La viña del Señor. Artículo en Nueva Tribuna, de Público

Artículo en Nueva Tribuna, Público, publicado el 26 de septiembre de 2015
nt_new_logo
Autor: Ígor R. Iglesias

Camino uno por la vida y encuentra a políticos y empresarios que se perfuman en incienso y se persignan públicamente en actos religiosos que guardan formas de otros tiempos (crueles, sin duda), sin la luz y la claridad y la alegría que se percibe en los libros que dan cuenta de Jesús de Nazaret.

Antonio Machado fue claro en esta cuestión, sobre la preferencia entre la palabra y los actos de Jesús, de un lado, o la fetichización de su figura, especialmente en su muerte (a manos de gentes que son un calco de estos que aquí señalo y critico), de otro: “¡Oh, no eres tú mi cantar! ¡No puedo cantar, ni quiero, a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en la mar!”. Aquí, no obstante, lo que más nos importa es lo que hacen antes y después esos políticos y empresarios (y sus palmeros, trabajadores o no) que tantos golpes de pecho se dan al persignarse mientras literalmente joden la vida al prójimo.

Uno camino por la vida y se encuentra a esos cristianos políticos y empresarios que te dicen: “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César; no hay que mezclar las creencias con la política”, tergiversando Lucas 20:20-26 (que, en verdad, habla de ellos), como si tal máxima no fuese un postulado ideológico. Y así limpian -embarran, más bien- su conciencia, pecando (pervirtiendo las instituciones políticas, provocando o contribuyendo a provocar daño al pueblo, a la gente, a las personas -también a la naturaleza-) de lunes a viernes y purgando sus culpas ni siquiera una vez por semana; si acaso, al año, o ni eso. Pero es ahí cuando, ateo o no, hay que traerles a la cara a Marcos 10:42-45 (también en Mateo 20:24-28 y Lucas 22:24-27):

10:42 Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que aquellos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad.

10:43 Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;

10:44 y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos.

10:45 Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Cristianos (cristiandinos, más bien, de Cristiandad) que no leen ni saben lo que Jesús dijo… ¡Y que se lo tenga que decir un ateo! Posiblemente porque ciertos discípulos andan preocupados por cuestiones muy terrenales. He aquí, ya no las palmas, sino la guitarra o el cajón para esta fiestuki neoliberal en la viña del Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s