Media Legua: un barrio de la capital donde no pasa el tiempo

Reportaje publicado en el diario Odiel el lunes 7 de febrero de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

Media Legua. Es el nombre de una barriada rural de Huelva capital situada a 1’5 kilómetros de La Orden.

El estar fuera del casco urbano no ha privado a estos vecinos de pagar sus correspondientes impuestos municipales por vivir en el término municipal de esta ciudad.

Sin embargo, a pesar de ser un asentamiento mucho más antiguo que muchas barriadas de la capital y de cumplir religiosamente con los pagos tributarios correspondientes, la Media Legua no cuenta con los servicios más elementales.

La Ciudad de los Niños, a un lado de la autovía que conecta Huelva y Gibraleón; al otro, la Media Legua. El tiempo parece haberse detenido aquí. Sin alumbrado público ni alcantarillado, la decena de residentes que resisten el envite del tiempo y que se han criado y criado a sus hijos aquí dice sentirse “choqueros”, “de Huelva capital”, “de la ciudad”, pero sin la atención mínima por parte de un Ayuntamiento que les cobra los impuestos (como es lógico), pero sin cumplir con su parte del trato.

La Media Legua se articula a lo largo de una sola calle de tierra en la que se distribuyen siete números postales, que ni siquiera el servicio de Correos reconoce.

“El cartero no trae las cartas aquí y tenemos que tener la dirección en casa de un familiar o de conocidos en otro barrio y luego ir a recoger la correspondencia”, explica Teodora Rodríguez Lorenzo. En su caso concreto, “tengo puesta la dirección de uno de mis hijos, que vive en la avenida de Andalucía”.

En esta calle embarradas por la lluvia, “es imposible no llenarte los zapatos e, incluso, la ropa”, se queja Rosa Franco Delgado, que, junto a su marido, Ángel Lara Domínguez, decidieron “hace 18 años” dejar su barriada de origen, Pérez Cubillas, y trasladarse aquí. “Mi marido quería vivir en el campo y tener su huerto y nos queríamos ir de Huelva capital, así que decidimos venir aquí”.

Pero “antes pasaba la camioneta [nombre que se le da en Huelva a los autobuses de recorrido interurbano] y desde que pusieron la autovía ya no para”. Esto provoca que “las personas que no tenemos coche tengamos que depender de que nos lleven o coger un taxi”, explica Rosa.

Las empresas de taxi que operan en la capital onubense, a diferencia de Correos y del propio ayuntamiento (en cuanto a la prestación de algunos servicios elementales), sí reconoce esta barriada como urbana y “gracias a ello podemos movernos de aquí”, indica Teodora. Su hermano Eugenio, no obstante, añade que “nos dejamos un dineral en taxis”.

El camión de la basura también pasa por aquí cada noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s