Guerra en el taxi

Reportaje publicado en el diario Odiel el viernes 9 de septiembre de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

El sector del taxi en la capital advierte del “intrusismo” en la profesión, constatando en la existencia de vehículos que se dedican a transportar personas “sin licencia” dentro de la capital onubense, donde sólo pueden realizar esta actividad los 256 taxis autorizados para ello.

El presidente de Teletaxi, Jesús Vázquez, ha vuelto a alertar del intrusismo que existe en el sector del taxi y que “perjudica” a los profesionales de este servicio público en la capital.

De hecho la competencia “desleal” de la que habla el presidente de Teletaxi la efectúan profesionales del volante de otros municipios que sólo tienen licencia para transportar a viajeros desde sus localidades hasta el destino que los clientes indiquen (o dentro de esos municipios), pero, como sucede con los taxis de Huelva, nunca desde un un punto de origen ajeno a la ciudad donde se tiene licencia para transportar, aunque el destino final sea ésta.

“Es lo que sucede con los que se ponen en la avenida Portugal o en la calle Béjar, donde se colocan lo que la gente llaman taxis piratas, recogiendo a personas y llevándolas a sus pueblos”, algo para lo que “no están autorizados”, advierte Jesús Vázquez.

Este “intrusismo”, sin embargo, no es permitido para los taxistas de Huelva, a los que “para la Guardia Civil o la Policía Local de pueblos como Punta Umbría, cuando nosotros vamos a recoger a clientes”, expone el taxista Samuel Macías.

“Con los taxistas de los pueblos se hace la vista gorda a la hora de que ellos lleven pasajeros desde Huelva y a nosotros se nos persigue y penaliza si sucede al contrario”, se queja otro taxista, Juan Díaz.

Un compañero, que prefiere mantenerse en el anonimato, cree que esto último “sucede porque nosotros llevamos distintivos de taxi y los piratas, no”.

Esta situación “no sólo sucede en cuanto al transporte interurbano”, explica el presidente de Teletaxi. “También se da en el transporte dentro de la ciudad” y pone un ejemplo: “Un taxista de un pueblo recoge a gente en el Hospital Infanta Elena y a veces como sobran plazas monta a personas que van a cualquier barrio de Huelva, y ese es nuestro trabajo”, apunta Vázquez.

El representante del sector incluso pone en duda la legalidad bajo la que operan desde sus propios municipios los taxis de los pueblos, conocidos popularmente como “piratas”, ya que asegura que “carecen de tarjeta de transporte, seguro obligatorio, licencias municipales, libro de quejas y reclamaciones que exige la Junta de Andalucía y tarifas públicas y aprobadas en pleno municipal”, indica Jesús Vázquez.

¿En qué repercute esta competencia “desleal”? Según el presidente de Teletaxi, “es incalculable la repercusión económica que tiene, pero es evidente, ya que además de realizar los servicios que nos corresponden a nosotros, abaranta los precios”, se queja el representante del sector.

Además, “los servicios que ofrece un taxi, con el caché que tiene en prestaciones, no lo ofrece un coche particular ni una furgoneta”, en referencia a los vehículos que usa los ‘piratas’ para sus portes, expone Jesús Vázquez.

Este problema no es nuevo y tampoco es la primera vez que los profesionales del taxi en Huelva advierten de este intrusismo. El año pasado, en agosto, la Policía Local actuaba contra los taxistas ‘piratas’ abriendo cinco expedientes, tras la denuncia de Teletaixi y Servitaxi, las operadoras del taxi en la capital onubense, pero el asunto no paró el negocio de los taxistas foráneos.

Uno de estos taxistas de una localidad costera –de la que pide no dar el nombre–, consultado por esta redacción, dice tener “todos los papeles en regla” y se queja del “monopolio del transporte interurbano, que es exclusivo de Damas, que condena a nuestros pueblos a una, dos o tres camionetas [autobuses] al día, mientras que nosotros ayudamos a la gente a venir a Huelva al médico”.

Sin embargo, el problema que resaltan los taxistas de la capital no es con respecto al transporte realizado desde las localidades de estos taxistas de otros municipios, sino desde la capital onubense. En este sentido, tanto el presidente de Teletaxi como los taxistas onubenses consultados a pie de calle por esta redacción piden que “haya una vigilancia exhaustiva por parte de la Policía y del Ayuntamiento”, expone Jesús Vázquez, “como el que hay en los pueblos con nosotros”, añade Samuel Macías.

Los taxistas de esas localidades tienen paradas fijas, algo conocido por los habitantes de sus respectivos municipios: Isla Cristina, Cartaya y Lepe comparten una misma parada, que antes de la peatonalización de la avenida Portugal se encontraba en este calle. “Ahora se ponen en la avenida Alemania”. Y los de Punta Umbría, en la calle Gravina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s