¿Qué dirán en las elecciones autonómicas?

Artículo de opinión publicado en ElPlural.com el jueves 20 de enero de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

Las críticas a la Constitución española son legítimas y necesarias, enriquecen el texto que rige el Estado y posibilita adaptarlo a los nuevos tiempos. Esto, en sí, no es lo criticable ni del PP ni de ningún otro partido. Pero su postura sobre las autonomías sí lo es, porque sus dirigentes, además de crear confusión sobre la eficacia de la descentralización, se sitúan en un doble discurso, algo que ha de ser puesto en evidencia tanto en lo relativo a este asunto como a otras tantas cuestiones.

El no que el PP está dando a ciertos aspectos de la Constitución y al funcionamiento del Estado por fin muestra de manera explícita cómo el PP nunca ha creído en las autonomías.

Yo mismo no estoy conforme con otros aspectos de nuestra Carta Magna, pero no me dedico a estar en misa y repicando como, hipócritamente, hace el PP. Porque este partido concurre a elecciones autonómicas con un discurso en Andalucía y otro en Madrid (en ‘Guachintón’, como hace Aznar). El propio Javier Arenas, en la llamada ‘Declaración de San Fernando por el Cambio’, dice literalmente: “Queremos ganar el gobierno para transformar Andalucía, para que Andalucía sea la primera, porque somos los mejores”. Cuando habla de “ganar” en este texto, que ustedes pueden leer en la página web del PP andaluz, se refiere Javier Arenas a las elecciones autonómicas.

¿Cómo se puede negar la efectividad de las comunidades autónomas y creer el PP que si ostenta la presidencia de la Junta de Andalucía, por ejemplo, podrá “transformar” esta tierra “para sea la primera”? Se hace porque el discurso del PP es hipócrita.

Esto es algo que el propio Javier Arenas tendrá que explicar ante los andaluces y el resto de candidatos y presidentes de comunidad pertenecientes a este partido conservador ante sus correspondientes conciudadanos y electores.

Sospecho que detrás de esta nueva losa contra el Estado y la identidad de los pueblos que conforman España y la identidad cultural (e incluso nacional) de los mismos se encuentra una estratégica pataleta: si no pueden gobernar allá donde los ciudadanos no se lo permiten, lo mejor, para ellos, para sus intereses particulares, es optar por aniquilar ese sistema que les priva de “transformar” el territorio según su criterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s