El Ayuntamiento mira hacia otro lado con las arquetas no enrasadas

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el viernes 17 de diciembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Los vecinos y comerciantes del Paseo de la Independencia están “hartos” de ser ignorados por el Ayuntamiento a la hora de denunciar el estado de las arquetas en mal estado donde no hay semana en la que no se caiga alguna persona tras sufrir un tropiezo.

Tanto la Gerencia Municipal de Urbanismo como la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales son conscientes de este problema. Los que a estas dos áreas municipales han llamado para poner en conocimiento del Ayuntamiento de Huelva el problema lo han hecho en varias ocasiones y nunca han recibido una respuesta satisfactoria, sólo “un ya iremos”.

No se pone solución a un asunto que es importante para la seguridad de los onubenses a la hora de andar por las calles con garantías suficientes como para no caer por culpa de elementos urbanos que se convierten en barreras arquitectónicas de primer orden.

Juan Rodríguez Miguela, dueño del Restaurante La Bodega relata cómo, además de ser uno de esos vecinos que ha llamado en varias ocasiones al consistorio por una arqueta hundida hasta en cinco centímetros con respecto al acerado, “se han caído ya muchas mujeres mayores, que venían de comprar de la plaza de abastos y con el carrito de la compra no habían visto que la arqueta estaba hundida”.

Incluso Juan y una de sus empleadas han “tropezado muchas veces llevando las bandejas”. Nunca se han llegado a caer, pero “sí me he doblado el tobillo”, dice.

Sus clientes se quejan. Y los vecinos. El único espacio habilitado para pasar por aquí es este dónde se encuentra una arqueta que “lleva así años”, indica Manuel, vecino de la zona.

Las llamadas las recibe el Ayuntamiento para que éste o arregle la arqueta en cuestión, si le compete (si es de Tráfico, alumbrado público, etcétera), o dé parte y orden a la empresa a la que le incumba este registro para el arreglo al que hay que someter a este elemento.

Juan Rodríguez Miguela dice que “no sabemos a quien pertenece, porque no pone nada en la chapa”, por eso ha llamado tantas veces al Ayuntamiento, al que, por otra parte, sí le compete que las calles y avenidas estén enrasadas.

Se da la circunstancia de que esta arqueta no es la única que se encuentra en mal estado en esta zona de La Merced. En la puerta de otro establecimiento hostelero, el Bar Paco Moreno, también hay registros obsoletos que o están hundidos o levantados del suelo, siendo elementos en los que tropiezan los viandantes, sin que tampoco se atiendan las múltiples peticiones con respecto a un arreglo de estos registros.

El Ayuntamiento, en este sentido, está contraviniendo lo que expresa el Real Decreto sobre accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

(Lea el reportaje completo en la edición impresa, donde se acompaña este texto de otro en el que se cuenta cómo, a pesar de una denuncia recogida por ODIEL, el Ayuntamiento hizo oídos sordos al asunto. Ha tenido que caerse otra persona para que lo acaben arreglando)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s