Gallegos estafados, derecha estafadora, izquierda peleada

Artículo de opinión publicado en Diario Progresista el lunes 4 de junio de 2012
Autor: Ígor R. Iglesias

Se han quedado con el dinero de los ahorradores gallegos. Gente que había guardado sus ahorros en un banco, y ya no están. Es difícil encontrar noticias sobre este corralito. El problema perdura desde hace meses, pero solo la fuerza de la protesta de este fin de semana ha logrado llegar a oídos de muchos ciudadanos, que ahora comentan horrizados en Facebook o Twitter la gran estafa para con miles de personas en Galicia.

En tanto esto sucede, y poco espacio ocupa el asunto en los medios de comunicación y en las declaraciones políticas (¿quizá porque los afectados no son inversores?), atendemos a un más que monumental rescate financiero por parte del Estado español a Bankia, con 23.000 millones de euros (ni lo piense en pesetas) que saldrán de las arcas públicas, a cuenta de la educación y la sanidad, así como de otros servicios públicos, para tapar el desfalco, estafa, engaño o malversación (elija usted y añada verbo, si procede) que directivos bancarios y políticos, del PP, han comentido.

España no va a naufragar, dice Mariano Rajoy. Ahora resulta que las cosas van bien o por el buen camino. Cuando gobernaba el PSOE, no. Decían entonces que la solución era un nuevo gobierno, el de Rajoy (por supuesto), que daría confianza a los mercados. Ahora, la realidad es que la desconfianza es brutal, España está a punto del rescate, el desempleo se incrementa, las condiciones paupérrimas para los empleados aumentan, los derechos laborales son vulnerados en virtud de una máxima: esto es lo que hay, o lo tomas o lo dejas, que hay seis millones deseando este puesto.

El falso patriotismo que propugna el PP no es más que un facherío (que repugna) para hacer una España a medida de los de siempre, de los que hablan de Franco como el que puso orden a una República revuelta y que rompía España (para que ni versados ni instruidos mínimamente al menos en historia de este país lo crean a pies juntillas, como el catecismo), de los amiguetes poderosos, de esas empresas que quieren hacer negocio con la educación, la sanidad…

Ahora, como no hay ruido (¡porque el quid de la cuestión está en el ruido!), ni España se rompe (como sí sucedía con Zapatero, según decía el PP) ni España naufraga.

Cuando los sindicatos han denunciado que esta gente quería acabar con todo, el poco tiempo les ha dado la razón. Y este poco tiempo ni siquiera basta para que la ciudadanía despierte. Porque el ruido es el que crea las ideas en España. Durante años se ha dicho que los socialistas son ladrones, embusteros y antiespañoles. Eso, en un país donde las cosas son o blancas o negras, solo deja un lugar para los supuestamente buenos: los del PP. Los medios de comunicación de ideología derechona (prácticamente todos en España) han creado la idea de que la derecha sabe manejar la economía, mientras que la izquierda despilfarra.

Y el problema no sólo lo crea la derecha. Aquí la propia izquierda se dedica a darse de puñaladas. La derecha no precisa ni del ruido para ver caer al ´enemigo´. En ciertos sectores de IU se dice directamente que el PSOE es como el PP, que no son diferentes, que el PSOE es un partido de derechas. Que unos y otros hacen lo mismo. En ciertos sectores del PSOE se mira a IU y no se les toma políticamente en serio. Algo lamentable por parte de unos y otros. Lamentable por parte de IU cuando se simplifican así las cosas sobre el Partido Socialista, que, por supuesto, no es un partido de derechas. En función de la política que ha practicado, se puede decir que es de centro-izquierda: está claro que en lo social ha practicado políticas de izquierdas, pero en lo económico sus más que coqueteos con el neoliberalismo es el que le ha valido perder cinco millones de votos, dejando en bandeja el gobierno al PP (que gobierna solo con medio millón de votos más de los que obtuvo en 2008). Lamentable es, igualmente, que el PSOE no haya sabido escuchar ni atender ni tomar en serio a Izquierda Unida en cuestiones que coinciden con las que la masa de obreros y socialistas españoles reclaman para España.

Y el caso es que las cosas están así: los gallegos estafados quizás no vean su dinero (y pocos medios hablarán sobre ello), la derecha (el PP) seguirá favoreciendo sus intereses y los de sus amigos a costa de España y la izquierda seguirá peleada, porque aunque han sabido entenderse para formar gobierno en Andalucía, por ejemplo, y poner lo mejor de unos y otros sobre la mesa (con evidentes beneficios para los ciudadanos), por ahí hay que con el puño cerrado parece que, por su odio a los socialistas o comunistas, prefiere que caiga el más igual a uno mismo y que, lamentablemente, el facherío gobierne. Spain (no puede) ser así(n), compañeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s