Otra vez las malditas pintadas

Reportaje publicado en el diario Odiel el domingo 10 de julio de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

Otra vez las malditas pintadas vuelven a la ermita de La Soledad. En la madrugada de ayer, un grupo de individuos pasaron la noche de marcha del viernes dejando su firma y sentimientos por escritos en varios edificios de las inmediaciones, entre ellos esta iglesia.

Vuelven las pintadas y también la indignación a pie de calle contra aquellos que, spray en mano, atentan contra los monumentos (esculturas y edificios) o viviendas particulares.

La última gamberrada también se ha cebado con las aceras y para suerte de los viandantes los mensajes en esta ocasión no son obscenos ni insultantes, sino de sentimientos amorosos. De hecho el autor de la pintada en la parte trasera de la ermita de La Soledad (plaza de las Angustias), ha escrito en la fachada lo siguiente: “30 te quiero srg”, un mensaje que aunque no insulta por su contenido sí lo hace como tal, pues este edificio está protegido por ley y forma parte de la historia.

Y no precisamente moderna, pues tal templo eclesiástico data del siglo XV y desde su construcción ha tenido diferentes usos, además del litúrgico. Fue el primer centro docente de enseñanzas medias y superior de la ciudad, al ser sede en el siglo XVII de las Cátedras de Latinidad y Gramática creadas por Diego de Guzmán y Quesada, que da nombre al instituto de Educación Secundaria, que popularmente es conocido como el Femenino.

La ermita de la Soledad para en 1869 a manos del Estado y en 1883 a las del Ayuntamiento de Huelva, convirtiéndose en asilo y escuela.

Llegado el siglo XXI, además de templo católico, sede de la Hermandad del Santo Entierro y lugar que alberga diferentes obras del escultor León Ortega, la ermita de la Soledad es objeto de pintadas continuamente, atentados contra el patrimonio de los que ha dado cuenta informativamente el diario Odiel en varias ocasiones.

La última hazaña pictórica spray en mano también se ha querido cebar esta vez con edificios privados contiguos a tal iglesia y con el mobiliario urbano, así como con las aceras.

Un bote de spray color negro ha servido para que queden reflejadas las firmas en una plaza cercana, la de la Capitalidad, de los autores de este acto: “Zalvide”, “Dieguito Herrero” y “Gonzalo”, según han dejado reflejado.

Las pintadas en las aceras son de grandes dimensiones y están escritas en un lenguaje SMS, como si de mensajes a un móvil se tratara: “xq403”, “403” y “tkjc”, algo así como “¿Por qué 403?” y “Te quiero, J.C.”, acompañado este último mensajito con un corazón, que quedará durante mucho tiempo en la acera de la plaza de las Angustias.

También ha sido objeto de tal gamberrada el edificio del Parking San Sebastián, que se encuentra junto a esta ermita y donde están parte de las instalaciones del periódico Odiel y la televisión CNH.

En esta fachada los textos son: “ng”, “rc#te nadai” y “qgb#de la winchumpá”, mensajes absurdos que permanecerán.

Opiniones. A pie de calle, los viandantes contemplaban ayer por la mañana el resultado de una noche de ‘creación literaria’.

Justo Peguero, vecino de otro barrio pero que frecuenta esta céntrica zona, opina que “no está bien que hagan esto. Lo hacen incluso en los coches y son chavales de 13 y 14 años. Es muy fácil comprar un spray. ¿Ahora quien limpia este destrozo?”, se pregunta.

Por su parte, Josefina Ugidos, vecina de la zona, dice que “es una barbaridad, algo deplorable”, preguntándose sobre si “es imposible que comprendan estos chavales que lo hace, que son una minoría, que no se puede hacer”. Asegura que “no puedo comprender tal actitud”.

Leonor González habla de “gamberrada”, censurado algo que “está muy mal” y que ve “fatal, porque es horroso lo que han hecho y lo que hacen siempre en esta zona”.

De hecho, esta parte de la ciudad es donde mayor número de pintadas se concentran en la ciudad.

Ordenanza. El Ayuntamiento de Huelva regula el asunto a través de la Ordenanza Municipal de Higiene Urbana.

El artículo 36 de la misma indica que “las pintadas en la vía pública sobre elementos estructurales, calzadas, aceras, mobiliario urbano, muros y paredes están prohibidas”.

Es un no se debe, pero se puede, porque se hace y es constante.

“Se exceptúan las pinturas murales de carácter artístico, que se realicen con autorización del propietario y que no atenten contra la estética y el decoro urbano, que deberán contar con la previa y expresa autorización municipal”. No es el caso.

La normativa también indica que “serán responsables del incumplimiento de la prohibición prevista en el apartado primero de este artículo, las personas que ejecuten materialmente dichas pintadas”.

Asimismo, “están prohibidas las conductas vandálicas, agresivas y negligentes en el uso del mobiliario urbano, espacios públicos, parques y jardines.

Se responsabilizará directa y solidariamente a los padres de las infracciones cometidas por menores de edad”.

Las policías Nacional y Local tienen competencias en el asunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s