El Marianico, el Rajoy y el prescrito

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el miércoles 29 de diciembre de 2010
Autor: Ígor R. Iglesias

Mariano Rajoy se suele frotar las patitas para no quedarse pegado. Pero cuando ha de mojarse, implicarse, palpar lo que es la realidad de un máximo representante de partido y candidato a presidente de Gobierno, deja entrever su verdadero rostro.

Que este señor que aspira a gobernar España diga que “nos trae sin cuidado si el candidato será Zapatero, Pepiño, Rubalcaba o la Chacón” es censurable hasta tal punto que esto debe hacernos ver quién podría convertirse en nuestro presidente.

Para empezar, (el) Rajoy no tiene ningún respeto por sus adversarios políticos, no sólo porque diga que “nos trae sin cuidado”; también porque se refiere a dos de ellos con un desprecio absoluto: llamar al ministro de Fomento Pepiño en lugar de José Blanco o Blanco simplemente es un falta de respeto a este señor y a quien escucha. Mucho más grave es referirse a Carme Chacón como ‘la Chacón’.

Es curioso que la única mujer de la lista tenga el triste ‘privilegio’ de ser la única persona a la que se le llama de tal modo, anteponiendo el artículo determinado al nombre, en este caso al apellido, algo que en términos diafásico-diastráticos podría pasar si no se tratara de alguien que, primero, se propone ser presidente de Gobierno y, segundo, habla ante los medios de comunicación como tal aspirante y representante del principal partido de la oposición. Uno podría entender que lo hiciera con sus amigotes en un cena privada, pero lo ha hecho públicamente: toda una declaración de intenciones.

Así mismo, como Rajoy no es un iletrado, lo que se haya detrás de esta forma de referirse a la ministra de Defensa es que (el) Mariano es un maleducado, un déspota y un machista, porque ni a Zapatero lo llama el Zapatero o el José Luis; ni a Rubalcaba, el Rubalcaba. Con lo de Pepiño ya lo había bordado. Sin embargo, a Carme Chacón no la llama Chacón, sino la Chacón, una forma de tratar a las mujeres a la que nos tienen acostumbrados los dirigentes del PP (recuerden lo que dijo el alcalde de Valladolid sobre ‘la Pajín’ y sus morritos).

Sin tan poco le preocupa que el PSOE presente como candidato o candidata a una de estas personas, ¿a qué viene referirse a éstas de un modo tan despectivo? Eso es sólo producto de quien no tiene confianza en sí mismo y cree que el adversario volvería a dejarlo fuera de la Moncloa, donde, por mucho que le toque la tómbola, dudo que llegue.

O también, puede ser, de quien prefiere que hoy se escriba un artículo como este sobre un asunto que pasará inadvertido para que nadie hable de su silencio sobre Fabra, otro que tal baila, que hoy asimila la inocencia a la prescripción de delitos esperando que la cara de gilipollas que se nos ha puesto a los que escuchamos semejante sandez no nos haga darnos cuenta de quien es verdaderamente el que tiene la cara de lo que es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s