El Ayuntamiento de Huelva actúa a golpe de periódico, según la AVV de Viaplana

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el miércoles 14 de diciembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

El Ayuntamiento de Huelva, gobernado por el PP, actúa según lo que se publica en prensa. Es la reflexión que hace la presidenta de la Asociación de Vecinos (AVV) ‘Juan Riquelme’, de Viaplana, barrio donde las inversiones municipales brillan por su ausencia.

El hecho de que el barrio no tuviera papeleras en 26 de las 34 calles que conforman Viaplana fue objeto de la crítica vecinal y la publicación de un reportaje en ODIEL el 18 de noviembre (con un mapa detallado de la ubicación exacta de todas y cada una de las papeleras que existen en esta zona de Huelva).

Con posterioridad, el Ayuntamiento de Huelva, a través del Área de Infraestructura y Servicios Municipales, reaccionó colocando una papelera en la calle San Juan, hecho que, por “ridículo”, en palabras de un vecino de la calle Alosno (donde no hay papeleras) ha desatado la indignación de la asociación vecinal y de algunos vecinos del barrio consultados por esta redacción.

Ahora, pues, ya no son 26 las calles sin papeleras. Las 25 restantes (de 34) siguen sin tener estos elementos urbanos, por lo que Juana Ordóñez no se muestra satisfecha con la actuación del Ayuntamiento. Sobre todo porque “la actuación municipal se produce después de que un periódico publicara un reportaje, tras tantos años de reivindicación por parte de la asociación de vecinos”, expone la representante del colectivo.

Además, “el hecho que sólo se haya actuado en una calle aumenta todavía más la indignación” ante un consistorio que “parece no saber qué hacer hasta que ODIEL publica uno de sus artículos”.

Otra de las informaciones de este periódico, mostraban otra realidad de la zona que se prolonga en el tiempo desde hace más seis meses. Se trata de las zanjas que se extienden por todo el barrio, producto de varias obras, especialmente de Aguas de Huelva.

La asociación vecinal celebra, en este caso, que “se haya tapado la zanja de la calle Pastillo”, producto ésta de la instalación de la acometida del gas, “y que se hayan retirados las vallas apiladas en las esquinas de Pastillo y San Marcos”.

Esta realidad fue objeto de un reportaje en ODIEL el 29 de noviembre, en el que los vecinos de la zona contaban cómo “al llevar tanto tiempo estas vallas en la calle y haber necesidad de aparcamiento la gente es la que retiró las vallas”, señaló un vecino en su momento. Esto que contó aquel hombre denotaba además la impunidad con la que la gente puede retirar vallas que acotan obras y apilarlas en una esquina. Es, pues, la dejadez municipal un mal que preocupa en Viaplana, donde “nunca se ha invertido nada desde que Pedro Rodríguez es alcalde”, indica la asociación vecinal, acostumbrada ya a que el Ayuntamiento no se haya acordado del barrio ni para invertir con el PlanE ni con el Proteja. Tan sólo el del PlanE sobre alumbrado, que ha beneficiado a buena parte de la capital onubense.

Claudicación ante la presión vecinal. El Ayuntamiento de Huelva no ha tenido más remedio que dar marcha atrás en sus pretensiones de convertir la plaza Padre Genaro en una churrería pública.

El pasado agosto los vecinos de esta zona de Isla Chica se despertaron un fin de semana con una parte de la plazoleta levantada, repleta de ladrillos y con albañiles que ya habían abierto el suelo para construir los cimientos de lo que, posteriormente, sería el tercer quiosco de una plaza de 20 metros de ancho por 60 de largo.

El Ayuntamiento, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, había aprobado la instalación en la plaza de una churrería, eliminando el único espacio público que existe en Viaplana y, curiosamente, junto a otra churrería (tal y como reza en los carteles del Bar Isla Chica).

Los vecinos entonces se movilizaron, cortaron la avenida Federico Molina y consiguieron paralizar la obra.

Desde entonces, las vallas y los ladrillos apilados han permanecido en el lugar desde agosto hasta diciembre, poniendo en peligro la seguridad de aquellos que frecuentan esta zona, especialmente los niños, cuya integridad peligraba tal y como mostró este periódico fotográficamente en un reportaje.

Ahora, el Ayuntamiento, siete meses después, ha reaccionado desmantelando un quiosco abandonado en la esquina de la plaza con las calles Beas y Doctor Asuero.

A este lugar es donde se ha trasladado ahora todo el material de la obra para construir un

el quiosco que servirá churros en esta zona de Viaplana.

El lugar que había sido objeto de la obra que los vecinos paralizaron ha tenido que ser rehabilitado, devuelto a su estado original, lo que ha supuesto un coste económico para el Ayuntamiento.

Las preguntas que se hacen los vecinos de la zona se resumen en una sola: “El dinero utilizado para esta rectificación por parte del Ayuntamiento, ¿no podría haberse evitado actuando correctamente e invirtiéndolo en las muchas deficiencias de infraestructuras que tiene este barrio?”.

Las zanjas continúan sin ser tapadas ni señalizadas. Las zanjas de Aguas de Huelva siguen sin ser rellenadas para enrasar estos agujeros con el resto de las calzadas de algunas de las calles del barrio.

Producto de varias obras, tras diversas averías producidas este verano pasado o durante este otoño, las zanjas se han sumado a la multitud de baches y socavones que se encuentran en las calles de Viaplana. Juana Ordóñez informa de que, también “por el poder de la prensa, que ejerce presión sobre el Ayuntamiento”, de que “se han tapado las dos zanjas de la esquina de la calle Tariquejos con José Fariñas”.

Sin embargo, aún siguen intactas las zanjas de las calles Beas, San Marcos y Nicolás Orta, con los problemas que esto conlleva, al estar produciendo problemas en diversos vehículos, según algunos conductores que han mostrado sus quejas ante esta redacción, hartos de llantazos en las ruedas de sus coches o motos.

La presión sobre el Área de Infraestructuras y Servicios Municipales es tal que ahora, en época de lluvia, esta concejalía del Ayuntamiento de Huelva, ha vuelto a sacar su camión cargado de alquitrán a la calle para actuar sobre diversos socavones, muchos de ellos en los que ya se había intervenido previamente, también en época de lluvias.

Sin embargo, la semana pasada sus operarios, que se percataron de la presencia de las tres zanjas de la calle Nicolás Orta preguntaron a sus jefes en el Ayuntamiento de Huelva si debían tapar estos agujeros de la calle, recibiendo órdenes expresas de que no lo hicieran, según relataron éstos a esta redacción. Desde la asociación vecinal no se comprende cómo el Ayuntamiento de Huelva muestra tanta indecisión a la hora de realizar este tipo de obras menores, que ni suponen un gran coste ni tampoco esfuerzo.

Además, ese Servicio de Intervención Urgente de la citada concejalía queda una vez en entredicho, sin una utilidad específica. No sólo porque su número de teléfono funciona únicamente con el horario de oficina municipal (8.30 a 14.00), sino porque las intervenciones son tan escasas que hacen dudar a los vecinos de barrios como Viaplana si el problema es de ganas de ponerse manos a la obra por parte del responsable máximo de esta área (el noveno teniente de alcalde de Infraestructura y Servicios Municipales, Felipe Arias, del PP) o de dinero.

Algo que extraña a todos los consultados, pues a pesar de que los ciudadanos a pie de calle tienen la conciencia de que el Ayuntamiento está en bancarrota, el área de Felipe Arias es de las que pasan por ser de esas en las que sí hay partidas económicas, a cuenta de los únicos proyectos que ha tenido capacidad de llevar a cabo en la ciudad en este mandato gracias a las inversiones millonarias del Gobierno Central y la Junta de Andalucía.

No obstante, las obras de las zanjas pertenecen a Aguas de Huelva, que tampoco está teniendo la capacidad de acabar otras obras (como las de Viaplana) en el Matadero (calles Arquitecto Pinto y Arias Montano, donde también hay zanjas) o en el Centro (calles Plácido Buñuelos o La Palma).

En en el barrio de Viaplana, que no se asustan ya de nada esperan que el Ayuntamiento de la capital onubense no dé la espalda a esta realidad “cuando la lean en el periódico, que siempre se adelanta”.

Algunas reacciones municipales por ODIEL: 1) El Ayuntamiento de Huelva negó a principios de este año durante tres meses que hubiera problemas con los socavones. Luego acabó parcheando y asfaltando ante la evidencia; 2) Como consecuencia de no actuar ante el picudo rojo, que se ceba con las palmeras, las hojas se caen. En el Molino tras varias semanas se recogieron cuando lo publicó ODIEL; 3) El Ayuntamiento ha colocado una papelera en Viaplana en una de las 26 calles donde no existe este elemento urbano. Este periódico contó esta realidad hace tres semanas; 4) Vecinos de las calles Torres Quevedo, Macías Belmonte o Luis Buendía han visto cómo gracias a la publicación de su problema en este periódico, el Ayuntamiento ha actuado; 5) El Ayuntamiento de Huelva colocó este verano farolas en una de las calles de El Higueral, donde sus vecinos estaban privados de alumbrado público. Se aprovechó el PlanE; 6) El Área de Movilidad pintó dos pasos peatonales en Pío XII. Uno de ellos estaba totalmente borrado y ya habían fallecido dos personas. También colocó badenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s