Asesinan en Huelva a una mujer de 79 años en su casa

Noticia publicada en el diario Odiel el lunes 27 de junio de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

Eran las 23.45 horas cuando Antonia Q. Riquelme aún estaba en el patio exterior de su vivienda tomando el fresco. Era una costumbre habitual esa y la de compartir una buena conversación con sus vecinas en las calurosas noches de verano.

Eran las 23.50 horas cuando Antonia se metió en su casa para irse a la cama. Sin embargo, en la noche del viernes algo no pasó como solía suceder. Antonia, que tenía 79 años, se acostaba viendo la televisión y debido a su avanzada edad el oído le fallaba, por lo que el volumen del televisor siempre estaba alto.

Esa noche no sonó la tele y al día siguiente sus vecinos, al ver que Antonia no había salido por la mañana al patio (otro comportamiento habitual en esta mujer), se acercaron a la casa. Al comprobar que la puerta estaba entreabierta dos vecinas entraron en el interior de la vivienda y al comprobar cómo estaba todo revuelto, con los cajones abiertos de dos estancias, el dormitorio y el salón, una de las vecinas salió corriendo. Se asustó.

La otra vecina (piden anonimato; en el barrio hay miedo) permaneció en el interior de la casa y buscó a Antonia. La encontró tumbada en el suelo, junto al patio y el cuarto de baño, muerta, con la cabeza en un charco de sangre y con claras muestras de violencia.

Este extremo no sólo lo confirma esta mujer, sino fuentes de la investigación, que durante este fin de semana se han afanado al máximo en esclarecer un crimen al que pocos encuentran sentido. Y se habla de crimen porque desde el primer momento de la investigación había evidencias de que Antonia fue golpeada en la cabeza en repetidas ocasiones. Las fuentes oficiales confirmaron al cierre de esta edición que se trata de un “asesinato”. El cadáver de Antonia fue trasladado el mismo sábado al Instituto de Medicina Legal, que en la tarde de ayer efectuó la autopsia, cuyo informe preliminar confirma tales causas.

Por lo tanto, hubo un allanamiento y alguien mató a esta mujer. No hay signos de que la puerta de la calle fuese forzada y, según los testigos que entraron en el interior de la vivienda en busca de la víctima mortal, la puerta estaba abierta, otro hecho habitual en Antonia, según sus vecinos, que solía dormir con la puerta de la calle abierta para que entrase el fresco de la calle. Los vecinos creen que “la tenían controlada desde hace días y sabían perfectamente a qué hora se solía meter para dentro”.

La casa se encuentra en la barriada José Antonio de la capital onubense, junto a la cárcel vieja, concretamente en el número 8 de la calle Camarada Jaime Beneyto.

Informe policial. El primer informe policial, al que ha tenido acceso el diario Odiel, indica cómo a las 16.07 horas se recibió una llamada en el 091 advirtiendo de un cuerpo hallado en el interior de una vivienda.

A la espera de la autopsia, en un primer momento la Policía sólo pudo señalar en tal informe que la mujer presentaba un traumatismo en la cabeza. Fuentes de la investigación han indicado que las indagaciones iniciales quisieron determinar si la mujer tropezó o fue golpeada. En la noche de ayer domingo se confirmó la causa: asesinato

Durante todo el domingo la Policía ya disponía de información suficiente, tras recopilar pruebas al respecto, como para determinar que la mujer había sido agredida.

Por motivos de protocolo, inicialmente se investigó si el suceso podría deberse a violencia de pareja, hecho que fue descartado, pues Antonia era viuda. La investigación se centra en el homicidio.

Dos unidades investigan el crimen. En la investigación en la casa y en los alrededores han estado trabajando los inspectores de la Policía Nacional de Huelva de dos unidades: la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), concretamente la brigada de Homicidios; y el Servicio de Atención a las familias (SAF), que a pesar de su nombre es el encargado de investigar sobre agresiones sexuales, delitos (formalmente son infracciones) perpetrados por menores o violencia de género y doméstica.

Ambos grupos pertenecen a la Policía Judicial y el trabajo que han estado realizando en casa de la víctima y alrededores es similar al que puede verse en series televisivas como CSI.

“La hallé llena de sangre”. “La hallé tirada en el suelo, en un charco de sangre. La cabeza la tenía como una pelota”. Así lo relata la vecina que encontró el cuerpo sin vida de Antonia Q. Riquelme a las 16.00 horas de este sábado, en referencia a los signos de violencia del cadáver.

En el barrio se había ido la luz y los vecinos salieron a conversar en busca de una sombra en la calle. No había rastro de Antonia y fueron a buscarla a su casa. Cuando una de las vecinas que entró en el domicilio de la víctima la encontró muerta el pánico invadió la barriada José Antonio, conformada por casas de planta baja y donde viven personas que se conocen “de siempre”.

A Antonia la conocían porque llevaba en el barrio 15 años. Esta mujer perdió la vida en la víspera del día en el que se cumplían 11 años del fallecimiento de su marido. Su cadáver fue hallado, precisamente, en tal efeméride.

“Cosas así nunca han pasado aquí”. En la barriada sí están acostumbrados a que haya robos en los patios tanto exteriores como interiores, pero “nunca antes habían entrado dentro de una casa y mucho menos a matar a nadie”, indica uno de los vecinos. “Ahora todos estamos con las puertas cerradas”, añade.

Antonia nació en agosto de 1931, por lo que en poco más de un mes habría cumplido 80 años. La víctima tenía tres hijas, que residen en Huelva, concretamente en Los Rosales, Tres Ventanas y La Orden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s