Nunca llueve a gusto de todos

Reportaje publicado ElPeriódico de Huelva el martes 25 de octubre de 2011
Autor: Ígor R. Iglesias

 

Manuel Carrasco lanzó el viernes el single que presenta su disco bajo el título de Otoño Octubre y el otoño ha querido acompañar la melodía antes de que acabe octubre.

La lluvia llegó y se ha dejado sentir durante esta madrugada. Antes, el domingo, descargó durante buena parte de la mañana.

En lo concerniente al lunes, llovió durante prácticamente toda la noche hasta las 8 de la mañana. En Ayamonte se recogieron 30 litros por metro cuadrado, en la capital 26 y en Mazagón 36, el punto donde mayor número de precipitaciones se registraron, todo según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Ningún punto de la provincia pues, se libró de la lluvia, dejándose sentir el temporal especialmente en la Costa, donde los barcos han quedado amarrados a puerto en Punta Umbría debido al viento, que ha soplado hasta alcanzar los 70 kilómetros por hora.

Son fuertes rachas de viento que han provocado caídas de árboles en esta localidad, así como en Ayamonte, Valverde, Galaroza y Huelva capital. El Consorcio Provincial de Bomberos intervino para retirar y limpiar las zonas afectadas, pero “sin lamentar daños de consideración”, indicaron fuentes del consorcio.

Estos bomberos de la provincia también intervinieron en pequeñas inundaciones registradas en Ayamonte, Jabugo y El Repilado, donde el cuerpo provincial sólo procedió a “evaluar la situación y evitar posibles consecuencias”, indicaron desde el consorcio.

En Los Marines, por contra, a pesar de que ser un incidentes de pequeñas dimensiones, se produjo una inundación en el patio de una vivienda, donde “el agua no ha llegado a alcanzar mucha altura y los agentes han procedido a la apertura de la arqueta para el desagüe, desatascándola, ya que estaba tamponada con tierra”.

En la capital, el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Huelva realizó ocho actuaciones con motivo de las lluvias y el fuerte viento. El motivo de las salidas se debió a la citada caída de árboles y saneamiento en fachadas, según informaron fuentes de Bomberos. Estas salidas realizaron desde las 7.00 horas en cuatro actuaciones en la Plaza América, en Pintor Pedro Gómez, en Marchena Colombo y en la avenida de La Cinta, consistiendo básicamente en la retirada de los troncos y de grandes ramas de la vía pública.

Uno de estos árboles cayó sobre dos vehículos que se encontraban estacionados en la plaza América, mientras que otro de los árboles cayó sobre el tejado de una casa en una parcela privada, según informó el Ayuntamiento de Huelva en una nota de prensa.

Asimismo, los bomberos trabajaron en el saneamiento de una construcción en la avenida de la Ría y en el saneamiento de fachadas en Martín Alonso Pinzón (Gran Vía) y en la calle Arquitecto Pinto, junto al parquin de la Casa Colón.

Pese a la gran cantidad de agua caída en la capital a lo largo de toda la noche, los bomberos no tuvieron que realizar ninguna labor de achique de agua, según fuentes municipales.

pros y contras // Los efectos del temporal también se dejan sentir en el sector económico. Mientras los campos de la provincia son los grandes beneficiados por las lluvias, los bares han visto caer sus ingresos con la bajada de las temperaturas mínimas, llegando a los 18 por las noches, y también por las precipitaciones.

Jaime Rodríguez, que regente la Taberna Casa Jaime, situada en la avenida de Pablo Rada, evalúa la situación: “La lluvia nos viene fatal a los bares. A la gente no le gusta sentarse cuando refresca. Nosotros echamos el toldo e intentamos paliarlo”. Por su parte, Paco Pérez regenta la Hamburguesería Yosán: “Entre la crisis y la lluvia la gente sale menos” e Idelfonso Cana, vendedor de cupones: “A los campos les viene bien, pero a los que trabajamos en la calle nos viene fatal. Yo me refugio de la lluvia en una tienda de aquí al lado”.

La otra cara, la de los pros, está en las tiendas que venden paraguas, las zapaterías y los taxistas.

Maria Ye, de la tienda Óscar, en la calle Tres de Agosto, dice que “no vendemos paraguas con la crisis” y eso que el más barato cuesta dos euros. Los que sí hacen su agosto son las zapaterías: “Las lluvias nos vienen estupendamente. Vendemos así botas de agua, zapatos cerrados y con más frío botas de piel”. A los repartidores de pizza, también, a pesar del riesgo de caídas: “Nos dan más propinas”, dice Mariano Díez.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s