Comienza la reordenación de La Rábida

Noticia publicada en el diario Odiel el miércoles 14 de septiembre de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

La ‘nueva’ Rábida comienza a ser una realidad. La primera piedra de la primera fase de reordenación y remodelación de los espacios del histórico conjunto arquitectónico y paraje fue colocada ayer en un acto que supone el pistoletazo de salida para “Redescubrir” La Rábida.

La presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, ejerció de maestra de ceremonias ante otros tantos representantes institucionales, tales como el subdelegado del Gobierno, Manuel Bago; el delegado de Cultura, Juan José Oña; así como alcaldes de los municipios colombinos, Palos y Moguer, el director de Cepsa–Refinería de La Rábida, entre otros.

La colocación de la primera piedra tuvo lugar en las inmediaciones de la rotonda que da acceso a tal espacio desde Palos de la Frontera, donde se desarrollará esta primera fase del proyecto. Cada uno de los representantes institucionales, el prior del convento franciscano de La Rábida incluido, depositaron de manera simbólica la tierra que recubrió la urna en la que se introdujo previamente la prensa del día (las dos cabeceras principales de la provincia: Odiel y Huelva Información), así como el primer acta de la obra y varias monedas de curso legal (algo más de dos euros).

Este simbólico acto supone el pistoletazo de salida para unas obras que cambiarán el aspecto de La Rábida, remodelando sus espacios, haciéndolos más atractivos, según se puso de manifiesto en el acto previo a la colocación de tal primera piedra y que tuvo lugar en la cercana Casa de Zenobia, una casa-museo sobre la escritora y traductora catalana, esposa del Premio Nobel de Literatura moguereño Juan Ramón Jiménez.

En esta casa de Zenobia la presidenta de la Diputación, institución propietaria de los terrenos de La Rábida sobre los que se actúa, destacó cómo el proyecto que se comienza desde ayer a levantar “profundizará en la apuesta turística que venimos desarrollando desde hace más de una década”.

Se trata, pues, de dotar a La Rábida de “un nuevo concepto”, destacó Guerrero, haciendo de este conjunto natural e histórico un lugar con “más dinamismo y más contenido”.

Para ello, “hoy [por ayer] ponemos las bases”, aclaró, porque la primera fase de este proyecto global llamado Redescubrir supone reordenar en primera instancia los espacios que luego en fases posteriores serán dotados de ese contenido.

Esta primera fase se desarrollará con 1,2 millones de los Fondos Fórum, una partida inicial a la que se sumarán 7 millones más que el Gobierno de España ha comprometido ya para la segunda fase, que se encuentra actualmente en redacción. Son 8,2 millones en total que esta nueva Rábida ya tiene asignados y que ayer fueron puestos de manifiesto por Petronila Guerrero, quien se apoyó en tal financiación para destacar “la solidez” de este rediseño del uso, espacio e instalaciones de La Rábida.

La presidenta de la Diputación apuntó también cómo el proyecto que arranca es fruto del “consenso y la participación” de diferentes voces, colectivos e instituciones.

Asimismo, la máxima representante de esta institución recordó como la Diputación “ha tenido siempre un compromiso con este entorno y con el convento, que salvó de la desamortización el presidente Adolfo del Castillo”.

El acto sirvió, además, para exponer los paneles informativos de cada una de las partes que se van a remodelar en el actual entorno y que permanecerán en la Casa de Zenobia, que funciona como centro de visitantes de este conjunto histórico.

En cuanto a las actuaciones que la Diputación lleva a cabo, paralelamente a esta ordenación de todo el territorio, Petronila Guerrero destacó “el alumbrado del convento para poner en valor este edificio histórico” y “los trabajos sobre el monolito de conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento de América, que van muy avanzados”, explicó. Para la presidenta provincial la actuación que se desarrolla en este último escenario es de una “importancia extraordinaria”.

En La Rábida, la Diputación Provincial gestiona, además, el Muelle de las Carabelas (réplicas de las naves del primer viaje colombino) que se construyeron con motivo del quinto centenario del descubrimiento del Nuevo Mundo, en 1992; el Foro Iberoamericano, el espacio escenario con más capacidad de la provincia, y el Parque Botánico Celestino Mutis.

PRIMERA FASE:

La primera fase del proyecto, cuya primera piedra se colocó ayer, comenzará a desarrollarse en octubre, llevándose a cabo durante los seis meses siguientes, tiempo que tiene asignado el arquitecto Juan Carlos Andújar para reordenar los espacios rabideños.

Los 1,2 millones de euros de esta primera fase se destinan para el reordenamiento de los viarios, tanto de aquellos que usarán los vehículos como las vías para los peatones.

Pero en la concepción de Andújar éstos tendrán preferencia sobre los coches, que no compartirán, como ahora sucede, espacio con los peatones, evitando el cierto caos actual.

“Daremos preferencia a los peatones”, destacó el arquitecto, pero “sin olvidar a los conductores, que tendrán una vía principal para circular por La Rábida, paralela a los espacios peatonales y que desembocarán en los edificios que se encuentran en este enclave”, explicó. Estos edificios, correspondientes a la zona conventual, son el Monasterio, la hospedería, la sede rabideña de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y la Casa de Zenobia.

Además de esta vía principal, “hemos diseñado una secundaria, pensada sobre todo para los servicios de emergencia”, añadió.

La primera fase, pues, tiene un plazo de ejecución de seis meses, por lo que en el mes de abril estará totalmente concluida, según el propio arquitecto, aunque desde la Diputación se indicó que los trabajos se podrían ampliar hasta el mes de junio.

En la fase que se comenzará a construir el mes que viene se respetarán los viarios tradicionales hechos de piedras, que serán sometidos a una rehabilitación para facilitar el tránsito peatonal de los visitantes de La Rábida.

La senda peatonal principal, cuya entrada por Palos de la Frontera desembocará directamente en el monasterio franciscano, estará custodiada por columnas blancas de hormigón, que “delimitarán el viario peatonal y el destinado a los coches y autobuses”, algo que, según el arquitecto del proyecto, “nos parecía muy importante”.

Estas columnas porticadas tendrán en su entorno fuentes, que además de refrescar la zona, pondrán de relieve el uso del agua, de importancia tradicional en la zona, que cuenta con fuentes históricas.

“Hemos querido jugar con el agua, situando las fuentes junto a una plaza arbolada con bancos donde poder descansar o disfrutar del entorno”, expuso Juan Carlos Andújar.

Como antesala, una parada de autobús, dotará al recinto, que tendrá un espacio escénico, de un lugar primordial para este tipo de servicio público, que a través de la vía peatonal, conectará con la histórica Casa de Zenobia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s