Botellones ilegales y falta de limpieza municipal en el entorno de la Plaza de Toros de Huelva

Reportaje publicado en ODIEL Información de Huelva el miércoles 5 de enero de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

El martes 4 de enero (ayer) amaneció con los restos de los botellones que se celebraron el viernes por la noche, con motivo del Año Nuevo, en la zona trasera del Colegio Manuel Siurot y de la Plaza de Toros. Es, pues, el cuarto día consecutivo en el que el incivismo de unos pocos se ha mezclado con la falta de operarios en el servicio de limpieza municipal: el mismo cóctel que cuando el hambre y las ganas de comer se juntan.

Las botellas rotas, los cristales, las bolsas de plástico… no sólo están esparcidas sobre las aceras y la calzada del último tramo de la calle Benito Pérez, en las inmediaciones de una zona de bares de copas y discoteca.

También taponan las alcantarillas de esta parte donde Las Colonias y La Merced colindan, lo que, como en otras zonas de Huelva, puede conllevar un serio riesgo de cara a las lluvias. La falta de limpieza en las calles de la ciudad está provocando que las alcantarillas no traguen el agua, haciendo de la vía pública verdaderos ríos, incluso en zonas que no están en la zona baja de la ciudad, como el barrio de La Hispanidad.

En la parte trasera del Colegio Público Manuel Siurot, son muchos los vecinos que vienen a aparcar sus coches, encontrándose con botellas rotas debajo de sus ruedas. Es el caso de Domingo González Martín, vecino de la calle Menéndez Pelayo, en la barriada de Las Colonias.

“Suelo dejar el coche aquí detrás de la Plaza de Toros y siempre está igual”. Lo dice Domingo al tiempo que se percata de una botella rota (de manera puntiaguda) debajo de una de sus ruedas. Lógicamente los quita dándoles un leve patada y advierte de que “los cristales y botellas rotas pueden clavarse en las ruedas de los coches como veis”.

José María Pérez también suele aparcar su coche en esta zona. “La verdad es que está todo hecho una porquería. Siempre está así, limpio no lo he encontrado nunca”, expone este onubense. No obstante, Domingo, el otro vecino, asegura que “alguna vez sí que limpian”.

Donde “nunca” lo hace el Ayuntamiento es donde se encuentra la vivienda de María Casamichana Aragón y Manuel Lema Pérez, que habitan las dos únicas viviendas que se encuentran en este tramo de Pérez Galdós.

Ambas viviendas están entre el citado colegio, con el que colinda la vivienda de María y Manuel, y la Plaza de Toros. Justo en la puerta de la casa de este matrimonio “orinan todos los fines de semana los que vienen a hacer el botellón aquí”, expone María.

Manuel, por su parte, expresa que “mi esposa se harta de echar cubos de lejía después de cada noche”. A lo que ella añade cómo “tengo que limpiar la calle casi todos los días, echando agua y lejía”, ya que “nunca ha venido nadie del Ayuntamiento ni a barrer ni a echar agua con el camión”, dice María, vehículo que, según Manuel, “pasa de largo”.

Rosa Cavaleante, una brasileña que lleva tres años viviendo en Huelva, dice que “esta ciudad me encanta, pero mirando calles como esta, donde hay gente que ensucia y un ayuntamiento que no limpia, me siento muy apenada, por la mala imagen que se da”. En sentido, asegura que “los turistas y los extranjeros que trabajen aquí comentan lo sucia que está la ciudad” y que “en los lugares en los que he vivido en Portugal, Inglaterra y Brasil nunca he visto tanta dejadez por parte de las autoridades con respecto a la limpieza”.

Mario Guerreiro, portugués afincando en Huelva, también habla de esta “mala imagen” y apela “al civismo para que el descuido del Ayuntamiento con esta ciudad maravillosa no se vea agravado por unos pocos ciudadanos, a los que entre todos debemos llamarles la atención por ensuciar la ciudad”. Dice que “no he visto tanta suciedad en las calles en lugares donde he estado como camionero que soy: Bélgica, Alemania y otros países europeos”.

El problema que se produce en esta zona trasera de la Plaza de Toros es ilegal en todos los sentidos: el botellón está prohibido y ensuciar también es objeto de sanción. Aquí es la impunidad la que brilla, con su presencia y con la connivencia municipal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s