Blanqueando catedrales

Artículo de opinión publicado en Izquierda Digital el 18 de agosto de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

Al ministro José Blanco (y, por tanto, al Gobierno, que es en nombre de quien habla, y por tanto, al Partido Socialista, que es el partido que gobierna) habría que decirle que a los primeros a los que hay que exigir respeto es a esos católicos ultras que apuñalan a los que critican a la Iglesia, a los que planean atentar con productos químicos contra los que exigen un estado laico y ponen en cuestión al papa (ellos habla de maricones; que tiren, pues, los molotov en las sacristías) o, simplemente, contra los que no creemos en ningún dios, lo razonamos y somos insultados y vilipendiados por ello.

Me exaspera, pero no me extraña, que el PP se pronuncie contra los que protestamos contra la visita del papa. Es algo con lo que ya contaba. Pero las declaraciones de dos altos dirigentes del PSOE, como Bono o Blanco, sitúan a este partido en una clara discordia para con sus votantes y muchos de sus afiliados, que atienden en los últimos años, según confesiones de muchos socialistas de carné, a una imposición tras otra y una falta de libertad de expresión rechazables totalmente por lo que representa tal partido. Una cosa es ser católico y otra decir tonterías como que la “visita del papa es una bendición en términos laicos” (Bono dixit). O provocar (curiosamente estos dirigentes socialistas coinciden con la Botella al decir que somos los laicos, ateos y otros los que estamos provocando), porque las palabras de estos políticos sí son una provocación, llamando la atención en plan paternalista a los que criticamos que el papa destine 50.000 euros a Somalia y su visita cueste 50 millones; ambas cosas (lo de Blanco y lo de la Iglesia) son francamente repugnantes, como repugnante es la cúpula de la Iglesia católica per se.

Ahora que estamos en rebajas de pecados, que se absuelve a “criminales”, que estos días los cotillas de los curas se enteran de las intimidades de cada buen católico, me planteo lo siguente: ¿qué hubieran hecho estos homo sapiens sapiens hace 20.000 o 50.000 años, por ejemplo? Sin dios alguno, pobrecitos.

Y si Rouco quiere “con urgencia” más curas “para evangelizar”, que le diga a sus colegas que eliminen el celibato sacerdotal (para que nadie se sienta culpable por saltarse el voto). A todos nos gusta follar.

_________________________________________

El texto de este artículo en mi blog lo he modificado posteriormente respecto del que aparece en Izquierda Digital, añadiendo alguna frase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s