All the people Moody’s

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el jueves 23 de diciembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

La democracia ha perdido su valor. Aquí y en cualquier parte del mundo. Esto que llaman la forma menos mala de organización política, social y estatal, ¿qué es?

Es tan patente que los mercados, los capitalistas, los especuladores, los ricos esos que a todos nos repugnan, y no por ser ricos, sino por explotadores que se aprovechan del sistema y nos sumen a todos a más miseria, a más pobreza, a más dificultades… es tan patente que esas fuerzas son las que están marcando qué política hacer, que uno se pregunta, ¿para qué sirve mi voto, para qué las ideas, para qué la democracia?

Porque da la sensación, tal y como pintan las cosas (y esto es sólo lo que vemos o lo que nos dejan ver), que no importa quién gobierne, pues cualquier partido político parece que tendría que seguir el dictado de esas harpías neoliberales, capitalistas y redomadamente fascistas.

No quiero pensar que esto sea así, pues sólo imaginar un Mariano Rajoy, o cualquiera de éstos, como presidente de gobierno en España, llevaría a este país a un deterioro de la libertad política, mediática, social, educacional, sexual, social, etcétera. Entre sus costumbres heredadas del franquismo (ese fascismo que imperó en España durante 40 años), el peso episcopal en la derecha y su falta de valores democráticos, modernos y culturales, el PP no es opción ninguna para cualquier persona que se considere de izquierdas, lo sea o alguna vez haya creído o dicho serlo.

El PSOE tiene una alta responsabilidad en este sentido y su secretario general, a la sazón presidente del Gobierno, ha de tomarse en serio su liderazgo para que la izquierda no muera como opción posible para resolver una crisis creada por la derecha y por el capitalismo desacerbado. Su liderazgo ha de ser europeo y nacional. No es fácil tal empresa. A Zapatero le ha tocado vivir el peor momento para ser presidente y a España el mejor momento para la crisis, porque un PP en el Gobierno en el momento actual hubiera sido nefasto, pues las políticas que hubiera aplicado se hubieran basado en recortes sociales y económicos que los que critican al PSOE ahora hubieran llorado porque un Zapatero les salvara de tal infierno.

Lo cierto es que gobiernan los socialistas y lo hacen con la presión de los mercados, de la Unión Europea más ferozmente neoliberal de la historia y con el ex presidente del Gobierno José María Aznar (PP) metiendo cizaña, mintiendo, manipulando, para que se desconfíe de este país en el mundo capitalista, haciendo un daño del que, si el pueblo fuera consciente, no le salvaría ni su amigo el del rancho de Texas.

No voy a ceder y pensar que la izquierda no es la solución. Aún queda siglo XXI por delante y, aunque soy muy pesimista, creo que la recuperación de los valores revolucionarios es ahora más necesaria que nunca, pero con tiros de palabras y de movilización de masas, de comportamientos ciudadanos que rechacen la tiranía de los mercados. Yo no voté a ninguna entidad de calificación como Moody’s; ningún ciudadano debería consentir que esta gente, que ha provocado la crisis actual, tuviera ninguna capacidad de influencia sobre los gobiernos que sí hemos votado (España y Unión Europea). Porque si esos son los que mandan… ¿para qué sirve esta democracia concebida así, para qué sirve la Unión Europea, para qué la izquierda?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s