Edificios históricos y turísticos, con la acera de hormigón desde 2008

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el martes 21 de diciembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

La plaza Mora Claros, en la confluencia de las calles Puerto y Cardenal Albornoz, lleva dos años hormigonada, presentando una lamentable estampa junto a dos edificios históricos y turísticos de la ciudad: el Palacio Mora Claros, de 1912, y el Colegio Oficial de Arquitectos (Casa del Millón), de 1916.

Las obras de reposición de la red de saneamiento de la calle Puerto llevada a cabo por la empresa municipal Aguas de Huelva en 2008 dejó una amplia zona peatonal con el acerado de hormigón.

Con aquella actuación, el Ayuntamiento de Huelva dejó sin el acerado al tramo de la calle Puerto que transcurre paralelo al edificio que sirve de sede a los arquitectos en la provincia y al monumento erigido en honor al alcalde Antonio Mora Claros (cargo ostentado de 1920 a 1922).

“Estas son unas obras de suma importancia en las que el Ayuntamiento de Huelva, a través de su Empresa Municipal de la Aguas ha invertido unos 800.000 euros para la modificación integral de la calle Puerto. Se trata de una actuación que mejorará los servicios generales de la calle, aunque especialmente los relativos al agua”. Es lo que dijo en un comunicado el Ayuntamiento de Huelva el 21 de octubre de 2008: “Modificación integral”.

En este sentido, lo que no esperaban los vecinos y viandantes de la zona es que tal ‘modificación’ incluyera la supresión de las losas que formaban parte de un acerado que había sido repuesto años antes. De hecho, esta calle había sido una de las primeras de Huelva sometidas en la década de 1990 a una remodelación de las zonas peatonales, sustituyendo las antiguas losetas por otras más modernas. Sin embargo, el estado obsoleto de la red de saneamiento y suministro de aguas hizo necesaria abrir la calle totalmente.

Sucedió en 2008 y no sólo fue repuesto el acerado de (casi) toda la calle; también el antiguo adoquinado que había caracterizado este vía onubense donde, como indican los mayores del lugar, “antiguamente” estuvo el Ayuntamiento y el Cuartel de la Guardia Civil.

La obra de la calle Puerto se dio por concluida dejando 40 metros de tramo sin acerado, en concreto, con una zona peatonal de hormigón.

Y así ha permanecido el lugar zona durante dos años, sin que ningún responsable municipal diera una explicación sobre por qué esta importante zona se encontraba así. Importante, porque, además de ser una de los lugares más concurridos de la capital onubense, en la misma confluyen dos edificios históricos de gran trascendencia en los itinerarios turísticos de esta ciudad. Y, también, porque uno de estos edificios (el Palacio Mora Claros) es un centro de día de mayores.

El hecho de que sea una zona hormigonada no sólo provoca un impacto visual: afea un bello lugar. También se ha convertido en un peligro para los viandantes con menor movilidad, ya que el hormigón se está desgastando, dando lugar a numerosos chinos, esto es, piedras pequeñas con las que los mayores que transitan por aquí, junto a su centro de día, corren el riesgo de resbalar.

vecinos. Los vecinos y los que por esta parte de la ciudad caminan muestran sus quejas ante otra actuación chapucera del equipo de Gobierno municipal en el último mandato.

Andrés Morano Pereira indica que “el Ayuntamiento debería haber puesto losetas cuando hizo la obra y no dejar esto con hormigón, porque está feo”.

Por su parte, Amalia Pascual García advierte de que “con las piedras que están surgiendo se puede caer la gente mayor”, además de que “está así todo muy feo y mal”. También Antonio se había expresado en estos términos: “Me parece muy mal”, dijo ayer, aunque éste discrepó sobre el riesgo de caída del que advierte Amalia, de mucha más edad que Antonio.

La obra de hormigonado de la zona peatonal existente y de la parte por la que se desembocaba a vehículo en la calle Puerto desde la calle Cardenal Albornoz dejó además el suelo desnivelado junto a la puerta de la Casa del Millón (Colegio Oficial de Arquitectos), en la confluencia de esta chapuz con el resto de la acera que transcurre por la calle Puerto hasta el cruce con José Nogales. María del Carmen Durán, vecina de la calle Cardenal Albornoz, indica que “con el hormigón han dejado una zona medio hundida donde se acumula el agua; es una laguna”, ya que las aguas no tienen por dónde evacuar.

Para más inri se trata del lugar en el que concluyen acerado y hormigón, obligando en días de lluvia, según relatan los vecinos, a “bajar de la acera a la carretera para seguir caminando”, dice Antonio Gómez García, con el peligro que ello conlleva con respecto a la seguridad vial, tanto de los peatones como de los conductores de los vehículos que circulan por esta vía onubense.

Las quejas también se extienden a otros elementos urbanos que llevan en la zona desde hace casi un siglo. Ángel Vasallo, vecino también de la calle Cardenal Albornoz, dice que es “una guarrada cómo dejaron la calle, pero también cómo están los jardines del monumento a Mora Claros”, expone, señalando con el dedo a la cantidad de desperdicios que se concentran en el lugar. “Antes olía todo esto a jazmines y damas de noche”.

El Proteja salva al consistorio. El Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja) servirá para que el Ayuntamiento de Huelva concluya aquello que dejó sin acabar. Este pasado 10 de diciembre, el primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Huelva, Francisco Moro (PP), anunció cómo “acaban de finalizar los trámites de adjudicación de un nuevo plan de obras”, según informó el Ayuntamiento en un comunicado, y que afectará a la plaza Mora Claros, en la que confluyen las calles Puerto y Cardenal Albornoz.

Se trata del proyecto de “mejora, adecuación y remodelación” de esta plaza, que pagará la Junta de Andalucía a través del plan que la administración andaluza ha creado para el fomento del empleo. Este plan supone una inversión en la ciudad de 3,2 millones de euros.

Antes de la obra sí había acerado. Hasta el remate final de la obra en octubre de 2008, sí hubo acera. Estas obras comenzaron en junio de ese año con objeto de mejorar la red de abastecimiento y el colector de saneamiento por parte de Aguas de Huelva. Antes de las mismas el lugar tenía la siguiente configuración: acerado donde ahora hay hormigón y el tramo de adoquinado por donde se accedía a la calle Puerto desde la de Cardenal Albornoz.

De hecho, tal y como se muestra fotográficamente, junto a esta información, el lugar contó con el acerado mientras duró la obra, junto a la zona en la que la empresa adjudicataria de la misma colocó las vallas que acotaban el material de construcción y la maquinaria. El acabado final tuvo una guinda un tanto extraña: en lugar de losetas se condenó al lugar a permanecer indefinidamente sin losetas, dando una mala imagen y, ahora, con el desgaste de este material, con un peligro de caída, según advierten algunas personas mayores que frecuentan esta zona, donde se encuentra un centro de día de mayores, el que tiene su sede en el Palacio Mora Claros, concretamente.

En este sentido, ha tenido que llegar el Plan Proteja de la Junta de Andalucía, tan criticado desde las filas del PP, el mismo partido que gobierna en la ciudad con mayoría absoluta y que, a pesar de las críticas vertidas por su formación política, ha puesto la mano, viendo el cielo abierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s