Candidaturas de la derecha

Artículo de opinión publicado en El Plural el jueves 9 de enero de 2014

http://www.elplural.com/opinion/ppeligrosa-estrategia/

Autor: Ígor R. Iglesias

La onubense y ministra Fátima Báñez suena entre las quinielas de la candidatura del PP en Andalucía. Lo de las quinielas suena a lo que es. Y no tanto porque no se sepa quién será el candidato, sino porque desde la apuesta por Zoido y las salidas de tono de éste, en el PP andaluz andan bien descolocados, en un desconcierto peor que un día postelectoral autonómico.

Cuando hace un tiempo sonaba el nombre de Zoido entre las quinielas del momento, en el PP había una ilusión inusitada. Habían encontrado a alguien con personalidad, que no estaba quemado ante la opinión pública por elecciones perdidas y gobiernos impopulares (léase Arenas). Zoido sonaba y al final se convirtió en estruendo. Lo presentaron como el mejor dotado para presidir la Junta de Andalucía. Lo presentaron. Pero a Zoido el disfraz le quedaba grande. Tanto que ha venido repitiendo que él se debe a los sevillanos, a los que representa, una vez quemado por el poco encaje con las demandas del pueblo andaluz, así como su apuesta ofensiva contra ciertos intereses ciudadanos que en Madrid quedan muy bien para las empresas de los rascacielos, pero no en el sur.

Otro que tal baila (su carrera electoral la ha hecho a base de bailar sevillanas, con palmeros de primer nivel, que tienen sus propios grupos de sevillanas, y no es coña) es el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, un parlamentario mudo para hablar pero no para cobrar que a base de ensalzar a Huelva a modo de religión (algunos parece que necesitaron que este hombre dejara de hacer fotos y se convirtiera en gurú del onubensismo -una idea pagada y creada por una empresa privada- para amar más a su ciudad, que, por cierto, es la mía) también se ha postulado en un no creyente hacia lo andaluz. Javier Arenas llegó a decir de él que sería “un buen consejero” en la Junta de Andalucía.

Cuando se propuso a la alcaldesa cántabra de Cádiz para presidir Andalucía tampoco se midió ni el contenido ni la forma. Y así le va al PP, improvisando de cuatro en cuatro años.

Las excelentes relaciones que Fátima Báñez se ha forjado a lo largo de los años en Madrid le valieron una plaza en el Gobierno que preside Mariano Rajoy. Muy desesperado tiene que estar el PP andaluz para tirar de una ministra de Empleo en el peor momento del empleo de la historia, autora de la reforma laboral más brutal para con los intereses de los trabajadores, coautora intelectual, pues, de la precariedad laboral, social y económica de España y de Andalucía. Sinceramente, desconozco si Fátima Báñez quiere otro marrón y, sobre todo, abandonar el abrigo de la mesa camilla de su estatus en Madrid.

Lo de Arias Cañete como candidato fue de chiste fácil.

El alcalde de Tomares, secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, es otro de esos que quieren ser presidente. Su talante es perfecto. Perfecto al estilo del PP, de cómo gobierna el PP. Su ayuntamiento habría pagado comidas del PP, combinados en copas de balón, paquetes de tabaco y platos de gambas, según El País; su radio municipal emitía programas de Intereconomía, denunciado por usar medios públicos para manipulación política por el Consejo Audiovisual de Andalucía. Supongo que el registro de la Policía Judicial de hoy jueves 9 de enero en su ayuntamiento, según El Mundo, por denuncias de la Fiscalía contra miembros del PP sevillano será la causa de más de una tila. No obstante, el alcalde ha dado la orden de “total colaboración”: una pérdida de los discos duros, como en Génova, provocarían que la noticia sí tuviera repercusión.

Y otro nombre es el de Carmen Crespo, delegada del Gobierno de Mariano Rajoy en Andalucía. La prensa local de su provincia natal, Almería, la presenta como “mujer” que podría contrarrestar el peso de otra mujer, Susana Díaz. Curiosos son algunos análisis políticos. Lo cierto es que esta mujer de Adra se presenta con este aval político: defiende el derecho a la propiedad frente a la ley antidesahucios andaluza, uno de los pilares fuertes del Gobierno andaluz actual.

El PP tiene un problema en Andalucía: no se trata de candidatos, sino de ideología. El hecho de que sólo ganen (¿convenzan?) en ciertas áreas urbanas, pero no en el conjunto de la comunidad, ¿puede ser uno de los motivos para que, a pesar de su lucha electoral por gobernar Andalucía, crean, como Aguirre, que sobran las autonomías? No olvidemos que la construcción autonómica le es ajena.

Foto de El Mundo
Foto de El Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s