20N: Convención socialista en la resaca de la polémica reforma electoral

Noticia publicada en el diario Odiel el 4 de septiembre de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

“Estamos todos unidos. Eso es lo importante”. Es lo que comentaba un militante del PSOE a la entrada de la Convención Socialista que se celebró ayer en Punta Umbría. “La generación de riqueza y empleo, la defensa del estado del bienestar y más democracia y participación; éstas son nuestras bases de cara a las elecciones generales”, esbozó el líder provincial del partido, Mario Jiménez.

La resaca de la reforma constitucional, acometida por el PSOE y el PP sin el aplauso de prácticamente ningún socialista, todavía seguía ayer en la garganta de sus dirigentes provinciales y militantes. Difícil de digerir y en el Partido Socialista lo asumen. La disertación de Mario Jiménez, de hecho, comenzó así: “El partido no se enfrenta a un momento tan complejo como este desde 1977”.

“Hay que despertar las conciencias ciudadanas; en este momento de crisis los ciudadanos tienen escasa capacidad de criterio”, expuso consciente del mosqueo generalizado que están exteriorizando los votantes de izquierdas, los declarados y los potenciales, así como los diferentes articulistas de opinión de línea progresista. “Están enfadados y los alcaldes lo han pagado. La crisis económica ha provocado una crisis política porque la situación económica ha remado a favor de la derecha”, indicó.

A nadie se le escapa la voracidad de los dichosos mercados y el toro con el que hay que lidiar. El secretario provincial de los socialistas onubenses, Mario Jiménez, dio explicaciones ante una reforma constitucional encaminada a contener ese ruido y esa furia de los mercados y que ha sido interpretada por la izquierda social como una claudicación. “No valía la demagogia y la irresponsabilidad y Zapatero ha tenido que tomar decisiones difíciles que han provocado que el ciudadano nos haya visto desdibujados”, reconoció el socialista.

Al Gobierno de Rodríguez Zapatero se le ha recriminado el no explicar las cosas. De hecho, el ascenso de Rubalcaba a la portavocía intentó tapar esta grieta y ahora que será el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de cara al 20N el lema preelectoral de este partido es precisamente “Rubalcaba: escuchar, hacer, explicar”.

Y, en este sentido, Mario Jiménez indicó que “ahora hay que hablar de para qué queremos el voto, de qué queremos hacer”. Paralelamente a la reforma constitucional auspiciada por el PSOE y el PP, el Gobierno autonómico de Cospedal, la número dos del PP nacional, mostró lo que Rajoy (el contrincante de Rubalcaba) no dice que hará abiertamente, pero que –a nadie se le escapa– es un anuncio de su programa.

Al líder de los socialistas onubenses le ha venido como anillo al dedo a la hora de ahorrarse ejemplos; Aguirre, en Madrid, y Cospedal, en La Mancha, se lo están poniendo a huevo a un PSOE vapuleado por la opinión pública, pero que todavía camina y dice saber hacia dónde: “La derecha apuesta por la solución fácil, que es llevarse por delante el Estado del Bienestar. Ellos siempre han votado en contra de las cuestiones sobre las que se asienta el estado del bienestar porque no hay mayor negocio que ese y quien se quede con ello se hará rico”, apuntó Jiménez.

“No tenemos una varita mágica para crear empleo, pero sí podemos generar condiciones para ello”, dijo el socialista.

A la convención socialista de ayer asistió el mismo números que diputados tiene el Congreso. Muchos se quedaron sin silla y escucharon de pie.

Una agenda “de izquierdas”.

n El empleo es la principal preocupación ciudadana. En la campaña electoral que se avecina la palabra empleo será la más repetida.

Y como el acto político de ayer era “un pistoletazo de salida de cara a las elecciones del 20 de noviembre”, en palabras de Mario Jiménez, la segunda parte del discurso del líder de los socialistas onubenses se centró en este asunto, con indicaciones muy precisas para los cargos institucionales y orgánicos del partido en la provincia, con el lema ese de “escuchar, explicar, hacer” como premisa.

“Todos los socialistas, cada uno desde su ámbito de responsabilidad, tienen que explicar a la gente lo que significaría un Gobierno de derechas”.

El objetivo es “llegar a la gente y es una tarea inmensa que tenemos por delante y que tenemos que acometer todos. Tenemos un gran reto en el que esta provincia se juega la vida”, advirtió.

“Alcaldes y concejales, os quiero en primera línea”, espetó a los presentes. “A diario, con vuestra labor, hacéis creíble el discurso del PSOE. Queremos una movilización plena, llegar a todas partes y para ello vamos a dejarnos la piel”, arengó un líder socialista consciente de lo que su partido se juega el 20 de noviembre.

Parte de ese discurso a “explicar” ha de centrarse en el empleo: “Nos encargaremos de generar las condiciones económicas para que esto sea posible. Nosotros no prometemos el pleno empleo y Rubalcaba tiene una agenda política de izquierdas, es honrado, honesto y no promete el oro y el moro para después hacer lo que le dé la gana. Sabe lo que hay que hacer sin llevarse por delante las conquistas históricas”, como “ya hace la derecha”.

Barrero defiende el “progresismo” porque “Huelva nos necesita”.

í. r. iglesias n huelva

Antes del “la provincia se juega la vida” de Mario Jiménez, el parlamentario nacional del PSOE por Huelva y secretario primero de la Mesa del Congreso de los Diputados, Javier Barrero indicó que “Huelva nos necesita”, motivo por el cual “queremos ser mayoría en Huelva”.

Pero, “¿qué es Huelva?”, preguntó retóricamente Barrero. “Huelva es progresismo”, expuso el diputado, a la luz de los datos electorales que históricamente ha teñido de rojo PSOE el mapa provincial.

Huelva “ha tenido una alianza con una forma de entender la vida, con unos objetivos. Y cuando ha mirado al mercado político ha elegido a los progresistas. El mérito no es nuestro”, reconoció, “el mérito de estos 30 años de progresismo es de los onubenses, que han elegido a personas trabajadoras, con un proyecto para Huelva, los socialistas, personas muy decentes, por cierto”, añadió.

Este último guiño, en defensa de los cargos institucionales y orgánicos que escuchaban sus palabras frente a las críticas que los socialistas están recibiendo por méritos propios, pero también ajenos.

Y también, antes de que Mario Jiménez tomara la palabra para explicar eso de que “Huelva se la juega”, Javier Barrero advirtió también de que “si Huelva no quiere dar un paso atrás, tiene que escoger a los socialistas”. Y en este sentido, recordó los “logros” del PSOE cuando le ha tocado gobernar: “Hasta hace 30 años, cuando se produjo el gran cambio, no había pensiones ni Ley de Dependencia. Ahora parece mentira que estas cosas que reivindicaron los socialistas no existieran antes. Y puede que dejen de existir”, volvió a advertir, en referencia al PP y las posibilidades que las encuestas otorgan a Rajoy, que en el PP ya dan como ganador el 20N.

En los menos de tres meses que quedan para las elecciones, los socialistas han de “explicar” no sólo su programa, sino el porqué, a su modo de ver, las cosas son como son: “Hay menos ingresos y más gastos que nunca porque nos han engañado los codiciosos de la derecha”, dijo Barrero, dando ejemplo de lo que hay que “hacer”. Y siguió: “Todos los días pedimos 600 millones de euros a los mercados para la Sanidad, y la Educación cuesta 390 millones diarios. Cuando las cuentas no salen, la izquierda no rebaja gastos de este tipo, sino otros: el farmaceútico o la congelación del aumento de las pensiones. Pero no rebajamos la calidad de los servicios ni el derecho a la asistencia sanitaria y la educación porque son dos derechos fundamentales”.

El objetivo es “mantener el estado del bienestar porque nos va la vida en ello. Nos jugamos mucho pero no sólo eso: nos jugamos todo”, frase que concretó: “La dignidad de una persona son sus derechos y pueden perderlos. Miren lo que pasa en Cataluña, con ambulatorios cerrados en agosto para ahorrar [allí gobierna CIU], y lo que ocurre en Madrid [PP], donde se han levantado los profesores porque se les ha dicho que hay que renunciar a los interinos. Es un desprecio a la educación”, resaltó, concluyendo con que Rubalcaba “va a ser el presidente que garantice el Estado del Bienestar”. Hubo aplausos.

El PP tira del ‘y tú más’ por el paro. En el PSOE alguien dijo ayer que el PP es “una máquina de crear desempleo en sus ayuntamientos” –lo hizo Gonzalo Rodríguez Nevado– y que “a los alcaldes de Lepe y Aljaraque les resulta muy fácil echar a empleados públicos a la calle” –lo dijo Petronila Guerrero– y el secretario provincial de los conservadores, David Toscano, tiró del ‘y tú más’. Este culpó a “la gestión del PSOE” de que el paro en la provincia onubense crezca “a un ritmo que duplica al resto de Andalucía”, por lo que le ha exigido a dicha formación que “no vuelva a mentir y a realizar promesas de creación de empleo en la campaña electoral”, con las que, a su juicio, “quiere tomar por tontos a los onubenses cuando sabe de sobra que no tiene soluciones para el principal problema de los ciudadanos”, según el dirigente conservador.

En una nota, Toscano ha señalado a este respecto que el PSOE, “mes a mes, se revela como un partido que sólo sabe destruir empleo”, como lo demostraría, según el PP, el cierre de Astilleros de Huelva, que “dejó a mil familias en la calle”, y el hecho de que se hayan registrado en agosto “45 nuevos parados al día”.

Según Toscano, “ya nadie se cree las mentiras y las promesas del PSOE, un partido que se ha visto superado por la crisis”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s