metro de anchura hacen la intransitable para las personas que usan sillas de rueda. Tampoco lo es, según la queja vecinal y como además comprobó ayer ‘in situ’ esta redacción, para el resto de viandantes.

La calle está junto a la antigua discoteca Piranchelo, donde hoy en día se encuentra una oficina de Unicaja. Desde este punto hasta el final de esta vía son 200 metros de zonas intransitables para los peatones y mucho menos para los usuarios del centro de discapacitados, como se queja uno de los vecinos, Pedro Romero.

Desde el inicio de la calle hasta la puerta de tal centro, la Unidad de Estancia Diurna de la Fundación de Ayuda a la Infancia, Juventud y Mayores ‘Santa María de Belén’, se disponen diez postes en una estrecha acera que cada propietario de los chalés que conforman el tipo de vivienda de esta calle hizo sin un criterio homogéneo.

El resultado es una acera repleta de imperfecciones, hormigonada en muchos de sus tramos y sin rebaje para discapacitados físicos.

Fuentes del centro consultadas por esta redacción hablan de “inconvenientes” ante la inadecuación del entorno con respecto a la labor que se desarrolla en este importante centro social.

Con respecto al acerado, lo mismo sucede en el lado opuesto de esta calle en cuanto al tipo de suelo, que además se encuentra en un tramo de unos 100 metros, es decir, media calle, repleto de hierbajos de manera muy abundante, además de tener dos arquetas contiguas abiertas, sin la tapadera correspondiente: un peligro.

Pedro Romero, el vecino que, cansado de esta situación, se ha puesto en contacto con esta redacción para hacer visible un problema que lleva años denunciando ante el Ayuntamiento, sin una respuesta satisfactoria y que se concrete en una solución, exponiendo que “la asociación vecinal y nosotros hemos solicitado al Ayuntamiento numerosas veces que arregle esto” y “siempre recibimos la misma respuesta: que lo van a arreglar”, dice este vecino.

Lo explicaba ayer junto a los desperfectos. A su lado, otro residente de la calle Caracas, Pedro Borrego añade que “así llevamos años, escuchando lo mismo”.

Se sienten “indignados” y hablan de “tomadura de pelo” ante los arreglos que se han hecho en zonas cercanas: “Cuando arreglaron la acera de un tramo de la calle fue insultante” y “ahora están arreglando la calle Amazonas”, contigua a Caracas, “y ya nos han dicho que no hay nada proyectado para nuestra calle”, expone Pedro Borrego.

Jesús García, también vecino, explica cómo “hay que coger por la carretera porque es imposible caminar por las aceras” y hace la prueba, subiéndose a una y escenificándolo.

Carmelo Montes, repartidor, tiene dificultades para pasar con su pedido entre los postes. “No quepo”, dice, quejándose del estado de la calle, donde por contra una vecina llamada Patricia dice desde su casa que “yo no la veo tan mal”.

La ley sobre accesibilidad no se cumple en ningún sentido

La situación en la que se encuentra la calle Caracas contraviene la ley al respecto. En concreto, el Real Decreto sobre accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

En el artículo cuatro de esta norma, publicada en el BOE en mayo de 2007, se indica que “a lo largo de todo el recorrido horizontal accesible quedarán garantizadas la circulación de personas en sillas de ruedas” y “la adecuación de los pavimientos para limitar el riesgo de resbalamiento y para facilitar el desplazamiento a las personas con problemas de movilidad”, así como “la comunicación visual de determinados espacios”.

Se da el hecho de que, además de los muchos obstáculos que se disponen a lo largo de ambas aceras de la calle, en el inicio de la misma (en la rotonda donde confluyen Legión Española, Río de la Plata y San Bartolomé de la Torre con Caracas) sólo uno de los lados de la calle cuenta con rebaje. El correspondiente a la zona de columpios, no.

Así mismo, se incumple lo relativo a la pavimentación de los itinerarios peatonales, que, según la ley, “dará como resultado una superficie continua y sin resaltes, que permita la cómoda circulación de todas las personas”. En este artículo, el 12, se dice también que “se evitarán elementos sueltos o disgregados que puedan dificultar el paso”. Sobre las arquetas, éstas deben estar “enrasadas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s